Pugna indígena por entregar el bastón de mando a AMLO | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 28 de Noviembre, 2018

Pugna indígena por entregar el bastón de mando a AMLO

Hay un Judas en el equipo del Presidente que respalda al que andan paseando por allí (bastón), acusa líder de una organización ◗ El GIN es un grupo creado desde el PRI, sin representación de los pueblos, afirma académico del CIESAS

Pugna indígena por entregar el bastón de mando a AMLO | La Crónica de Hoy

[ Primera de dos partes ]

 

La ceremonia de entrega del bastón de mando indígena al presidente Andrés Manuel López Obrador, programada para el próximo sábado en el Zócalo, ha provocado la disputa entre diversas organizaciones indígenas del país.

Hasta ahora, representantes de un grupo autodenominado Gubernatura Indígena Nacional (GIN) se han promocionado en radio y televisión como encargados oficiales del ritual. Sin embargo, otras agrupaciones los acusan de “impostores y charlatanes”.

“El bastón que andan paseando es más parecido al que usan los brujos, nada tiene que ver con la esencia indígena”, acusa Julio Atenco, representante de la Coordinadora Regional de Organizaciones Indígenas de la Sierra de Zongolica, integrante de la Red Nacional Indígena.

El verdadero bastón, dice, fue confeccionado por comunidades huastecas de Veracruz, “y es el que deberá entregarse a Andrés Manuel”.

—Pero los de la Gubernatura ya anunciaron que estarán ahí—, se le comenta.

—Es probable que la ceremonia no sea tersa. Lo consideramos un acto de provocación que llevarán hasta sus últimas consecuencias, tienen ya una logística preparada. Hay un Judas en el equipo del Presidente, que los está respaldando.

López Obrador se ha mostrado entusiasmado por recibir el bastón porque, ha dicho, encierra simbolismo ancestral y espiritualidad.

Crónica entrevistó a diversos líderes indígenas e investigadores, para abundar en torno al tema.

Marcos Matías Alonso, académico del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), ha realizado distintos trabajos para verificar el origen del GIN, cuyo “Gobernador Nacional” es Hipólito Arriaga Pote, un líder del Edomex ligado muchos años a la Confederación Nacional Campesina (CNC).

“El GIN es un engendro creado desde el PRI, lo pensaron como una estrategia de campaña para restarle votos al movimiento de AMLO y no tiene ninguna representación de los pueblos indígenas”, dice.

Documentó, con actas notariales, cómo fue fraguado desde la CNC, el Consejo Estatal para el Desarrollo Integral de los Pueblos Indígenas del Edomex (CEDIPIEM) y el Instituto Nacional de las Lenguas Indígenas (INALI).

El 23 de julio del 2014, en una reunión realizada en Toluca, sin presencia de los pueblos indígenas, cuenta, “escasos delegados se constituyeron en un Consejo Nacional y nombraron a Hipólito Arriaga como representante nacional”.

Su acta notarial fue signada el 25 de enero del 2016 en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, “la cual hace constar el contrato social por el que se constituye la Gubernatura Indígena Nacional, Asociación Civil”.

“Se reunieron cuatro o cinco individuos y, sin respaldo de una autoridad comunitaria, fueron ante un notario público y le dijeron: queremos que nos registres como Gubernatura Indígena. Y el notario, con dinero, empezó a trabajar… Ellos tienen hilos de poder en el PRI, que ya se han incrustado en Morena, donde les están dando cuerda”, refiere en entrevista.

“A gente que estaba perdida entre los pueblos indígenas, le dijeron: ‘vente, serás gobernador estatal’, y así han venido creciendo, pero en la mayoría de los casos son individuos, no hay colectividad ni representación fuerte en ningún estado”.

—¿Una gubernatura hechiza?

—Son postizos, individuos sueltos que no representan a nadie, lo que me sorprendería es que Andrés Manuel y su equipo se dejen engañar, sería un mensaje negativo para los verdaderos pueblos indígenas.

“Cuando se da un bastón en los pueblos —describe—, es aprobado en asamblea, y quien toma el bastón se convierte en padre y madre de ese pueblo, y debe velar por sus intereses, es algo sagrado, y estos señores del GIN reparten bastones patito por doquier, que compran en el mercado y los mandan pulir. Los 32 gobernadores estatales son charlatanes que han ido nombrando en toda la República. Mi hipótesis es que al interior del gabinete presidencial hay gente que está moviendo esos hilos”…

—¿Cómo es que un grupo creado para contrarrestar el movimiento de López Obrador, ahora se alista para entregarle un bastón de mando?

—Ahí está la paradoja, sería una chamaqueada. Si Andrés recibe de ellos el bastón, los empoderará y la agenda indígena en el país girará en torno a ellos, tendrán la cartera lista. Confío en que los verdaderos pueblos indígenas estarán presentes, aunque ya estamos contrarreloj.

Otra investigadora, la doctora Araceli Burguete, coordinadora de Posgrado de la Unidad Regional Sureste del CIESAS, comenta: “La representación indígena legítima no funciona con base en gobernadores, con tal diversidad étnica no es posible llegar a una figura así. Esta gubernatura fue creada para lucrar con las comunidades, con los derechos de propiedad intelectual de las mujeres indígenas, está el negocio de lo étnico, de la diversidad cultural. Los está moviendo un empresario”.

—¿Quién?

—Se llama Moisés Zonana, se autonombró coordinador Nacional de Comunicación de los Pueblos Originarios, pero se dedica a distintos negocios de producción cinematográfica.

Abundio Marcos, coordinador general del Movimiento Indígena Purépecha, refiere: “Me hablaron que si no quería ser gobernador, les respondí que sería traicionar a mi pueblo. Nosotros, los verdaderos indígenas, no tenemos dinero, pero a éstos les sobra. Lo que quieren es posicionarse frente a López Obrador. No le vaya a pasar al Presidente lo que le ocurrió al gobernador Silvano Aureoles”.

—¿Qué?

—Algunos indígenas de la región oriente, mazahuas y otomíes, le entregaron el bastón de mando cuando asumió el gobierno, pero después lo andaban persiguiendo para quitárselo, cuando desapareció la Secretaría de Pueblos Indígenas.

Según Margarito Ruiz, maya-tojolabal del Consejo Indígena de Chiapas, “el GIN es un instrumento para facilitar la entrada de intereses de Carlos Slim en territorios indígenas. Van a intentar entregarle el bastón al Presidente, pero nosotros, como Red Nacional, también estaremos ahí, a ver qué sucede”.

Pascual de Jesús González, representante del Movimiento Unificador de Lucha Triqui en la CDMX, dice: “Se asumen como gobernadores indígenas y muchos ni siquiera hablan la lengua. Tienen en Moisés Zanona a su gran asesor, con muchos contactos, pero la nación triqui los desconoce”.

—¿Al menos los del GIN, sí son indígenas? —se cuestiona a Atenco Vidal, de la Sierra de Zongolica.

—Algunos sí, otros son caciques: se mueven en las comunidades diciendo que son capaces de bajar muchos recursos y que, a través de ellos, el gobierno de AMLO canalizará obra pública; es el gancho para jalar gente y nombrar gobernadores bajo su esquema. Aquí, en Veracruz, nombraron a un náhuatl como representa mixe… y el que representa a Chicontepec, ya fue alcalde y está relacionado con la delincuencia organizada...

Imprimir