En CDMX, ni persecución ni venganzas: Rosa Icela | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 05 de Septiembre, 2018

En CDMX, ni persecución ni venganzas: Rosa Icela

Rosa Icela Rodríguez, próxima Secretaria de Gobierno de la administración de Claudia Sheinbaum. Dice que la ciudadanía pide que no haya tantos pillos sueltos, que se necesita mejorar la estructura social. Adelanta que habrá pacificación en la capital del país y “de ninguna manera militarización ni amnistía”

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

"No es tiempo de grillas y politiquerías, la gente quiere que resolvamos los temas de seguridad, movilidad y falta de agua…

Hay que hacer las cosas, porque la voz del pueblo es la voz de Dios y no hay que jugarle al vivo, ¡vamos a trabajar!”.

En la sala de juntas de su oficina de la colonia El Prado, Rosa Icela Rodríguez, próxima secretaria de Gobierno, recibe a Crónica.

Nos cuenta que a partir del 5 de diciembre, en la Ciudad de México, “ni persecución ni venganzas… Sólo déjennos trabajar”.

Dice que la ciudadanía pide que no haya tantos pillos sueltos, que se necesita mejorar la estructura social.

Y adelanta que habrá pacificación en la capital del país y “de ninguna manera militarización”.

La segunda al mando de la próxima administración advierte que “si no estamos en la línea de trabajo con honestidad y austeridad, no cabemos ahí (en el Gobierno de Sheinbaum)”.

—¿Cómo están recibiendo el gobierno de la ciudad?

—Como encargada de la Comisión Receptora de Transición hemos recibido buena atención de todas las instancias del gobierno del doctor José Ramón Amieva; excepto de la Subsecretaría de Capital Humano: no ha dado la información completa en tiempo y forma; de ahí, todos los demás secretarios, empezando por el Jefe de Gobierno, el Secretario de Gobierno… Todos nos han tratado muy bien, respetuosos e institucionales, menos en la Subsecretaría de Capital Humano.

—¿A qué se debe?

—Desconocemos. No sabemos cuál es la estrategia que ellos tengan para la entrega-recepción, pero hay un acuerdo, hay una instrucción y más bien habrá que esperar qué cosa sucede.

—¿Será difícil ser la mano derecha de Claudia Sheinbaum?

—Mira, yo soy una persona que siempre está en la colaboración y procuro ponerme a las órdenes de las necesidades del trabajo, sin medir horarios… Es hasta que las fuerzas te alcancen…

Creemos que tenemos la experiencia, digo no es un trabajo fácil ser colaboradora de Claudia Sheinbaum, pero he trabajado 20 años en el Gobierno, ya estuve en la Secretaría de Gobierno, estuve en una dirección general con el licenciado Andrés Manuel López Obrador y el licenciado Encinas, entonces, se necesita experiencia, capacidad y también la confianza de la Jefa de Gobierno para poder hacer las tareas y sobre todo lo que se necesita es un buen equipo y también el conocimiento de la Constitución de la CDMX para hacer el trabajo de acuerdo con el librito.

Podemos hacer un buen trabajo, será muy intenso, pero a diferencia de otros gobiernos ahora está la Presidencia de la Republica, está el Congreso de la Unión, con la Cámara de Diputados y de Senadores, el Congreso local y 11 de 16 delegaciones. El gobierno tiene un solo partido y eso ayudará a ponernos más rápido de acuerdo en cuáles son las prioridades y proyectos que tendrá el gobierno general y la propia secretaría en particular.

Seremos amables e intermediarios entre el gobierno y la sociedad, en la atención inmediata de los problemas con equipos que están recibiendo capacitación, que ya están haciendo programas y planes para poder salir el 5 de diciembre ya muy preparados y precisamente para tomar posesión de los puestos en que han sido nombrados.

—Conoce muy bien la Ciudad de México, ¿qué aqueja a los capitalinos?

—El primer tema es la seguridad y el segundo la movilidad. Son dos problemas, a los que se les va a dedicar muchos días de trabajo y nos vamos a meter a fondo y vamos a hacer lo posible por poner toda nuestra capacidad, entrega y tiempo para resolverlos.

Si se requiere que haya un tránsito en la ciudad, es donde vamos a intervenir y si se requiere que todas las mañanas nos reunamos desde las seis de la mañana para saber cuál es el estado en que se encuentra la ciudad en materia de seguridad, también vamos a estar ahí, viendo las cosas.

Estaremos hablando con las personas, con los grupos sociales y los partidos para que se nos permita sacar adelante las obras de infraestructura y los programas necesarios.

Si nos piden una obra para apoyar el mejoramiento de la infraestructura, drenaje o lo que sea, nosotros estaremos hablando con los vecinos para que nos permitan sacar adelante las obras que son en beneficio de ellos mismos.

—¿Qué es lo que hay que solucionar?

—La seguridad, el agua y, en algunas colonias, el tema de las largas horas que pasa un capitalino para llegar a su trabajo desde su hogar y el hecho de que tengamos que detener esta ola de asaltos que ocurren todo el día, necesitamos ese cambio y que no haya delincuentes sueltos, que estén tras las rejas.

La ciudadanía pide que no haya tantos pillos sueltos; entonces necesitamos mejorar la estructura social y, por nuestra parte, dar la confianza a los servidores públicos, a los trabajadores de la ciudad y a las personas, de que se van a respetar sus derechos.

No será el 5 de diciembre luego, luego, pero a partir de ese día vamos a ir poniendo en marcha las diferentes secretarías para muchos de los problemas que existen.

—¿Hay mucho qué resolver, el gobierno actual les deja muchas cosas pendientes?

— Hay una cuestión que pasa en todos los gobiernos, la problemática de la inseguridad es una demanda urgente, hay que resolverla, nos va a quitar mucho tiempo, pero a la vez, las diferentes dependencias tienen que ver el problema del agua, el rezago de la vivienda, de la construcción, de la infraestructura social, cómo están las escuelas después del sismo, toda la reconstrucción.

Entonces si me preguntaran ¿cuál es el problema? Es la inseguridad, quieren tranquilidad las personas para poder vivir en la ciudad, ése es un problema.

Otro tema es el empleo, estaremos pendientes; incluso la doctora (Sheinbaum) dará a conocer, más adelante, el programa real.

—Es experta en el tema de seguridad, ¿habrá militarización en la Ciudad de México?

—De ninguna manera, nosotros vamos a poder sin la militarización de las calles, ya lo ha dicho Claudia Sheinbaum y nosotros estamos de acuerdo: el caso de la Ciudad de México se puede resolver atendiéndolo de fondo y dedicándole tiempo al mejoramiento de la infraestructura y de vigilancia, al mejoramiento y atención de la policía capitalina; sobre todo poniendo gente honesta que no tenga un problema de corrupción, dedicarle más recursos y atención a los problemas del personal de la Policía, pero no a la militarización; creo que también hace falta tener un vínculo más estrecho con la sociedad.

Creo que en el gobierno la mayoría de los oficiales es gente honesta, gente que puede rescatarse; unos cuantos son los que echan a perder a las corporaciones, pero la mayoría de la Policía tiene ganas de entregarse al trabajo y tiene ganas de combatir a la delincuencia; ahora que tomemos cartas en el asunto con el próximo secretario de Seguridad Pública, vamos a hacer un buen trabajo, ya lo hicimos y lo podemos volver a hacer, pero con el apoyo de todos, apoyándonos unos a otros para llevar a cabo los planes en beneficio de la gente, porque si ponemos por encima de todo el beneficio de la gente, vamos a dar buenos resultados.

—¿Habrá asesorías cómo las de Rudolph Giuliani?

—No lo creo, pero lo que sí haremos es oír todas las experiencias que hay en otras grandes ciudades; sí vamos a escuchar, no veo que se vaya a colaborar en un esquema de algún tipo de asesorías y observaremos qué se hace en otras ciudades, entonces, pues no hay que echar por la borda buenas experiencias donde hubo un control en la inseguridad y tienen buenos resultados.

—¿Habrá amnistía en la Ciudad de México?

—A mí no me gusta esa palabra, pero en la Ciudad de México sí habrá una pacificación; nosotros no queremos una guerra, sí a la pacificación pero no a la impunidad. No habrá impunidad, nosotros estamos en la misma línea de López Obrador, en la que no estamos buscando venganzas, pero sí queremos que nos dejen trabajar; nosotros no estamos buscando problemas con nadie, no queremos venganza ni perder el tiempo en grillas…

No queremos que las personas nos tengan miedo o algo por el estilo, lo que sí les decimos es que venimos a trabajar y los que quieran trabajar, bienvenidos, y los que no, pues no trabajen, no vamos a obligar a nadie, al mismo tiempo no habrá impunidad, nosotros no vamos a proteger a nadie ni vamos a cubrir a nadie, ni nada por el estilo, no venimos en el ánimo de perseguir a nadie, no estamos en un ánimo persecutorio, no habrá persecución política ni social, ni de nada, no estamos buscando alguna situación así, la gente está pidiendo justicia y vamos a ir por ese camino, de la justicia, y no por el de la impunidad.

—¿Los capitalinos se deben preocupar por el narcotráfico, o seguirán con la idea de que está de paso?

—Es un hecho que existe el narcomenudeo en muchas colonias; yo no soy la especialista en el tema, pero las quejas que llegan alrededor del caso del narcotráfico son muy fuertes, pero muchas de las problemáticas que existen se deben acabar, se tienen que atacar y debemos ir mostrando resultados, pues no nada más es un tema de policías y delincuentes, también es un tema de prevención de las adicciones, de prevención del delito, a fin de atacar desde el punto de vista social los problemas alrededor del tema de los jóvenes.

—La secretaria de Gobierno tendrá mucho trabajo, es la columna vertebral.

—No, lo que pienso es que la columna vertebral del gobierno no es la secretaria de Gobierno, pienso que la columna vertebral es la Jefa de Gobierno; entonces, si tenemos una Jefa de Gobierno; ejemplar, inteligente, aplicada, lo único que nos queda a los servidores públicos es seguir su ejemplo; ella es muy trabajadora exigente y trabaja desde la mañana hasta la noche, y si ella está dedicada durante muchas horas, porque los fines de semana también nos cita, no nos queda otra cosa que seguir su ejemplo. Teniendo una columna vertebral como lo es la Jefa de Gobierno electa por millones de personas, lo único que nos queda a los servidores públicos es alinearse, si no estamos en la línea de trabajo con honestidad y austeridad no cabemos ahí, ella ya nos dijo cómo va a trabajar, ya todos sabemos a qué vamos con esta nueva administración, tenemos que tratar muy bien a los ciudadanos, dar la información… transparencia y eso es un significado de sensibilidad para atender a la gente.

Vamos a trabajar de la mano con el gobierno federal en acuerdo, vamos a trabajar con los gobiernos de los estados vecinos y otros más, a tener buena relación con ellos, con la Asamblea Legislativa, en un trato de respeto con las alcaldías, y muy institucional en la atención de los problemas que nos planteen y lo que nosotros vayamos teniendo; consideramos que vamos a salir adelante y a entregar buenas cuentas.

—Su equipo ¿lo eligió usted o se lo impusieron?

—Fue nombrado por la Jefa de Gobierno, pero yo estoy de acuerdo. Estoy completamente de acuerdo con todos los compañeros nombrados y todos van a tener mi respaldo y espero tener su respaldo para el trabajo. Todos son gente de primera, tienen experiencia; no van a tener un tema de tiempo para aprender, ya saben lo que es el gobierno y vamos a tener buenos resultados y no tengo ningún comentario negativo para ninguno, a todos los conozco y todos me conocen.

—¿Hay diferencia entre un gobierno perredista y uno morenista?

—Mire, no quisiera referirme tanto a partidos, yo creo que más bien como no he sido militantes activa de ningún partido, he estado al margen de los gobiernos y sus partidos. En toda mi carrera profesional, ¿me ha visto levantar la mano en el PRD o en Morena para acceder a ser consejera? Nada, no milito, pero sí simpatizo con la causa de López Obrador, toda la vida, y de una forma u otra he seguido sus pasos desde que era reportera y estaba asignada en la fuente.

—¿No la veremos haciendo grilla?

—Pues ustedes me ven, nunca me levanto para hacerle daño a nadie, eso no me gusta, lo que me gusta mucho es resolver los problemas de la gente; las personas deben entender que estamos en otro contexto, es diferente a lo que sucede hoy, vamos a tener la Presidencia, el Congreso, todo, y debe haber colaboración entre nosotros, no nos queda de otra y si pensamos en la población, quieren que les resuelvan sus problemas hoy, que a partir del primero de diciembre; y nosotros el 5, ya les resolvamos las cosas, y la demanda es alta, igual que la expectativa, nos debemos poner a trabajar y resolver, ése es mi tema…

La gente no votó por las grillas ni la politiquería, eso ya no lo quiere; la gente quiere que se trabaje, que se resuelvan los temas de seguridad, movilidad, falta de agua y hay que hacer las cosas, porque la voz del pueblo es la voz de Dios; no hay que jugarle al vivo, vamos a trabajar.

Y me ayuda que no quiero la ambición de ser delegada o ser diputada, a mí me ayuda eso, no peleo por territorios, yo estoy fuera de eso, no estoy en un grupo político, yo le sirvo a Claudia Sheinbaum, ella es mi jefa, no a un grupo tercero; y sin embargo puedo convivir con ellos y los respeto.

—¿Qué pasará con las marchas?.

—Hace 18 años por seis años me encargaba de atender marchas, bloqueos, plantones quejas, todo, en el Palacio (de Ayuntamiento) por seis años, teníamos una forma de hacerlo. Lo vamos a hacer otra vez y haremos la petición a las distintas estancias políticas, locales, federales y delegacionales que atiendan a las personas que salgan a hacer marchas y bloqueos, que las atiendan en mesas para evitar la problemática. Algunas no vamos a poder evitar, por ejemplo, el 11 de diciembre, pero es otro tipo de fecha; pero hay otras que nosotros, con atención personalizada a esos grupos sociales, las vamos a poder atender, un protocolo, y lo importante es que tengamos la reglas: que no se puedan bloquear vías principales, vamos a ver cómo le hacemos para que las personas puedan manifestarse y está la discusión entre libertad de tránsito y de expresión, entonces le apostamos a ambas.

No queremos que alguien le niegue la posibilidad de que en un parque público no puedan tener un mitin, eso no queremos, queremos libertad de expresión, queremos que no se niegue a la oposición la posibilidad de hacer política en las calles, no queremos que nos traten como a nosotros nos trataron, nosotros sí queremos libertad de expresión y no queremos persecución política.

 

Imprimir