Negocios

No habrá TLC si EU mantiene las “agresiones arancelarias”: Guajardo

Antes de firmar un pacto con el gobierno de Donald Trump, se debe resolver “la pendiente batalla comercial” que existe desde que EU impuso aranceles del 25% a las importaciones de acero y del 10% a las de aluminio provenientes de México, señaló.

Píe de Foto: Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, al inaugurar el Foro The Economist 2018.(Foto: EFE).

México no firmará un nuevo acuerdo comercial con Estados Unidos si antes no se resuelven las “agresiones arancelarias” impuestas a las importaciones de acero y aluminio, aseguró Ildefonso Guajardo, secretario de Economía al inaugurar el Foro The Economist 2018.

Durante el evento, que reunió a especialistas en temas de comercio exterior, energéticos y de infraestructura, Guajardo dijo que antes de firmar un pacto con el gobierno de Donald Trump, se debe resolver “la pendiente batalla comercial” que existe desde que Estados Unidos impuso aranceles del 25 por ciento a las importaciones de acero y del diez por ciento a las de aluminio provenientes de México, Canadá y la Unión Europea, por considerarlos de riesgo para la seguridad nacional.

“Sería muy raro que firmáramos un acuerdo de libre comercio, cuando aún tenemos pendiente una batalla comercial. La idea es poner en la mesa un escenario de solución de estas agresiones comerciales antes de la firma”, comentó en entrevista posterior a su participación.

A pesar de que México implementó represalias ante la medida de Trump, imponiendo aranceles a productos provenientes desde Estados Unidos como quesos, manzanas, arándanos, papas, carne de cerdo, whisky, y productos de acero, Guajardo consideró que todavía falta resolver el conflicto con el país vecino.

El Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN) aún no tiene una resolución, pues todavía es incierta la permanencia de Canadá en el pacto comercial; sin embargo, en días previos, Estados Unidos y México llegaron a un acuerdo bilateral de principio, en donde se resolvieron capítulos como el de las reglas de origen en el sector automotriz, las condiciones salariales para los trabajadores que participen en el armado de automóviles y una vigencia del Tratado de 16 años.

Sin embargo, la decisión de Canadá podría cambiar el acuerdo inicial al que llegaron Estados Unidos y México, pues tan sólo en las reglas de origen, tendrían que volver a negociar los porcentajes de participación de la región norteamericana en el armado de los vehículos, con el fin de no perder competitividad a nivel mundial.

Además, la resolución de un acuerdo bilateral comercial entre Estados Unidos y México aún estaría en duda, pues el Congreso estadunidense tendría que aprobarlo, pues sólo se le permitió a Donald Trump la renegociación de un pacto comercial trilateral, es decir, que incluya a Canadá.

Al respecto, Guajardo comentó que si bien existe una “diferencia de opiniones” entre algunos congresistas y el gobierno estadunidense, sobre la creación de un acuerdo bilateral entre México y Estados Unidos, lo cierto es que también existe la posibilidad de que antes de que concluya el año se pueda aprobar esa condición.

“Esta situación tendrá eventualmente que resolverse. Nuestro intercambio comercial a nivel mundial se concentra en más del 80 por ciento con Estados Unidos, la interacción económica con ellos es más relevante que con Canadá sin embargo, hay algunas áreas la aeronáutica o de instrumentos médicos por los cuales nos interesaría que siga siendo un acuerdo trilateral”, explicó. 

Guajardo afirmó que se tienen expectativas positivas de que Canadá y Estados Unidos logren llegar a un acuerdo para la renovación del TLCAN.

 

Píe de Foto: Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, al inaugurar el Foro The Economist 2018.(Foto: EFE).

Imprimir