Políticos machistas, trata y grupos en WhatsApp - Wendy Garrido Granada | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube
Políticos machistas, trata y grupos en WhatsApp | La Crónica de Hoy

Políticos machistas, trata y grupos en WhatsApp

Wendy Garrido Granada

En el Senado se discutieron leyes y medidas para acabar con la trata de personas. Un delito y un terrible problema social que afecta principalmente a mujeres, niñas y niños. En ese mismo recinto legislativo, Ismael García Cabeza de Vaca, del PAN, compartió comentarios machistas sobre la fotografía de una joven en un grupo de WhatsApp con el nombre de “Three amigos”. Su interlocutor le escribió: “Pásame el cel del padrote no seas gacho, ya me la quiero zumbar”. El padrote, nombre para referirse al tratante, al que explota sexualmente a las mujeres. El senador le respondió con emoticonos de cerdo y con el mensaje: “Ya somos dos”.

Esos grupos de WhatsApp de hombres compartiendo imágenes de mujeres es una práctica común que debe ser erradicada por los propios hombres. Comparten fotografías sin saber su origen, fin y principalmente quién es la mujer que aparece. Les sirve para hacer comentarios misóginos y para continuar cosificando a las mujeres, como fue el caso del senador y sus amigos.

La joven que salió en la foto es una estudiante y modelo. No se dedica a la prostitución. Su vida se vio afectada porque a los “Three amigos” se les ocurrió compartir imágenes de ella, sin su consentimiento, sin conocerla y relacionándola directamente con la explotación sexual.

Ismael García Cabeza de Vaca no renunció. No se inmutó. Sólo escribió un escueto tuit, al mero estilo de Donald Trump, para “ofrecer una sincera disculpa” y justificar diciendo que fue “una broma inapropiada”, que nunca tuvo otra intención. ¿En serio al legislador tamaulipeco le parece gracioso reírse de la trata de personas? ¿No está ni tantito sensibilizado con el tema?

“En el país 12 millones de personas son víctimas de trata; 79 por ciento son utilizadas para explotación sexual, 18 por ciento para explotación laboral y 3 por ciento para extracción de órganos”, según el periódico Excélsior.

Hay miles y miles de historias escalofriantes e indignantes de lo que sufren y padecen las víctimas de trata. Pero el senador panista cree que sólo es una “broma ­inapropiada”. ¿Lo es? Inapropiado es pensar que eso es sólo una broma y no un sistema de valores que está reproduciendo y sobre todo legitimando a partir de comentarios como los anteriores.

¿Por qué existe la trata de personas? Porque es un negocio gigantesco con ganancias exorbitantes para los padrotes; porque hay personas dispuestas a pagar por sexo, como el senador y sus amigos, a los cuales no les importa que las mujeres estén siendo explotadas, esclavizadas y humilladas en condiciones infrahumanas. Siguen considerando a las mujeres sólo como cuerpos para su consumo. Para satisfacer su deseo y placer sexual.

México ocupa el quinto lugar a nivel internacional en el delito de trata de personas. En la primera Cumbre Hemisférica sobre Trata de Personas organizada por la Comisión Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia dijo: “No basta modificar el marco normativo. Tenemos que cambiar nuestra cultura de tal forma que enfrente efectivamente la violencia de género, que sea capaz de generar una política pública que ponga en el centro de la agenda el combate a la trata de personas como prioridad”.

Exacto. La cultura y la violencia de género es en gran parte lo que propicia que hasta nuestros representantes políticos consideren como broma pedir el número de un padrote y querer zumbarse a las mujeres como si fueran objetos inertes para su consumo.

Y no, no basta sólo con modificar el marco normativo. Y tampoco basta un tuit de disculpa.

Imprimir

Comentarios