Morena negó licencia a Velasco, luego le dio el sí... ya es gobernador | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 04 de Septiembre, 2018

Morena negó licencia a Velasco, luego le dio el sí... ya es gobernador

A mediodía había negado el permiso y cuatro horas más tarde el Senado repuso la votación para que el mandatario regrese a Chiapas a terminar su periodo, para el que fue electo

Morena negó licencia a Velasco, luego le dio el sí... ya es gobernador    | La Crónica de Hoy

Aunque a mediodía había negado licencia a Manuel Velasco para volver como gobernador de  Chiapas, tan sólo cuatro horas más tarde, el Senado reculó y repuso la votación para que, con 82 votos a favor, 31 en contra y cuatro abstenciones, al final siempre sí accediera a concederle el permiso para que regrese a terminar el mandato al frente de su estado, que concluye  este 8 de diciembre.

Ello luego de un intenso cabildeo con los otros 7 coordinadores parlamentarios, donde Velasco Coello junto con el coordinador del PRI, Miguel Ángel Osorio Chong lograra convencer a la mayoría de Morena para que diera marcha atrás a la negativa que le había recetado a mediodía, cuando junto con el PAN, los morenistas rechazaron la licencia del senador del PVEM para que regresara a su estado a gobernar.

Fue Osorio Chong quien abogó ante la Mesa Directiva para reponer la votación del pleno a fin de autorizar licencia a Velasco Coello. El exsecretario de gobernación argumentó que es un derecho que, al parecer, desconocían los nuevos legisladores y por eso votaron en contra, en un principio.

“Esta reforma es un traje a la medida para que una misma persona pueda ocupar a la vez dos cargos de elección popular y que en un hecho inédito pueda reunir en una sola persona el cargo de gobernador constitucional y sustituto de sí mismo, violentando el espíritu del Constituyente Permanente”, acusó la panista Xóchitl Gálvez.

La solicitud de licencia al senador Manuel Velasco para separarse de su cargo  y regresar a la gubernatura de Chiapas a terminar su mandato duró unas cuatro horas; puso en jaque a los noveles senadores de Morena; muchos de ellos evidenciaron su inexperiencia y provocaron la primera confrontación entre ese partido y el PAN en el Senado de la República pues intercambiaron descalificaciones, ironías y acusaciones del blanquiazul hacia los morenistas de ensuciar la imagen y prestigio de la Cámara alta.

“No soy el primero ni el último en pedir licencia…”, intentaba defenderse desde su lugar Manuel Velasco.

Sin embargo la moneda estaba echada y los senadores, sobre todo del PAN, no daban tregua a la maniobra del chiapaneco, que  acusaban de tramposa.

“Si de algo está cansada la gente es de simulaciones, nadie está regateando su derecho a la licencia, eso lo puede hacer si quiere todos los días pero no dos veces en el mismo día; no hay que dejar de lado la dignidad, ¿es otro caso, otro asunto? No, ¿verdad? Yo respeto a quienes quieren pensar así, pero yo no me engaño a mí mismo”, atizó el senador del PAN, Gustavo Madero.

El coordinador de Morena, Ricardo Monreal exigía que no erigieran en un tribunal de conciencia y criticaba que no recordaba que se hubiera negado la licencia a ningún legislador.

De hecho acusó que en el caso del chiapaneco se trataba de una “asunto político”. “Es un asunto político, sí que lo es…”

El coordinador de los panistas, Damián Zepeda lamentaba que se estuviera enviando “el mensaje a la población de que el Senado violenta los procesos”.

Los senadores panistas cuestionaban la rapidez de la bancada morenista para cambiar de opinión y apoyar la licencia a Velasco cuando apenas unas horas antes habían votado en contra.

“Ellos no reciben línea de nadie, ni ahorita ni nunca. Ni ahorita ni nunca. En Morena somos libres no nos manejamos como en otras fracciones parlamentarias con disciplinas ciegas o votos preconcebidos”, defendió Monreal.

 

Imprimir