El riesgo en la UNAM - Víctor Hugo Romo Guerra | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 13 de Septiembre, 2018
El riesgo en la UNAM | La Crónica de Hoy

El riesgo en la UNAM

Víctor Hugo Romo Guerra

El origen y el fondo del conflicto en la Universidad Nacional Autónoma de México, hasta hoy, es la creciente inseguridad que se vive al interior y en los alrededores de sus planteles.

Pero el tema alcanzó relevancia nacional el lunes de la semana pasada, tras la agresión a estudiantes que se manifestaban pacíficamente en Rectoría —centro neurálgico de la UNAM— a manos de unos 40 porros armados.

Las imágenes despertaron la indignación de la sociedad, porque evidencian una acción planeada, calculada y dolosa. Esto es, una mano anónima que con premeditación, alevosía y ventaja incita a la violencia y alimenta la desestabilización en la frágil máxima casa de estudios.

También nos indignó la omisión y hasta aparente complicidad de elementos de Auxilio UNAM, cuya responsabilidad es resguardar la integridad física de la comunidad universitaria.

A 10 días del brutal ataque que comprometió la vida de dos estudiantes, no hay nada claro. Solo vemos pifias, omisiones y caos de la autoridad policial y universitaria.

La Policía Federal detuvo a dos supuestos agresores que entregó a la Procuraduría General de Justicia capitalina, pero ésta los liberó “porque no hubo flagrancia” y por falta de denuncia. 

La autoridad federal reclamó por esa liberación y la universitaria aclaró que presentó en tiempo y forma las denuncias correspondientes. 

Ante tal descoordinación, la autoridad local y federal, en conferencia de prensa, como para calmar los ánimos, anunciaron la detención de uno de los porros y la liberación de 15 órdenes de aprehensión contra 10 de los agresores por los delitos de homicidio y motín. 

En tanto, la autoridad universitaria, que había anunciado la expulsión de la UNAM de 18 de los supuestos porros, aceptó que se había equivocado y restituyó su lugar a un estudiante expulsado por error.

La comunidad universitaria y toda la sociedad esperamos que el Estado haga justicia, y entregue una investigación impecable, a fin de castigar a los autores materiales, pero sobre todo a los intelectuales de la agresión del 3 de septiembre negro en la UNAM.

Sin resultados y acciones estratégicas, la demanda de seguridad amenaza con convertirse en un conflicto político de consecuencias impredecibles, porque estamos a dos semanas de conmemorar el 50 aniversario del 2 de octubre del 68, la fecha que más nos duele a los mexicanos por la alevosa masacre estudiantil y el triunfo de la impunidad del Estado.   

Ojalá resuelvan este pendiente nacional antes del 2 de octubre y, además, den a conocer una estrategia integral a corto, mediano y largo plazo, de común acuerdo con los universitarios, para regresar la seguridad a las preparatorias, escuelas y facultades.

De lo contrario las marchas ordenadas y pacíficas a la Rectoría, empezarán a trasladarse a las calles, como ayer, jueves, y todos podríamos lamentar las consecuencias.  

No puede repetirse, 50 años después, la impunidad del 2 de octubre en la casa que nos ha dado tres premios Nobel y tantas satisfacciones académicas a nivel mundial.

 

* Candidato electo a la alcaldía de Miguel Hidalgo

Twitter: @vromog

 

Imprimir

Comentarios