Canelo vence a un simulacro de campeón | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Domingo 16 de Diciembre, 2018

Canelo vence a un simulacro de campeón

Álvarez envió cuatro veces a la lona al británico Rocky Fielding, quien fue una víctima a modo para el mexicano, que se coronó campeón supermedio de la AMB.

Canelo vence a un simulacro de campeón | La Crónica de Hoy
Saúl Álvarez sólo necesitó tres rounds. (Foto: Especial)

En lo que fue la victoria más fácil de su cuestionada carrera, Saúl Canelo Álvarez no tuvo ninguna dificultad para superar a Rocky Fielding, un efímero monarca, sin recursos boxísticos, grandes limitaciones técnicas, sin punch y que no pareció tener la menor intención de dar una pelea digna sobre el histórico cuadrilátero del Madison Square Garden.

Álvarez, con el triunfo despojó del cetro supermediano AMB al peleador británico, que dejó mucho que desear en el ring, ya que cayó cuatro ocasiones durante tres rounds, por lo que el referee detuvo la pelea para dar la victoria al Canelo, quien bajará otra vez a la división de los medianos, ya que no quiere enfrentar a otros campeones más fuertes en esa categoría.

Desde el campanazo inicial, ambos peleadores lanzaron una muestra de su poder y algunas combinaciones, primero el británico lento y sin punch, no encontró nunca cómo acomodarse pese a su mejor alcance, y el Canelo lo empezó a castigar a placer con combinaciones arriba y abajo, en la media y corta distancia.

En el mismo primer episodio, con el púgil originario de Liverpool muy limitado, sin tirar golpes de poder, ni tratar de quitarse los envíos del jalisciense, Fielding recibió el primer gancho al hígado que lo obligó a poner la rodilla en la lona para recibir la cuenta de protección del tercero sobre la superficie, Ricky González.

Para el segundo rollo, el combate siguió exactamente la misma tónica con un espigado peleador europeo demasiado parado, a modo para que los golpes del mexicano entraran a su zona media y que remataba con ganchos al rostro, golpes que lastimaron a Fielding que a los 2:25 minutos del round otra vez requirió que el referee interviniera para contarle ocho segundos en los que aparentemente se recuperó el inglés.

Con la pelea totalmente controlada y sin el menor intento de Fielding por responder al total dominio del púgil tapatío, que se dio vuelo con combinaciones al cuerpo para terminar con golpes curvos a la cara, prendió un gancho corto de derecha al rostro del británico, que visitó por tercera ocasión el enlonado.

No obstante, se incorporó solamente para recibir más castigo de Álvarez, quien con otro gancho a la zona hepática obligó al referee a detener el combate y decretar la victoria para el boxeador mexicano, que se convirtió en campeón mundial supermediano, versión Asociación Mundial de Boxeo (AMB), tercera corona que conquista en diferente categoría.

Imprimir