Realizan prótesis quirúrgicas mediante guías e impresión 3D | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Realizan prótesis quirúrgicas mediante guías e impresión 3D

Universitarios y egresados de la UNAM han obtenido desde piezas maxilofaciales hasta cráneos con el uso de esta tecnología. La clave está en su construcción digital, señala Alejandro Pineda

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

Actualmente, es cada vez más fácil acceder a la tecnología de impresión 3D; varias empresas pueden ofertar diversos servicios muy similares entre sí. Innovar con esta tecnología es un reto que ha adquirido “forma” para un grupo de universitarios de la UNAM, una forma ósea, específicamente.

Esto lo sabía Alejandro Pineda desde antes de graduarse de la Ingeniería en Mecatrónica, que en China o Alemania los egresados de las universidades ya construyen sus propias impresoras 3D, así que buscó darle un giro al trabajo que podría elaborar en esta área.

Fundó la empresa 3DSmartLabs que, posteriormente desarrolló una área médica, la cual fue incubada en la Coordinación de Innovación y Desarrollo (CID) de la UNAM. La empresa proporciona servicios de diseño asistido por tecnología e impresión 3D; su objetivo es resolver problemas de diseño y agregar valor y optimización de estructuras.

La meta es materializar la creatividad de sus clientes. “Hay cosas súper bellas que son muy difíciles de fabricar, la impresión 3D ayuda a que sea más fácil y permite hacer iteraciones más rápido”, señala Pineda en entrevista.

Además de tener pedidos de diversos tipos, 3DSmartLabs se ha enfocado en la “activación de marca” y más específicamente en el diseño e impresión de “props” mecatrónicos, para marcas como Hot wheels

Sin embargo, el universitario ahora está más ocupado en 3DSmartLabs Medical, que adapta el proceso de digitalización e impresión 3D en el desarrollo de prótesis. Pero esto no es automático, puesto que pasa por un complejo procedimiento para, primero, obtener la guía quirúrgica, la cual es a su vez un apoyo de visualización digital sumamente útil para los médicos. Las coincidencias llevaron a probar esta técnica en el área odontológica, donde el ingeniero ha realizado avances junto con especialistas que prueban y apruebas sus prótesis. Si bien en esta área los implantes se han realizado de forma privada, también han participado con especialistas del Instituto Nacional de Cancerología y hospitales como el 1 de Octubre y el General Xoco, entre otros.

El trabajo consiste en obtener una tomografía del área de interés en el paciente, después se hace un escaneo de la boca, en el caso odontológico, por ejemplo, del cual se obtiene una copia en yeso o alginato, para volverse a escanear. “De esta forma tienes dos informaciones digitales, las cuales traslapas en la computadora. Sobre éstas diseñas la guía, que en cirugía maxilofacial sirve para poner implantes”.

Después del escaneo se realiza un diseño que es validado por el médico para después imprimirse en una resina biocompatible, posteriormente, la prótesis se esteriliza e implanta. Por esta innovación, la empresa obtuvo a finales del año pasado el Premio Universitario León y Pola Bialik InnovaUNAM.

GUÍAS QUIRÚRGICAS. La clave de este trabajo está un paso antes de la impresión, donde la guía y simulación quirúrgica digitales permiten planear no sólo la elaboración de la prótesis, sino el proceso mismo de su implantación.  

Estas guías tienen como base la información digital obtenida, la cual es “limpiada”, es decir, se segmenta en diferentes densidades para resaltar la parte de interés. Es como una plantilla, explica Pineda, la cual prepara y otorga mayor confianza al médico antes de la cirugía.

El proceso permite hacer más eficiente el tiempo en quirófano, así como un implante más seguro, puesto que en muchas ocasiones antes de tener la prótesis se toman las medidas de ésta mediante procesos invasivos; la incisión se mantiene abierta mientras se moldea, fragua y ajusta la prótesis, lo que no sólo lleva mucho tiempo más de quirófano, sino que incrementa el riesgo de muerte, apunta el universitario. “Estas guías quirúrgicas son un instrumento para el doctor, que realiza el procedimiento con mayor seguridad, la cual transmite adicionalmente al paciente”.

Hace poco, en el Hospital del Niño y el Adolescente Morelense, realizaron una impresión de prótesis craneal para un niño que perdió parte del hueso temporal del cráneo, después de un accidente, tenía un boquete en la cabeza. “La protesista y el doctor ya tienen una idea de cómo hacer la prótesis e implantarla, pero con la tecnología 3D esto cambia”.

Los médicos no hicieron las mediciones de la prótesis, sino que ya la tenían e implantaron directamente, señala Pineda. “Esto ayuda mucho y reduce tiempos en quirófano, además de que se ahorra mucho dinero”.

REPERCUSIÓN SOCIAL. Alejandro Pineda ya hacía limpieza de tomografías de forma particular antes de que integrara el proyecto a 3DSmartLabs. Fue en ese entorno hospitalario el que enfatizó su intención de involucrarse en un área que tuviera un impacto social.

Actualmente, busca alianzas con médicos que ofrecen sus servicios en sistemas públicos y privados de salud para ofrecer estas opciones a sus pacientes, puesto que no son cubiertas por los seguros médicos. Una forma de facilitar esto, es hacer los archivos y guías digitales de dominio abierto, para lo cual ha ideado la estructuración de un “Repositorio nacional de manufactura aditiva”, lo cual permitiría disminuir los costos de impresión, y que podría ser puesto en marcha por el gobierno capitalino, menciona.

¿Qué ha llevado a un ingeniero mecatrónico a imprimir prótesis craneales? Diferentes circunstancias, pero principalmente la pertinencia de hacer algo más con la tecnología 3D, algo con incidencia social. Ésas son parte de los intereses de un joven turgente en ideas y proyectos y si se piensa que no tiene un enfoque definido, el universitario piensa que “en vez de buscar una pasión, hay que vivir apasionadamente”.

Imprimir