La prevención será prioridad; se “harán públicos Atlas de riesgo”: Myriam Urzúa | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 07 de Septiembre, 2018

La prevención será prioridad; se “harán públicos Atlas de riesgo”: Myriam Urzúa

Dice que hay una mala planeación urbana de la capital del país, una violación exagerada a los reglamentos de construcción, así como un aumento de la corrupción en temas de protección civil. Asegura que es más importante prevenir que los edificios se caigan, que capacitar a la gente para atender emergencias.

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

Myriam Urzúa Venegas, quien será la próxima titular del Centro Integral de Atención y Gestión de Riesgos, actualmente Protección Civil, aseguró que las prioridades en la administración de Claudia Sheinbaum serán generar una política de prevención y preparar a la capital para enfrentar cualquier tipo de desastre o contingencia.

“El tema no sólo se refiere a tomar una decisión y atender las emergencias, ojo, no quiere decir que dejemos de lado la atención a cualquier tipo de emergencia que se presente, más bien lo que queremos es prevenir y eso se hace con estudios y conocimiento del entorno y subsuelo”, señaló.

En entrevista con Crónica, la especialista en temas de gestión urbana, ambiental y de protección civil adelantó que uno de los compromisos será crear un Plan de Emergencia Global para la Ciudad de México, que especifique cómo tendrá que actuar el gobierno y el ciudadano.

Además, dijo, se tendrán que transparentar los Atlas de Riesgo para que las personas puedan informarse sobre el tipo de suelo en donde están viviendo.

“Hay muchos puntos importantes en el tema y los más importantes refieren a generar un buen ordenamiento territorial, acabar con la corrupción inmobiliaria, enseñarle a la gente cómo actuar ante cualquier desastre y realizar comités vecinales de riesgo para saber actuar”, comentó.

—¿Por qué quitar el nombre de Protección Civil y dejarlo como un Centro Integral de Atención de Riesgos?—se le preguntó.

—Queremos una transformación de la Secretaría de Protección Civil a un Centro Integral de Gestión de Riesgos; qué quiere decir: que hay una voluntad política y hay una decisión de cambiar el paradigma en no sólo trabajar para la emergencia, sino trabajar para la prevención.

Vamos a dejar de lado los temas de emergencia porque siempre va a haber, la idea es que verdaderamente empecemos a trabajar sobre la prevención y esto significa tener los estudios necesarios para conocer lo que pasa en esta ciudad, desde el subsuelo hasta arriba.

Significa tener atlas de riesgo completos, atlas de riesgo dinámicos. Vamos a analizar todas las amenazas y peligros naturales, pero también a analizar las vulnerabilidades sociales, ambientales, económicas e institucionales que se dan sobre el territorio.

Este análisis, tanto de las amenazas naturales como de las vulnerabilidades, nos permite saber cuál es el riesgo en el que se encuentra la ciudad.

Tenemos que saber lo que realmente pasa en temas de riesgos, porque en una ciudad vulnerable no solamente los riesgos en la capital se han ido incrementado año con año, sino que los costos de los desastres cada vez son mayores y se han incrementado por los fenómenos geológicos que hay o de los fenómenos de origen natural o los fenómenos antrópicos, que son en donde un hombre tiene que ver con un incendio o algún descuido.

El problema que radica en la capital, además de los fenómenos, es la falta de un ordenamiento territorial adecuado, ahí está la base y la clave.

Ha habido una mala planeación urbana, ha habido una falta creciente de observancia de los reglamentos de construcción y, por qué no decirlo, ha habido un aumento creciente en la corrupción de estos temas, cosa que la doctora Sheinbaum quiere identificar, evitar y liquidar.

Hemos preparado a mucha gente en la emergencia: hay rescatistas, topos, voluntarios, organizaciones civiles; todos quieren apoyar y estar en ese momento, pero la idea es evitar los daños, evitar la caída de edificios, evitar no solamente los daños del acervo de la Ciudad y el patrimonio, sino que también evitar las pérdidas económicas que se producen a consecuencia de los desastres.

Porque todo eso implica una afectación directa al Producto Interno Bruto de la ciudad y del país.

—¿Cómo trabajará la Gestión de Riesgos?

—Nosotros la vemos como algo social, profundamente social y también es un tema transversal; no es tanto un tema sectorial y además la gestión de riesgos está profundamente vinculada con la construcción del desarrollo sustentable y la construcción de una ciudad segura, alerta, preparada, resiliente… que es la que queremos construir.

—¿La prioridad será generar una prevención a lo largo y ancho de la capital?

—Lo principal es generar políticas de prevención, generar políticas públicas de prevención como en el sector público, en el sector privado y social.

Nosotros tenemos que generar protocolos de actuación para la gente, protocolos de actuación para cada uno de los sectores, cada miembro de esta sociedad cada ciudadano debe saber qué debe hacer en caso de un evento extremo.

Deben tener conciencia de que tiene un rol como ciudadano, en un evento extremo, generalmente lo que ha pasado es que la gente se inmoviliza y otros salen a ayudar; pero la mayoría se inmoviliza porque no sabe qué hacer, cómo ayudar, no sabe el papel que le corresponde dentro de su calle, colonia, delegación.

Yo creo que ése es el papel que nos corresponde, es decir, preparar a la gente a que tome conciencia del riesgo y vulnerabilidad a la cual se enfrenta, debemos hacer conciencia de que su papel es importante para la sociedad y la verdad es que la idea de la doctora es que nuestra acción, nuestro trabajo esté dirigido a la población y se trabaje con la población y salir a la calle, hablar con todos, escuchar.

Además queremos generar un comité de riesgos a nivel de colonia de tal manera que haya una organización.

También vamos a hacer un Plan de Emergencia Global para toda la Ciudad, donde, desde la Jefa de Gobierno hasta el último ciudadano, sepan qué es lo que tienen que hacer. No es un tema fácil y no es un tema que se resuelva de un día para el otro.

—¿Cuáles serán los mayores retos con toda la planeación que tiene en puerta?

—Éste es un reto, primero porque es una mujer la que asumirá este tema como secretaria en un principio de Protección Civil y Gestión de riesgos, ya quizá el primero de enero cambiemos al Centro Integral.

Yo digo que es un reto enorme pero convocante. La gente se siente convocada cuando entiende que esto es algo que va en beneficio de ellos y en beneficio de su propia seguridad y de su familia.

Lo otro es que es un reto muy cautivador porque nos permite cambiar de raíz, las bases sobre las cuales estaba trabajando y de alguna manera dar un salto tecnológico en estos de temas de atlas de riesgo, sistema de alerta temprana o de sistemas en aplicaciones que debemos usar para que todos sepan lo que está pasando.

Queremos crear y construir los caminos hacia una ciudad segura, eso es lo que nosotros queremos.

—¿El proyecto planeado es para preparar a la ciudadanía sólo para un sismo o para cualquier tipo de desastre?

—Preparar a la gente en eventos extremos, pero también trabajar sobre el tema de las normativas y reglamentaciones para que verdaderamente se construyan nuestras viviendas de forma segura.

Para que los ciudadanos tengan la certeza de que donde viven, donde los hijos van al colegio o donde se va a trabajar son zonas seguras.

Lo otro es hacer transparente la información porque esa es otra cuestión importante en nuestro quehacer: tenemos que ser transparentes, los Atlas de riesgo van a ser transparentes.

La gente tiene que saber, cuando compre una vivienda, informarse del tipo de suelo en el cual se construyó y tomar la decisión de si la compra o no. Actualmente no sabes en qué estado se encuentra el inmueble.

Debemos crear un centro que se dedique fundamentalmente a la prevención sin descuidar las tareas de emergencia: un centro que use la tecnología para mejorar las condiciones de información sobre lo que pase en la ciudad, un centro que permita transparencia a los ciudadanos para conocer el lugar donde viven.

—¿Cuánto tardarán en tener los Atlas de riesgo, el plan de emergencia global?

—La doctora Claudia Sheinbaum, quiere que se tenga todo en el primer año y vamos a hacer un gran esfuerzo.

Los protocolos de actuación son continuos, vinculación con sectores público y social son continuos y con especialistas.

Los planes de emergencia también deberán irse mejorando con las pruebas de las funciones.

Se necesita toda la información de barrancas, zonas vulnerables, zonas de peligro y necesitamos toda la información conjunta porque ahorita hay miles de estudios y necesitamos un acervo de todo lo que pasa en la Ciudad de México.

De ahí ya se puede partir, de la utilización de cada uno, y generar los convenios con la academia, porque se debe aprovechar lo que se hace dentro de ese sector.

Aquí es importante que no se olviden los sismos y cómo actuar, porque después de tres meses el tema bajó y bajó a nivel de conciencia.

No puede simplemente dejarse atrás, se debe tener presente en todo momento para estar alertas, para actuar con cuidado y con seguridad. Hay que aprender a ser preventivos en nuestra casa y tener programas de evacuación en los edificios para saber en qué puntos encontrarse con los familiares. Debe haber un programa de crisis.

 

Foto: Cortesía Daniel Sánchez.

Imprimir