Antonio Sánchez, contra la demonización de los migrantes | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 03 de Enero, 2019

Antonio Sánchez, contra la demonización de los migrantes

El jazzista mexicano, conocido por musicalizar Birdman, lanzó Lines in the sand, que busca crear consciencia sobre “la hipocresía” que hay en la frontera

Antonio Sánchez, contra la demonización de los migrantes | La Crónica de Hoy

En la portada aparece la frontera de Estados Unidos y México vista desde el rincón de Playas de Tijuana; se muestra un atardecer sombrío en el que contrasta un niño vestido de rojo. Al comenzar a escucharlo se siente la paranoia: suenan ambulancias, el llanto de mujeres, comentarios de policías: ruidos alrededor de arrestos de migrantes… también los latidos de un corazón.

El baterista mexicano Antonio Sánchez, aquel talentoso jazzista que compuso la música para Birdman (Alejandro González Iñárritu, 2014), comienza con esas imágenes violentas a presentar su más reciente disco Lines in the sand (Líneas sobre arena), dedicado e inspirado por los inmigrantes con la intención de llevar a la reflexión sobre cómo el gobierno de Donald Trump los ha demonizado.

“Empecé el disco de Bad hombre hace tres años, que fue una protesta directa a lo que decía Donald Trump sobre que éramos unos violadores y criminales, eso fue durante su candidatura. Posteriormente fue elegido presidente. Desde entonces han pasado una serie de barbaridades como la de no dejar pasar a musulmanes de diferentes países y la de separar a las familias en la frontera”, expresó el músico en entrevista con Crónica.

“Al vivir en Estados Unidos y ser un ciudadano nacido y crecido en México, y ser nacionalizado americano, para mí es una cosa muy difícil el poder entender cómo pasan las cosas a la vista. Todos sabíamos que Obama deportaba a la gente, pero lo hacía de una manera muy discreta, con Donald Trump, en cada deportación se muestra orgulloso y quiere lucirlo”, agregó.

El disco no es un panfleto oportunista, sino la obra de un hombre que se mueve en el mundo con las siguientes palabras: “Estoy orgulloso de ser un inmigrante. Orgulloso de ser mexicano y orgulloso de ser un americano”. Es el reflejo de las historias que él mismo se ha encontrado en su propia historia como la de sus seres más admirados, no por nada su banda tiene por nombre Migration:

“Es de mis mejores amigos desde cuarto de primaria; después nos fuimos juntos a Boston y fuimos compañeros de cuarto, y luego yo me fui a Nueva York y él a Miami, se le venció la visa y se quedó, ya no se quiso regresar a México. Es una de las personas más inteligentes que conozco, estaba estudiando Ingeniería Aeroespacial y se le acabó el dinero, tuvo que dejar la escuela para trabajar de mesero en restaurantes”, explicó.

“Ahora vive en Nueva York, pero es muy feo que alguien que podría llegar muy lejos, no puede hacerlo por la falta de papeles (…) Lo que más me duele es que hay gente como él con mucho potencial que está ilegalmente y no puede llegar a explotar su talento porque algunos ni siquiera son considerados ciudadanos. Es muy feo ver cómo la gente dice no querer a los migrantes pero los utiliza en todo para sus servicios. Es una hipocresía que se siente todo el tiempo”, enfatizó.

Desde su trinchera busca dejar una reflexión. Consciente de que su música instrumental puede tener interpretaciones subjetivas utiliza elementos literales como la mencionada entrada para hacer evidente el dramatismo que se vive en la frontera: “Hice el collage de un montón de arrestos que hizo la policía migratoria, parando a gente, simplemente por su perfil racial. Muchos de ellos, que eran ciudadanos americanos, eran detenidos porque parecían latinos”, explicó.

“Luego llega la música, el primer tema es ‘Travesía’, de más de 20 minutos, que es una pieza muy orquestal y cinemática. Desde que participé en Birdman me gusta hacer música con muchas atmósferas y que evoque imágenes (…) Otras cosas más literales. En el tema ‘Home’, mi esposa Thana Alexa, quien es la que canta, le hizo letra y es sobre lo que se siente dejar tu hogar y tratar de hacer un hogar nuevo”, agregó.

A propósito de otros elementos literales destaca la aparición de unos poemas en otras canciones: “En el último tema, que le da nombre al disco, puse un poema de dos chicas mexicoamericanas, de Texas, que habla sobre cruzar la frontera. Encontré el poema en internet, y les pedí permiso para incluirlo en inglés y en español. Terminé con algo literal pero más positivo, metí también un poema de mi amigo Jonathan Mendoza, que es el juramento a la bandera visto desde el punto de vista de un migrante”, añadió.

Además explicó, que de alguna forma Lines in the sand también es consecuencia de su paso por trabajar con Alejandro González Iñárritu, quien por cierto también tiene entre sus temas preferidos la migración, incluido en su debut en realidad virtual: “Birdman me marcó de maneras conscientes y subconscientes. Me ayudó a hacer temas más arriesgados, cinemáticos y extensos, donde puedo desarrollar mi historia. Birdman me hizo más obvio lo importante que es contar una historia”, dijo.

Finalmente, habló un poco de su propia historia de inmigración y aclaró que este disco, si bien es personal, no habla sobre él: “Me fui de México a los 21 años a estudiar música a Estados Unidos, y mi familia siempre tuvo recursos para poder ayudarme, me pude ir legalmente a realizar un sueño (…) Mi situación ha sido diferente a la de otros migrantes, lo difícil ha sido abrirme paso como un mexicano haciendo  música americana, porque yo soñaba tocar con mis ídolos del jazz”, comentó.

“Este disco no está dedicado a mí ni es sobre mí, sino a los migrantes que se van de sus países por hambre, por guerra, por familia o violencia, y que están siendo demonizados y politizados por gente como Donald Trump en el nombre de un nacionalismo y populismo horrible y torcido, que erosiona el sentir empatía por otros seres humanos que están en situaciones más desafortunadas que uno”, expresó.

“Quiero que la gente se detenga un segundo y piense en la difícil situación que tienen tantas personas. Si tengo una plataforma en la música o en un escenario para tratar de crear un poco de consciencia, lo quiero aprovechar porque es necesario”, concluyó.

Imprimir