México, de neocolonizado y neoliberal a Titán del Siglo XXI - César González Madruga | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube
México, de neocolonizado y neoliberal a Titán del Siglo XXI | La Crónica de Hoy

México, de neocolonizado y neoliberal a Titán del Siglo XXI

César González Madruga

Para comprender los momentos presentes que vive México y la importante cruzada de su Pueblo encabezada por su presidente Andrés Manuel López Obrador se requiere repasar los momentos en que se instauró el neoliberalismo y como este comienza a decaer en todo el mundo.

 Podemos situar el comienzo de esta época tras la caída del muro de Berlín que suponía el triunfo del sistema capitalista bajo la protección militar de los Estados Unidos y con ello el fin de la Guerra Fría. Esto suponía que los valores (que pretendían ser universales) del capitalismo como lo son la libertad y la democracia, regularían al mercado y lograrían la integración de las naciones de modo pacífico (al menos esa era la teoría).

Países como Alemania en Europa o Japón en Asia se habían preparado bajo la protección de la Guerra Fría  para ese momento y poder ofertar al mercado utensilios domésticos sofisticados que les dotaba de una alta competitividad para poder inmediatamente predominar en este nuevo sistema; sin embargo,  esto dejaba marginado a los EUA quienes principalmente tenían armas para ofrecer en un mercado que suponía la ausencia de guerra y por ende de armamento. Esto lo detectó inmediatamente el gobierno de Norteamérica y comenzaron a realizar una serie de acciones que imposibilitaron el pleno desarrollo del capitalismo e instauraron un neo-imperialismo que uso de herramienta el neoliberalismo.

Lo primero que hicieron fue implementar un castigo violento a Panamá al acusarlos de patrocinar el narcotráfico que dañaba a los estadounidenses como símbolo de escarmiento a los desobedientes socios del sistema. Con esto buscaban demostrar que los peligros para un mundo “libre” no habían terminado y para 1990 en nombre de los valores del capitalismo, George Bush (finado el mismo día de la toma de protesta de AMLO) declaró la guerra a Irak y con esto hacer comprender a Europa de la necesidad de las armas norteamericanas frente a las “amenazas” que representaba el “Tercer Mundo”.

Posteriormente EUA se plantea la necesidad de crear consumidores para los productos que elaboren, y así propone un tratado de libre comercio con México y Canadá, en su momento el politólogo Samuel Huntington sostenía que “para entrar al TLC, los mexicanos tendrán que renunciar a su identidad y tratar de ser como los pueblos que han dado origen al liberalismo, el neoliberalismo y la democracia sin adjetivos”. El TLC puesto en marcha no trajo a México ni las inversiones o trabajos que prometió, en lugar de fábricas llegaron “malls” y grandes tiendas con productos norteamericanos, en lugar de inversiones a largo plazo llegaron inversiones que rápidamente se volatilizaron.

Con ello se instauró en nuestro país lo que pensadores han llamado un neo-colonialismo y sucedió justo lo que advertía Huntington; el mexicano renunciado a su identidad,  gestando un nuevo complejo de inferioridad, ya no con los españoles, ahora con lo estadounidense, sintiéndose absurdamente reducido frente a su vecino del norte.  Al grado que no fue sino hasta el 2010 que se logró que el diez por ciento de las proyecciones de películas en cine fueran mexicanas, por citar tan sólo un ejemplo.

Hoy la economía de EUA esta sobrecalentada, distintos estudios que analizan los ciclos económicos prevén una crisis en ese país en los próximos años, la cultura norteamericana ya no es un anhelo globalizado y su poderío se ve severamente cuestionado como se evidencio en la votación reciente que perdieron en la ONU en torno al embargo a Cuba.

Ante ello el Pueblo (con mayúscula) de México tiene ante sí el reto de crear una nueva forma de pensamiento de un Pueblo universal,  permeable a toda inquietud humana y adecuar las estructuras socio-económicas a esta nueva forma de pensamiento. Por mencionar un acercamiento a ello vale la pena retomar la propuesta del Centro Mexicano de Responsabilidad Global que presentaron en el Foro de Parías para la paz, donde proponen la reducción del 20 % de la inversión de los países en armamento y mejor destinar ese recurso en las metas de desarrollo sustentable y restaurar la biosfera. Como este ejemplo hay miles y en este espacio estaré dando seguimiento a tremendo desafío de México; Titán del Siglo XXI.


@CesarG_Madruga
madrugacesardaniel@gmail.com

Imprimir

Comentarios