Cierra FILIJ con cifra récord de visitas: más de 500 mil personas | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 19 de Noviembre, 2018

Cierra FILIJ con cifra récord de visitas: más de 500 mil personas

El feriado fue aprovechado por familias y jóvenes que asistieron a los diferentes eventos. Antonio Malpica será Embajador en 2019 y la República de Corea, invitada de honor

Cierra FILIJ con cifra récord de  visitas: más de 500 mil personas | La Crónica de Hoy

Con gran afluencia concluyó la edición 38 de la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (FILIJ), que por tercer año consecutivo se llevó a cabo en el Parque Bicentenario, en la alcaldía Miguel Hidalgo.

Una edición especial, porque por primera vez la FILIJ supera el medio millón de visitantes, anunció en la ceremonia de clausura, Marina Núñez Bespalova, directora general de Publicaciones de la Secretaría de Cultura. Además presentó al escritor Antonio Malpica como el Embajador de la 39 FILIJ y a la República de Corea como invitada de honor 2019

En estos 11 días de su edición 38, la FILIJ superó el medio millón de visitantes, al alcanzar los 547, 759, para los que el número de actividades también aumentaron significativamente: más de 3 mil, incluidas 95 para profesionales, con la participación de 100 invitados nacionales e internacionales de un total de 23 países.

Y este último día de la FILIJ fueron muchas familias y grupos de jóvenes que llegaban por distintos medios de transporte al Parque Bicentenario, en este día feriado por el aniversario de la Revolución Mexicana. Todos ellos iban al encuentro de la oferta editorial o a ser público de los eventos artísticos, talleres  o presentaciones de libros.

Esta afluencia se miraba desde la salida de la estación del Metro Refinería, pues algunos lo eligieron como punto de reunión para luego salir y encaminarse a la FILIJ, donde encontrarían libros a bajo costo, eventos o tomarse la selfie en los letreros de la FILIJ.

Cerca del mediodía, algunas personas se retiraban, pero eran las menos, pues mientras algunos abandonaban el espacio, más del doble entraban.

Ningún stand lucía vacío, todos con personas que iban en busca de un título en específico u otros que se dejaron llevar por el momento, pero sin dejar de lado todo el recorrido que incluía momentos por la colección A la orilla del viento, del Fondo de Cultura Económica, o libros en lenguaje inclusivo y braile, o en busca de ¿Dónde está Wally?, las leyendas de La Llorona, de las momias, el chupacabras o la del charro negro.

El Buen Fin también estuvo presente en diferentes sellos editoriales, como Santillana que tuvo un 20 por ciento de descuento, oferta que fue aprovechada, al grado tal que se escuchaba un ir y venir de bolsas de celofán que serían utilizadas para nuevos libros.

Si bien, la venta de libros marchaba bien, los espacios para talleres estaban aún más llenos, tanto que había enormes filas de padres que esperaban a que sus hijos salieran, mientras que otros esperaban a entrar. En tanto, aquellos desprevenidos, improvisaban con hojas para una sombrilla temporal.

Pese a haber marcado oferta por libros infantiles, también era posible encontrar algunos de investigación en Filosofía o Arqueología, además de clásicos como Fahrenheit 451, de Ray Bradbury; El Aleph, de Jorge Luis Borges; La tumba, de José Agustín, o El cementerio de Praga, de Umberto Eco.

Imprimir