Cuando hacer más con menos resta eficiencia a la gestión gubernamental | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Cuando hacer más con menos resta eficiencia a la gestión gubernamental

Impacto ◗ Recorte presupuestal y reducción de personal en áreas de primera importancia, como el SAT —para recaudar mejor los impuestos— o Marina —para resguardar costas e infraestructura estratégica—, están en la mira lopezobradorista para adelgazarlos; Crónica revisa la situación de los casos mencionados, que ya generan manifestaciones de rechazo

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

La austeridad republicana y el adelgazamiento del gobierno federal comenzaron a mostrar sus complicaciones en el terreno laboral y su impacto en la buena gestión gubernamental; dos actividades muy diferentes entre sí, pero de primera importancia para el país, están resintiendo el adelgazamiento presupuestal y de personal:

La primera es en el SAT, en donde ayer comenzaron a eliminar puestos de mando con la premisa lopezobradorista de que donde hay seis directores de área, debe haber sólo dos; que donde hay tres directores generales, habrá ahora sólo uno. Para el gran sistema de recaudación de impuestos del país, esto significa que debe tener la misma capacidad para detectar evasiones, para generar revisiones a declaraciones mes con mes, pero con menos supervisión y revisión del trabajo que hace el personal de base.

El SAT está elaborando las listas finales, que quedarán disponibles hoy, de acuerdo con fuentes consultadas por Crónica, y que corresponden a cien puestos directivos a los que se les solicitará la renuncia, pero a diferencia de lo que sucede en los cambios de administración, no tendrán sustitutos, sus lugares desaparecerán.

En este caso, de hacer más con menos, la recaudación dependerá del personal con que se quedan: la plantilla de base que muchas veces era apoyada por empleados contratados eventualmente o por honorarios asimilados a salarios.

El otro caso revisado por Crónica es lo que puede denominarse, en la práctica, la cancelación del gran proyecto de la Marina Armada de México para dotar de una flota ad hoc a los litorales nacionales, para la protección y servicio a instalaciones marítimas petroleras y ocho patrullas costeras, dos buques de vigilancia oceánica, dos patrullas interceptoras y dos buques de apoyo logístico.

Asimismo, fortaleció su colaboración con Petróleos Mexicanos-Logística mediante un contrato específico abierto, con el fin de construir ocho remolcadores para la modernización de su flota menor, planes que podrían ser aplazados o suspendidos.

Son tres mil empleos directos y más de 13 mil indirectos, según datos de la Marina, que quedan en vilo debido al recorte sustancial del presupuesto al proyecto de construcción de navíos y de los dineros para la operación de astilleros.

Además, según fuentes extraoficiales, la Marina debe planear un “ajuste” más a su presupuesto a efecto de que las cuentas en el gobierno lopezobradorista cuadren. Lo que antes era para operación de las Administraciones Portuarias Integrales (API) de las que la Marina se ha hecho cargo apenas hace un año, ahora está en la mira de la proyectada Guardia Nacional. Y también lo está el presupuesto asociado: de 8 mil 440 millones de pesos para embarcaciones y astilleros, se pasa a 4 mil 601 millones.

Imprimir