“La emigración es lo que ha constituido al mundo”: Fernández Mallo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 05 de Septiembre, 2018

“La emigración es lo que ha constituido al mundo”: Fernández Mallo

El escritor español presentará su libro Trilogía de la guerra, en el Hay Festival y reflexiona sobre la metaformosis que deben vivir los migrantes y sobre el resto de la historia.

“La emigración es lo que ha constituido al mundo”: Fernández Mallo | La Crónica de Hoy
Píe de Foto: Por su obra, Agustín Fernández Mallo obtuvo el Premio Biblioteca Breve 2018.

"La red social más grande que existe y ha existido no es la red internauta sino la red que nos une a los vivos y a los muertos", comenta en entrevista Agustín Fernández Mallo (Coruña, 1967) a propósito de su novela Trilogía de la guerra, la cual escribió a partir de su estancia en la Isla San Simón, Galicia, que durante la Guerra Civil Española fue un campo de concentración en donde estuvieron recluidas más de mil 800 personas.

El autor español que participará en el Hay Festival Querétaro 2018, también platica sobre la metamorfosis que deben vivir los migrantes y reflexiona sobre el rescate de la historia.

“En San Simón pensé la idea de que los muertos nunca están muertos del todo y de que los vivos tampoco estamos vivos del todo. Habitamos una interzona juntos, por eso vuelven y nos interesa tanto la historia y el pasado porque son cosas que están vivas”, destaca.

—¿Todos tenemos algo de arqueólogos?

—Hay dos maneras de ser arqueólogos. Una es la que no comparto: la idea de pensar que cualquier tiempo pasado es mejor y que cuando hacemos arqueología lo que hacemos es encontrar objetos para llorar un pasado. Eso no ayuda a construir un presente.

“Me interesa la arqueología de tiempo inverso. Es decir, cuando alguien encuentra una mandíbula de un Neandertal me interesa porque llega hoy a mi presente para construir mi identidad, para informarme cómo soy yo. Eso opera en cualquier objeto, por ejemplo, una fotografía yo no la uso para llorar la pérdida del amado que se fue; esa foto viene al presente para lanzarme a acciones de mi futuro”, responde.

En la novela editada por Seix Barral, Fernández Mallo cuenta tres historias: la visita de un escritor a San Simón; la vida de Kurt, el cuarto astronauta que pisó la Luna pero que nadie conoce porque no aparece en las fotos del momento y el intento de una mujer por correr a pie la costa de Normandía.

En dos de esas historias aparece la fotografía. En el primer caso, el protagonista toma fotos específicas del campo de concentración basándose en las fotografías hechas y publicadas en 1937 en el libro Aillados, sobre ese mismo sitio.  En el segundo caso, Kurt fue la persona que tomó la foto de los astronautas en la Luna y por eso no aparece en ningún registro gráfico.

“Incluí fotografías porque me parecía que la historia se explicaba mejor con imagen que con palabras. Cuando veías la foto en blanco y negro en 1937 de San Simón en el libro Aillados y luego mirabas la tuya, me entró el vértigo de la historia porque hay un hueco infinito entre esas dos fotos y buscas dar un paso pero no puedes. Entonces, como escritor, lo que haces es crear una historia para llenar ese vacío”, señala.

En la historia de Kurt, el autor ganador del Premio Biblioteca Breve pone en duda la construcción de la historia.

“Se abre una puerta a la idea de que quien cuenta la historia ¿está dentro o fuera de la historia?, ¿es una historia objetiva o subjetiva? Es una reflexión que me interesaba mucho, suena absurdo que Kurt no sale en las fotografías porque él las tomó, pero tiene una lógica aplastante”, expresa.

—¿Ésa es la magia de los relatos?

—La magia de la literatura es cómo algo que no lo demuestras, nunca es creíble. Cómo algo que a nosotros nos parece absurdo, el otro construye un mundo lógico. Eso es la magia del relato, el encantamiento de un relato que yo te pueda seducir con algo sin que me preguntas si es verosímil o no.

—¿Por qué revive al poeta Federico García Lorca y a Dalí?

—La poesía de García Lorca no me había interesado mucho y me gustó desviar la lectura de Poeta en Nueva York como un relato fantástico. Si García Lorca en su poema de La Aurora en vez de poner “la aurora de Nueva York tiene cuatro columnas de cieno” hubiera dicho dos columnas, hubiera predicho el 11S. Quise utilizar como relatos alternativos la poesía de Lorca.

“Dalí siempre me ha interesado. Fue un artista total, fue un genio del siglo XX que usaba todas las artes. Ponerlos a ambos a dialogar como fantasmas en la verja de Central Park me pareció un momento mágico”, responde.

EMIGRACIÓN. Un tema que aparece en la novela Trilogía de la guerra es la migración y una consecuencia de este fenómeno social aparece la metamorfosis.

“La migración me preocupa. En el tercer libro está una mujer que camina por Normandía y vuelve el tema de migrantes porque en los hoteles ve las noticias de cómo llegan los sirios huyendo de la guerra y mueren en las puertas de Europa porque no los dejamos entrar”, señala el autor.

Al respecto, Fernández Mallo comenta que en su libro se repite un verso del poeta Carlos Oroza: es un error dar por hecho lo que fue contemplado.

“Es un error dar por no existente aquello que es verdad: los migrantes. En Europa vivimos en una especie de Disneylandia, no le pasa nada a la gente si sale de noche a la calle; pero habíamos olvidado que más allá de Europa hay una serie de gente que se estaba muriendo y llama a nuestras puertas”.

Ese tema, añade, se enlaza con una metáfora que escribe en el primer libro sobre África. “África se quema y nunca puede parar el fuego. Si viéramos los movimientos migratorios que hay en Europa, veríamos que es una especie de fuego de masa humana que no va a parar”.

—¿La pérdida de desarraigo es sinónimo de fortaleza?

—El que emigra es el fuerte porque debe reconvertirse, entrar en una metamorfosis y esa idea está en todo el libro.

“En la segunda historia, Mickey Mouse ha crecido y ahora es una vaca que es un verso de David Bowie, es la idea de que cuando acaba la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos se transforma en un monstruo y termina en una vaca que es Donald Trump. Es decir, es una vaca que vino de un Mickey Mouse”.

En opinión de Fernández Mallo, la metamorfosis vital por definición es aquella que saca a las personas de sus raíces y la hace ir a otros lados. “Lo cual no me parece tan malo porque la emigración es lo que ha constituido al mundo”.

 

Píe de Foto: Por su obra, Agustín Fernández Mallo obtuvo el Premio Biblioteca Breve 2018.

Imprimir