UNAM: PRD vs. Morena

Juan Manuel Asai

La UNAM ha sido desde siempre una olla de grillos, una olla gigante. No hay que sorprendernos, es parte de su naturaleza. Así como forma médicos forma políticos. Lo malo es que muchos de ellos hacen su trabajo de campo ahí mismo, en calidad de líderes estudiantiles, porros o activistas.

Durante el pasado régimen, lo clásico era que los líderes de la línea institucional terminaran en las filas del Partido Revolucionario Institucional. Los porros eran estudiantes fósiles, con pocas luces, pero fornidos y sin reparos para golpear. Muchos de ellos terminaban como policías judiciales. Los activistas eran los grillos de izquierda, desde comunistas de línea trotskista hasta reformadores. Muchos de ellos, una vez fuera de los planteles, se sumaron al PRD y después a Morena. Varios de los cuadros estelares de Morena, que ahora han tomado por asalto del poder, entre ellos Claudia Sheinbaum, se encariñaron con la grilla en la escuela.

A estos tres grupos hay que añadirle ahora el de los porros, que son delincuentes de poca monta empleados de bandas más grandes y protegidos, se asegura, por integrantes de los equipos se seguridad de la UNAM y por policías.

Los tiempos de la hegemonía del PRI en el campus quedaron atrás hace muchos años. El PRI es prácticamente irrelevante. El partido dominante en la UNAM en los últimos lustros ha sido el PRD. Muchos funcionarios del gobierno capitalino han tenido vasos comunicantes, hablo de poder y dinero, con la casa de estudios. Muchos de los líderes sindicales de la planilla que siempre gana, han sido parte del PRD, que es el mero mero de la grilla en el campus en el último cuarto de siglo.

Pero el PRD, lo sabemos todos, se fracturó y está de capa caída. Es un partido más de la chiquillada. Morena, que salió de una costilla del PRD, es la fuerza política dominante en el país y uno de los principales objetivos es destruir al PRD, dejarlo tirado en la cuneta y arrebatarle sus parcelas de poder. Ya lo hicieron con el Palacio del Ayuntamiento y ahora quieren hacerlo en Ciudad Universitaria. El telón de fondo del actual conflicto es la rivalidad PRD vs Morena que ya tiene un ganador: el partido de López Obrador, que va por un rector a modo y lo tendrá más temprano que tarde. 

En el pasado el PRI hizo esta jugada muchas veces, y Morena, cuyo gurú es el PRI de los setenta, lo hará de nuevo. No sé cómo calificar esto. La UNAM es un enclave de poder que no está en una isla o en una burbuja, sino que actúa en una sociedad con relaciones de poder que la definen. Más pronto que tarde la UNAM tendrá un rector morenista.

AMLO fue un pésimo estudiante universitario y a pesar de eso ya es Presidente Electo, de manera que la vida académica no le interesa, salvo que le pueda atraer alguna ganancia política. Es una esas, con un rector a modo, hasta le dan un doctorado honoris causa a pesar de pasar de panzazo. El interés político se muestra con el anuncio de que se quiere reunir con el rector, a pesar de que será Presidente en funciones hasta diciembre y que en sentido estricto la vida universitaria es autónoma. No lo es y AMLO quiere hacerse sentir.

La ruta de sacar a los porros es inmejorable. Los golpeadores son un anacronismo. Se explica su supervivencia por su asociación estratégica con los narcos. No me molestaría un rector propuesto por AMLO si de verdad  combate el narcomenudeo y el porrismo.

 

jasaicamacho@yahoo.com

Twitter: @soycamachojuan

Imprimir

Comentarios