Bajo investigación, los funcionarios que atendieron caso de bebé con fracturas en costillas y cabeza | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 10 de Octubre, 2018

Bajo investigación, los funcionarios que atendieron caso de bebé con fracturas en costillas y cabeza

Indicios claros de maltrato recurrente. La Fiscal especializada asegura que Dylán, de tres meses, ahora estará a salvo.

Bajo investigación, los funcionarios que atendieron caso de bebé con fracturas en costillas y cabeza | La Crónica de Hoy

La Procuraduría capitalina inició investigaciones por presuntas irregularidades, incluyendo peticiones de dinero, por parte de los servidores públicos que atendieron el caso de Dylán, el bebé de tres meses al que se le descubrieron fracturas en costillas y cráneo durante una revisión de rutina en el Hospital Iztacalco. Este dramático caso, se ha revelado con el correr de las horas, es aún más grave de lo que se pensaba, pues Dylán presenta rastros de lesiones anteriores.

La fiscal Maribel Mayer Meabe es enfática durante una entrevista con Crónica: le resulta una situación inaceptable que las diligencias del pasado sábado estuvieran a cargo de Óscar Fuentes, un oficial secretario y no de la Ministerio Público Nayely García, así como que se dialogara con testigos y abogados en la calle y no dentro de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Niños, Niñas y Adolescentes (Agencia 59).

Mayer señala que, en contra de lo que los padres pensaban, el tema central no es la entrega del bebé a alguien, sino la integridad y los derechos del menor, “eso es lo que nos apremia, lo más importante para nosotros como Fiscalía, asegurarnos que donde esté, tenga seguridad y resguardo”.

“Esto se inicia como caso clínico-legal en el Hospital Pediátrico de Iztacalco, cuando se detecta que el niño no sólo tiene un moretón, que es la razón por la que llega al hospital, se advierte al final síndrome de kempe, implica que al bebé se le advierten lesiones nuevas y anteriores, incluso algunas fracturas que ya están sanando. Por eso nos dan aviso a nosotros para que hiciéramos todas las diligencias necesarias”, rememora la fiscal Mayer.

“Por protocolo, en estos casos se cita siempre a los papás y se pide que nos señalen familiares alternos para ver la posibilidad de que se entregue al niño. Pero este caso es bastante delicado, porque los papás se reservaron su derecho a declarar, aunque presentaron familiares alternos. Ya pedimos intervención al DIF para que tengan conocimiento y actúen como representantes del bebé. En su momento determinaremos a quién se le devuelve el bebé o bien si queda bajo el cuidado o atención de alguna instancia”, indica la fiscal.

“Los papás vivían juntos, luego se separaron. Cuando la mamá detecta el moretón, al parecer el bebé estaba con el papá. Correríamos un riesgo de que si se entrega el bebé a uno o a otro, pues están dentro del mismo núcleo familiar. Las entregas de niños nunca se hacen inmediatas, son previa valoración, los papás tienen que ser valorados para ver si son generadores de violencia”, agrega.

Las entregas, señala Mayer, se da bajo su supervisión y de allí que el sábado pasado, cuando los padres de Dylán se presentaron a la Agencia 59, no había ninguna posibilidad de que el niño fuese entregado a alguien. A la fecha, Dylán sigue en el Hospital de Iztacalco recuperándose de sus lesiones.

–¿Cuál es la situación de los padres en este momento?.

–Los dos son imputables, este es un delito que se puede cometer por omisión. Nos sabemos si la persona que lleva el bebé al hospital sabía de las otras lesiones, no tenemos claro quién le produjo las lesiones.

–¿Qué ha pasado con los señalamientos de la familia y abogados de la madre sobre una petición de dinero de uno de los funcionarios?

–De inmediato dimos vista a la Visitaduría para que intervenga. Si los hechos sucedieron como dice la familia, a mí no me consta realmente, sin embargo sí hay una reacción inmediata. Los órganos de control de la Procuraduría, que son la Visitaduría y la Fiscalía de Servidores Públicos, ya tienen conocimiento y serán los que investiguen. De hecho ayer estuvo todo el día la Visitaduría pues era el turno donde está el licenciado Óscar.

La responsabilidad que resulte o no, la determinará Visitaduría, nuestros órganos de Control y la Fiscalía de Servidores Públicos, ellos tienen acceso a toda la información que se generó en la fiscalía.

–El sábado, los padres se presentan, el oficial secretario hace los procedimientos, ¿dónde estaba la MP?

–La titular del turno es una Ministerio Público, el licenciado Fuentes no es Ministerio Público, es oficial secretario, auxilia a la titular. Quien tiene que realizar toda esa función es la Ministerio Público. Desconozco aún quién intervino o no intervino el sábado; hasta este momento yo no he tenido contacto ni con el licenciado Óscar ni con la licenciada Nayely para no entorpecer (las investigaciones), pero ya la Visitaduría los entrevistó. Pero quien es responsable del turno es el Ministerio Público.

–¿Aun requiriendo el auxilio de un oficial secretario, las actuaciones tendrían que ser a la vista del MP?

–Claro, del MP.

–El sábado los padres no declaran aunque sí querían hacerlo (el martes optaron por reservarse su derecho); terminan dialogando con Óscar en la calle, fuera de las instalaciones de la Agencia 59…

–No es lo correcto. El área tiene una sala de recepción donde tiene una barandilla, se les anuncia y las personas suben, tenemos un primer piso donde está el MP y el oficial secretario, un área de sicología y un área de investigación.

Toda atención es arriba, en el primer piso, no hay razón alguna, ni está justificado que haya alguna plática de las instalaciones, todo el trato con el MP debe ser al interior de la agencia.

–¿Qué tanto podría deberse esto a usos y costumbres añejos?

–Un antecedente, esta Fiscalía, a diferencia de todas las demás, tiene especialización en atención de niños y adolescentes. Desde que empieza la carpeta e investigación hasta la sentencia, todo lo llevamos nosotros.

Por eso es difícil que aquí el personal sea fluctuante, el personal tiene especialización. Ninguna persona puede actuar o llevar diligencia alguna si no tiene la especialidad. Desde los sicólogos, los policías de investigación, hasta la Fiscal.

Y por eso agravia tanto a la Procuraduría que se susciten este tipo de problemas, porque se supone que estamos trabajando con el personal más sensibilizado.

ijsm

Imprimir