Reflexionan sobre la existencia con poesía y humor en Texel/Texas | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 13 de Septiembre, 2018

Reflexionan sobre la existencia con poesía y humor en Texel/Texas

El actor Enrique Arreola le da vida a cinco personajes dentro de la obra, la cual abre el telón este 13 de septiembre en el Teatro Benito Juárez, con la dirección de Gabriela Ochoa.

Reflexionan sobre la existencia con poesía y humor en Texel/Texas | La Crónica de Hoy
Foto: Twitter

“Era importante recuperar y mostrar un poco de lo que hace el teatro holandés contemporáneo”, expresó el actor Enrique Arreola en entrevista con Crónica, con motivo del estreno de la próxima propuesta teatral Texel /Texas, la cual abre el telón este 13 de septiembre en el Teatro Benito Juárez, con la dirección de Gabriela Ochoa.

Arreola, le da vida a cinco personajes dentro de la obra, pero que a su vez, es un fantasma “por que estoy dentro de una realidad que no es tan clara, es como un arte contemporáneo, donde estas, pero tu persona y esencia para  a ser tal cual, una presencia onírica”, dijo.

“Es algo un tanto extraño, pero que transmite al público cada una de las situaciones, los personajes habitan en un desierto bastante patético, entonces hay una alta dosis de humor en la obra muy fuerte y es mercante como estos personaje sobreviven a estas condiciones adversas”, dijo, refiriéndose a la historia.

La obra cuenta que en una frontera entre Holanda y Texas, esperan Oscar y su madre el cuerpo del difunto padre de familia, quien ha caído de las alturas de una ciudad extranjera. De la misma caída viene la mujer del guardia de frontera, quien entre el polvo desértico camina de ida o de vuelta hacia el espejismo de un hogar.

“Esta propuesta mantiene un lenguaje que nos habla de esa lucha que hay constante en cada persona, de cómo muchas veces también nos mantenemos aislados del mundo, pero que vivimos la vida muchas veces con inteligencia e ironía, que termina siendo algo clásico de cada persona”, expresó.

A través de poesía y un humor muy ácido, el dramaturgo Jibbe Willems presenta un conflicto que corresponde a la depresión y el vacío, propios del ser humano contemporáneo, tratado de manera  esencial e inteligente, que todos se pueden ver v reflejados. En esta puesta en escena hablan muertos, vivos, y todos los que por momentos sienten estar a la mitad del camino entre esos dos extremos.

Imprimir