Profesionalización para la seguridad humana - Ulises Lara López | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube
Profesionalización para la seguridad humana | La Crónica de Hoy

Profesionalización para la seguridad humana

Ulises Lara López

En ese juego de la niñez en el que regularmente escogemos estar del lado del bien prefiriendo ser el policía que estar del otro lado, ¿qué pasaría si el juego de esa niñez nos llevara a ser un policía de profesión hasta la edad adulta en servir a la ciudadanía por convicción y no por causas familiares, tradición o porque de plano no había de otra?

El interesado en la protección ciudadana cursaría su educacion tradicionalmente hasta llegar a la media superior tendría que buscar la carrera de Bachillerato Técnico Policial, que está basada en competencias y con la flexibilidad necesaria para poder trabajar, Una opción se encuentra en la Universidad Virtual del Estado de Guanajuato y cuenta con dos figuras en línea, y otra con un tutor, quien da seguimiento a su trayectoria. También el gobierno del estado de Puebla, en el año 2013 inició operaciones en la Academia de Formación y Desarrollo Policial con la Iniciativa Mérida para ofertar la función policial para los estudiantes con vocación de servicio, y pueden estudiar el Bachillerato Técnico en Seguridad Ciudadana. La duración es de tres años y está implementado por semestres bajo un esquema “incrementalista”, es decir, primero se impartirán las materias de formación básica y en los últimos semestres las estrategias y tácticas requeridas en temas de seguridad. Los requisitos casi en todos los sistemas son muy semejantes: certificado de secundaria con promedio mínimo de 7.5; carta de exposición de motivos para ingresar al programa educativo, acta de nacimiento, CURP y aprobar las evaluaciones correspondientes al proceso de admisión.

La Academia de Seguridad Pública del Estado de San Luis Potosí, institución comprometida en coadyuvar en el cumplimiento de las políticas públicas y el Plan Estatal de Desarrollo, pone al alcance de sus alumnos a través de la comunidad educativa, las herramientas académicas necesarias para el óptimo desarrollo profesional de los servidores públicos de la seguridad en el estado en cualquiera de las áreas en que trabaje en el desarrollo del Nuevo Modelo Policial, en todas sus implicaciones.

En el sector privado, el Centro de Estudios Superiores en Ciencias Jurídicas y Criminológicas oferta la carrera Bachillerato Profesional Técnico Policial con duración: dos años (seis cuatrimestres). Los alumnos no buscan convertirse en policías; son agentes en activo que quieren seguir estudiando y convertirse en técnicos, abogados, administradores o hasta ingenieros.

Para estudios superiores en Nuevo León se encuentra la Universidad de Ciencias de la Seguridad. En este caso es para la formación de policías y al personal, que es parte del Sistema Integral de Seguridad Pública. Fue fundada en mayo de 1968 con el propósito de formar policías a la altura del Estado y hasta septiembre de 2008, la Academia pasa de ser una escuela con nivel técnico a una escuela de educación superior.

Por su parte la Policía Federal, en su carácter de institución de educación superior, ofrece a sus integrantes, es decir policías, la licenciatura en Ciencias Policiales, con un programa de estudios especializado con los conocimientos necesarios y en las acciones de prevención y reacción, con estricto apego a los derechos humanos, cultura de la legalidad, perspectiva de género, ética policial y dignidad de las personas; establece una lógica sistemática y progresiva que contribuye al proceso jerárquico en la carrera policial.

Está integrada por ocho módulos con seis asignaturas cada uno, para un total de 48 asignaturas a cursarse en 32 meses. Contempla actividades extracurriculares como deportes, idiomas, protocolos policiales, desarrollo humano y doctrina con un perfil de ingreso de bachillerato, capacidad de abstracción, análisis, síntesis y redacción, así como un genuino interés por los problemas inherentes a las ciencias policiales; se pide una antigüedad mínima de cinco años y contar con el programa de formación inicial; no estar sujeto o sujeta a procedimientos administrativos o judiciales abiertos. Acreditar certificación de control de confianza vigente, así como establecer el compromiso a permanecer en la institución por un periodo mínimo de tres años al término de la licenciatura.

El Instituto de Formación Profesional de la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México prepara a los servidores públicos y estudiantes en general en campo de las ciencias penales y la política criminal, aplicables a la procuración de justicia, además de promover la capacitación en materia de seguridad pública, procuración e impartición de justicia y contar con una oferta de actividades de extensión académica, investigación y difusión científica en el ámbito de las ciencias penales y la política criminal.

Cuenta con licenciatura en Investigación Policial, estudios de maestría en tres vertientes; Procuración de Justicia, Criminología y en Medios Alternativos de Solución de Controversias, lo cual contribuye a sumar puntos en el esquema del servicio profesional de carrera dentro del sector de procuración de justicia en la Ciudad de México y que, sin duda, también eleva la base curricular de los educandos en caso de ser postulantes a otros espacios institucionales de investigación, periciales y administrativos en materia local o federal.

Pero, sin duda, el problema más serio está en la pésima percepción social de la carrera policial, en cualquiera de sus vertientes, sea preventivo, de investigación o cualquiera de las corporaciones, incluida la recién creada Guardia Nacional. Quien tiene vocación, si no tiene familiares, ascendencia o vínculo con algún policía, se le considera una persona con poco criterio, orientado a la violencia y a la corrupción. Si queremos que la situación cambie necesitamos dignificar la profesión desde el ámbito gubernamental, en los medios de comunicación y en la vida cotidiana. Necesitamos respetar a quienes se comprometen como servidores públicos responsables de la seguridad humana. No es un trabajo remunerado más. Es una misión integrada a la convivencia masiva en las ciudades y metrópolis, donde actualmente se concentran la mayoría de los pobladores del planeta.

Habría que contar con las siguientes acciones para incentivar la carrera como, por ejemplo, Programa de Vivienda para la policía acreditable; programas de becas de nivel medio superior y superior; programa de apoyo en la prevención del delito; programa de prevención de adicciones; programa de apoyo para jóvenes y grupos vulnerables, con el trabajo de la Secretaría de Educación Pública, Secretaría de Salud. Secretaría del Trabajo y Previsión Social y la Secretaría de Hacienda y garantizarles un servicio profesional de carrera con salarios adecuados a una tarea de alto riesgo.

Finalmente, si en la Cuarta Transformación que ya inició se está poniendo el acento en la prevención de los factores sociales y económicos que impactan en la comisión de delitos, el concepto de la Policía deja de ser primordialmente represivo para transitar a un esquema de prevención y justicia, por lo que tenemos la responsabilidad de construir entre todos un esquema en el que las policías sean los primeros en respetar las leyes, y los ciudadanos en respetar y reconocer su trabajo.

 

Twitter: @UlisesLaraCDMX

Imprimir

Comentarios