Energía cósmica, sanación y fraude

Gerardo Herrera Corral

Hace ya varios años que algunos colegas investigadores me alertaron sobre la circulación en Italia de un video seudocientífico en el que aparezco. El mismo video fue después traducido al español y aún se le puede ver en YouTube. Ahí se expone un nuevo método de sanación que hace uso de técnicas poco convencionales para curar cualquier mal. En él aparezco yo, fuera de contexto, explicando la existencia de la radiación cósmica. Mi participación en el video no fue autorizada por mí, pero es utilizada para validar lo que ahí se promueve como método IRECA (Instituto de Investigación sobre la Energía Cósmica Aplicada, por sus siglas en italiano). De esa manera la organización Life Quality Project hace uso fraudulento de mi imagen y mi exposición sobre los rayos cósmicos, para mostrar al público una visión seudocientífica de las cosas.  Según esto, tenemos centros de asimilación de energía cósmica en nuestro cuerpo, y a través de las palmas de la mano del curador, un haz de electrones sale para hacer el milagro de armonizar nuestro ser liberándonos de las enfermedades.

Life Quality Project es el nombre de la organización que promueve varias maneras de mejorar la vida de las personas a través del uso de seudomedicina, de productos milagro, de cursos místicos para acceder a la “vía”, etc.   Esta empresa parece estar dirigida por un italiano que hace su agosto aun en septiembre y el resto del año. La organización está presente en muchos países y es visiblemente exitosa porque ahora se pueden encontrar muchos videos promocionales.

He intentado en varias ocasiones denunciar el video sin éxito. No es posible comentar en él y no es posible retirarlo: Youtube defiende sus materiales. Las reiteradas quejas quedan sin respuesta a pesar de que el portal promete una reacción en 24 horas.

No sólo YouTube permite tales abusos, hasta ahora ningún gobierno ha prohibido esta organización. Algunos la han calificado de ser una secta porque sus procedimientos recurren a la manipulación emocional de las personas, es controlada de manera central por el fundador y sus más cercanos colaboradores.  Al líder espiritual se lo reconoce como “Maestro” y se presenta como un ser carismático cuya visión y misión es la del guía espiritual.

El uso indebido de mi imagen, mi voz y mi exposición de la radiación cósmica fuera de contexto desafortunadamente no es la única acción indebida de la nueva religión. En internet se puede encontrar más sobre la manera como esta organización opera.

Ojalá que un día, la Secretaria de Gobernación o alguna de sus Subsecretarias atienda este insidioso aspecto de la vida social en nuestro país.

Como decía Mario Bunge: “La seudociencia es peligrosa porque contamina la cultura y, cuando concierne a la salud, la economía o la política, pone en peligro la vida, la libertad o la paz”.

 

* Investigador del Cinvestav

gherrera@fis.cinvestav.mx

 

Imprimir

Comentarios