Nuevo dispositivo puede prevenir ataques de migraña | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 10 de Octubre, 2018

Nuevo dispositivo puede prevenir ataques de migraña

Nuevo dispositivo puede prevenir ataques de migraña | La Crónica de Hoy

Según la Organización Mundial de la Salud, la migraña es la sexta enfermedad neurológica incapacitante del mundo.

No obstante, la migraña frecuentemente se diagnostica poco y se deja sin tratar.

Según la Dra. Amaal Starling, neuróloga, autora principal de un estudio que analizó la  estimulación magnética transcreanal de pulsación simple para el tratamiento preventivo de la migraña, dice que, debido a la cualidad tan incapacitante de esta enfermedad neurológica, es importante diagnosticarla bien y tener varias alternativas de tratamiento.

La migraña es una enfermedad neurológica que conlleva sensibilidad a la luz, al sonido y al movimiento, así como náusea y vómito.

Aunque no exista cura para la migraña, ahora hay una nueva alternativa autorizada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) para el tratamiento agudo y preventivo de la migraña. “El dispositivo se llama estimulador magnético transcraneal de pulsación simple”, y transmite una señal al cerebro, la cual reduce la hiperexcitabilidad cerebral.

La migraña puede causar un dolor pulsátil intenso o una sensación de latido en la cabeza, generalmente de un solo lado. Suele estar acompañada por náuseas, vómitos y una sensibilidad extrema a la luz y al ruido. Las crisis de migraña pueden generar mucho dolor por horas o días, y pueden ser tan intensas que el dolor te incapacita.

Los síntomas de advertencia, conocidos como aura, pueden aparecer antes del dolor de cabeza o junto con él. Estos incluyen ver luces destellantes, tener puntos de ceguera o sentir hormigueo en una parte de la cara, el brazo o la pierna.

El aura puede ocurrir antes de o durante las migrañas. La mayoría de las personas tienen migraña sin aura, un síntoma del sistema nervioso. Generalmente, se trata de molestias visuales, tales como destellos de luz o una visión ondulante o en zigzag.

A veces, el aura también puede percibirse como distorsiones táctiles (sensoriales), motoras (del movimiento) o verbales (del habla). Los músculos pueden debilitarse, o quizá sientas como si alguien te estuviera tocando. Cada uno de estos síntomas generalmente comienza en forma gradual, aumenta durante unos minutos y dura entre 20 y 60 minuto.

Imprimir