Espectáculos

Filmes mexicanos, aplaudidos en el Festival de Toronto

Niñas bien y La camarista tuvieron su estreno mundial en el certamen canadiense

Los filmes mexicanos fueron aplaudidos en el Festival Internacional de Cine de Toronto (­TIFF, por sus siglas en inglés). Primero la cineasta mexicana Lila Avilés y la actriz Gabriela Cartol presentaron en el marco de este festival el estreno mundial de La camarista, un proyecto que comenzó con la lectura del libro El Hotel, de Sophie Calle.

Avilés primero dirigió la obra de teatro, que se montó justo dentro de un hotel de la Ciudad de México y culminó con el rodaje en 17 días de esta historia que honra a las camaristas, las autoras invisibles de esas toallas blancas en forma de cisne que adornan las camas de los lujosos hoteles.

“La película es entrañable, con personajes muy humanos y con mucha calidez”, dijo la cineasta y actriz a Notimex, minutos antes de su estreno mundial en la cinemateca TIFF, dentro del programa Discovery.

La camarista muestra las largas y rudas jornadas de Eve, una joven madre que dobla turnos y estudia para superarse, aunque eso le cueste dejar de ver a su pequeño hijo: “Estamos tan sumergidos en medio de celulares y aplicaciones que no nos damos cuenta de los universos que suceden a nuestro alrededor. Quería mostrar la maestría de la belleza de la limpieza”, agregó la directora.

Por otro lado. el festival también aplaudió el estreno mundial de Las niñas bien, de la cineasta mexicana Alejandra Márquez Abella. Con sala llena en función que terminó a la medianoche, el director del TIFF, Piers Handling, presentó a la directora y el elenco principal de esta historia de mujeres de clase alta a quienes les pegó la crisis de 1982.

La cinta de 93 minutos producida por Woo Films con el apoyo de Eficine, narra la historia de Sofía, una esposa de clase acomodada que entiende el mundo exterior cuando su tarjeta de crédito le es rechazada en una lujosa tienda.

Poco a poco ella y sus amigas van viviendo el golpeteo de una crisis que amenaza con romper con su mundo de lujos y superficialidades.

En la sesión de preguntas, el productor Rodrigo S. González explicó cómo surgió la idea de llevar a la pantalla las historias de la escritora Guadalupe Loaeza.

La directora Márquez Abella, quien en 2015 presentó aquí su cinta Semana Santa, explicó a los canadienses el contexto en el que se da esta historia y se refirió a la diferencia de clases.

“El clasismo y la desigualdad social deben tratarse muy seriamente. Deseo que las mujeres dejen de aspirar a ser como Sofía porque en México y Latinoamérica tu eres el opresor o el oprimido y olvidas que eras el oprimido cuando eres el opresor”, refirió.

La cineasta ahondó que esta historia trata de la ansiedad de las mujeres y de hasta dónde pueden controlar sus destinos.

Imprimir