Serenar al país con Ejército de Paz - Cecilia Téllez Cortés | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 11 de Octubre, 2018
Serenar al país con Ejército de Paz | La Crónica de Hoy

Serenar al país con Ejército de Paz

Cecilia Téllez Cortés

Tan pronto como tome posesión del cargo para Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador lanzará una convocatoria para contratar a más de 50 mil jóvenes para conformar un Ejército de Paz.

Se pretende que con este “estado de fuerza juvenil” se engrosen las plantillas del Ejército, la Marina y la Policía Federal que operarán en el país.

Suponemos que esta idea forma parte de la estrategia de seguridad que en próximos días anunciará el Presidente Electo.

Y en sí, la idea suena bien si para ello ya se cuenta que la convocatoria tendrá una ruta crítica que contemplará la elaboración de perfiles que deberán cumplir los próximos integrantes del Ejército de Paz.

Se les harán exámenes o se seguirán los protocolos con los que ya cuenta la Secretaría de la Defensa Nacional para el ingreso de nuevos integrantes de las Fuerzas Armadas.

Porque hasta ahora, lo que es un hecho es que de las dependencias que se prevé seguirán brindando seguridad en el interior del país, cada año salen convocatorias y las matrículas no crecen por más llamados a servir a la Patria y a protegerla desde los institutos armados.

En la Policía Federal el caso es similar, salen convocatorias y no se ven aglomeraciones de jóvenes a quienes les interese ser policías de carrera.

Los jóvenes tienen pavor a la delincuencia, a la violencia que existe actualmente y a que su actuación —que cada vez está más bajo el escrutinio público—, de repente los hagan responsables de casos como Nochixtlan o Ayotzinapa.

Si bien Sedena, Marina y Policía Federal cuentan con infraestructura para hacer frente a los criminales, a la luz de los índices de inseguridad podemos decir que lo cierto es que el principal faltante es exactamente el personal, recursos humanos y monetarios.

De hecho, el problema de la inseguridad no se resolverá con un Ejército de Paz, porque no hacen falta leyes, sino el problema es que no se aplican éstas y la corrupción sigue siendo el gran obstáculo para tener un país “serenado”.

Se ha dicho hasta el cansancio que la seguridad cuesta y en ella se tiene que invertir. Se debe contar con mejor equipo, armamento, chalecos, equipo móvil, patrullas, aviones, helicópteros que demuestren la superioridad del Estado frente a la delincuencia organizada.

Apenas se anunció la creación del Ejército de Paz, no faltó quien pensara que más que apoyar en las labores de seguridad, este cuerpo juvenil podría esconder la creación de grupos represivos y de control de opositores. Maloras deslenguados que abundan por todos lados.

En realidad, el Presidente Electo busca contar contar con marinos, soldados y policías que, sin el uso de la fuerza ayuden a garantizar la seguridad interior y la seguridad pública.

Por más que nos esforzamos en pensar cómo podría ser un encontronazo de rifles y armas de uso exclusivo del Ejército mexicano en poder de los criminales, con abrazos, flores y amor como pregona el nuevo gobierno, no entendemos quién tendrá el valor para que ese Ejército de Paz vaya a Reynosa, Nuevo Laredo, San Fernando, Tamaulipas, o al mismo Guanajuato, donde según dice la canción “la vida no vale nada”, y menos en días recientes.

Ojalá la convocatoria quede bien amarrada y no quede en “cándida propuesta”.

Y respecto a la próxima estrategia de seguridad, el Presidente Electo adelantó algunas líneas de la misma de gira por el Estado de México.

Dijo que tan sólo en el Estado de México se tendrán ahora 32 nuevas coordinaciones para atender delitos en la entidad. “Van a estar trabajando estas coordinaciones de la Policía Federal, la policía militar, la policía naval, la policía ministerial, policías estatales y municipales. Va a haber Mando Único. En cada coordinación van a estar también representantes de derechos humanos, tanto del gobierno estatal, como federal, como de la sociedad civil”, explicó. Pues a esperar la propuesta.

ENTRESIJOS.- El Estado Mayor Presidencial se encuentra a un paso de cerrar un capítulo en su historia. A fin de consumar su desaparición se instrumentará una normatividad para que el 30 de noviembre sus integrantes se reincorporen a sus dependencias correspondientes, tales como las secretarías de la Defensa, Marina, Fuerza aérea, Policía federal y Policía de la CDMX. Hasta esa fecha el personal del EMP, que dirige el general de división Roberto Miranda, seguirá en sus funciones. Después desaparecerá, confirmaron fuentes de la Sedena... La próxima semana el presidente Enrique Peña Nieto encabezará por última vez una sesión de la Conferencia Nacional de Gobernadores, Conago. El evento se llevará a cabo en Tuxtla Gutiérrez…Anoche fueron presentados los libros La Noche de Iguala de Jorge Fernández Menéndez y Muy Personal con Bibiana Belsasso. Entre los asistentes se encontraba el experimentado comunicador Carlos Olmos, quien pese a la campaña de desprestigio que hay en su contra, tiene el reconocimiento a su profesionalismo y don de gente de todo el gremio periodístico y a quien enviamos un cálido abrazo.

 

Twitter: @cecitellez
cetece@gmail.com

Imprimir

Comentarios