El Papa acepta la renuncia del arzobispo de EU Donald Wuerl | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

El Papa acepta la renuncia del arzobispo de EU Donald Wuerl

El cardenal está acusado de encubrir abusos sexuales de unos mil menores en Pensilvania, donde fue obispo de Pittsburgh, su ciudad natal, entre 1988 y 2006

El Papa acepta la renuncia del arzobispo de EU Donald Wuerl | La Crónica de Hoy

El papa Francisco aceptó la renuncia del arzobispo de Washington, el cardenal Donald Wuerl, misma que presentó en septiembre pasado tras ser acusado de encubrir casos de abusos sexuales a menores a través de un informe de la Fiscalía de Pensilvania (Estados Unidos), informó ayer el Vaticano y de lo que hizo eco la cadena Univisión.

Monseñor Wuerl comunicó en septiembre pasado su intención de presentar su renuncia al pontífice. Su nombre apareció en un reporte en Pensilvania en el que acusaba a numerosos líderes religiosos de cubrir los abusos a unos mil menores. Pese a ello, el papa Francisco consideró a Wuerl como un modelo para el futuro de la unidad de la iglesia católica, según reportó el periódico The New York Times.

Monseñor Wuerl, de 77 años, ya había anunciado en septiembre su intención de presentar su renuncia al sumo pontífice.

NEGLIGENCIA. El cardenal Donald Wuerl es sospechoso de negligencia ante los actos de curas pederastas en Pensilvania, donde fue obispo de Pittsburgh, su ciudad natal, entre 1988 y 2006.

La investigación de los servicios del fiscal de Pensilvania reveló abusos sexuales especialmente sórdidos registrados durante décadas por más de 300 “curas predadores”.

En el informe final, redactado por un jurado popular, el cardenal Wuerl aparece citado en numerosas ocasiones como uno de los responsables eclesiásticos que contribuyeron a silenciar el escándalo.

DEFENSA. El cardenal se defendió en un comunicado, donde asegura que el informe demostraba que había “ actuado con diligencia, en el interés de las víctimas y para evitar nuevos abusos”.

Sus defensores destacaron que sancionó a algunos curas y que incluso opuso resistencia a una orden del Vaticano para restablecer las funciones de uno de los curas pederastas.

Pero el fiscal general de Pensilvania, Josh Shapiro, lo acusó de mentir. “Muchas de sus declaraciones tras el informe del gran jurado son directamente contradictorias con los documentos internos de la Iglesia y los archivos secretos. Sus declaraciones engañosas se suman a los esfuerzos de disimulación”, consideró.

Imprimir