Mundo

Aumentan a 821 millones las personas que sufren hambre en el mundo: ONU

Agencias de Naciones Unidas alertaron ayer que el número de personas que pasan hambre en el mundo sigue aumentando y en 2017 la cifra alcanzó los 821 millones, un problema que afecta a un individuo de cada nueve, lo que se ha visto incrementado por la infructuosa lucha contra el cambio climático.

Según el informe bienal sobre el estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo, se pasó de 804 millones de personas afectadas por la subalimentación (carencia crónica de alimentos) en 2016 a 821 millones en 2017, volviendo a los niveles de 2010.

Esta vez influyó el menor consumo de alimentos per cápita en algunos países y la mayor desigualdad en el acceso a los alimentos en otros, según la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Programa Mundial de Alimentos (PMA), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

África volvió a ser el continente con la mayor prevalencia de subalimentación, que afectó a más de 256 millones de personas (un 20 por ciento de su población), entre otros motivos por el impacto de fenómenos meteorológicos extremos y conflictos en diversas regiones.

En América Latina y el Caribe, el hambre creció ligeramente hasta los 39 millones de personas en 2017 (6.1 por ciento de su población), según estimaciones que reflejan sobre todo un deterioro de la situación en Sudamérica por la desaceleración económica.

La ONU pide más esfuerzos de adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático, así como prestar más atención a grupos más vulnerables (como bebés y menores).

Imprimir