Echamos a andar el potencial del Foro Consultivo: José Franco | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 09 de Enero, 2019

Echamos a andar el potencial del Foro Consultivo: José Franco

El FCCyT funciona desde su origen como órgano asesor y de consulta de diferentes gobiernos, pero en los últimos cuatro años diversificó funciones para expandir sus proyectos de innovación social.

Echamos a andar el potencial del Foro Consultivo: José Franco | La Crónica de Hoy
José Franco ha sido coordinador del FCCyT, así como presidente de la AMC.

El Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT) cambiará de coordinador la próxima semana, cuando José Franco haga la entrega de la institución a Julia Tagüeña, ex directora adjunta de Desarrollo Científico del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), en una ceremonia que se llevará a cabo con la participación de su actual titular, Elena Álvarez-Buylla.

El Foro ha funcionado desde su origen como órgano asesor y de consulta de los gobiernos federal y estatales, así como del Poder Legislativo, en materia de ciencia, tecnología e innovación, no obstante, en los últimos cuatro años y con Franco al frente, la institución diversificó sus funciones, algo que para el astrónomo sólo fue un detonante para expandir las posibilidades y potencial de la institución.

A lo largo de los últimos cuatro años, el FCCyT ha puesto en marcha proyectos de innovación social; estableció una oficina de asesoría permanente en la Cámara de Diputados (INCyTU); coordinó concursos de ciencia para jóvenes, presentaciones de libros, y elaboró documentos sobre temas de amplio espectro en la opinión pública, como Opciones para solucionar la saturación del Aeropuerto Internacional de la CDMX, entre otros.

En entrevista, el expresidente de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) refiere algunos de estos programas y bosqueja aquellos que podrían tener continuidad en el nuevo periodo, como otorgar al gobierno federal asesoría científica sobre el Tren Maya.

Uno de los proyectos que tuvo notable impulso en el Foro fue la iniciativa Vive conCiencia, el cual, “más que un concurso es un estímulo para que los jóvenes de todas las licenciaturas de todas las universidades del país reflexionen sobre la solución de los problemas del país utilizando lo que saben de ciencia, tecnología e innovación”, señala Franco. “De esta forma se estimula la innovación social en jóvenes de licenciatura para que ayuden a resolver problemas en agua, energía, seguridad alimentaria…”.

Hace algunos meses, junto con la Secretaría de Ciencia Tecnología e Innovación de la capital pusieron en marcha un proyecto similar, sobre el uso de la ciencia para atender problemas de la ciudad, enfocado a jóvenes de educación media superior. “Recientemente inició y esperamos continúe, puesto que es una opción para aquellos jóvenes que vienen de los niveles socioeconómicos más desprotegidos, quienes pueden además impactar en su comunidad”. 

Otro proyecto reciente se relaciona con el Tren Maya, donde el Foro ha buscado las vías para vincular a las instituciones de la mesa directiva con éste. “La mesa directiva del Foro puede aportar mucho con su conocimiento en el desarrollo de este proyecto, que esperamos tenga un impacto positivo en la región”.

El ex director de Divulgación de la Ciencia de la UNAM también destaca la puesta en marcha de la Agenda para Iberoamérica de Ciencia Tecnología e Innovación, que realizó sondeos entre la ciudadanía sobre cuales de los problemas existentes en el país deben ser resueltos con ciencia y tecnología.

El astrónomo también llevó a cabo un foro junto con la UNESCO, UNAM y AMC sobre la legislación para una política de cielos oscuros en el país. “Revisamos con expertos de varios países del mundo iniciativas que ayuden a generar legislación para que el alumbrado público no se desperdicie iluminando el cielo, lo cual disminuye los gastos  y contaminación lumínica, que tiene impactos sociales, ambientales y a la biodiversidad”.

BALANCE. Al frente del FCCyT, José Franco vivió la etapa de un repunte y posterior decremento del financiamiento del sector científico y tecnológico en el país. Más allá de la compactación del sistema de ciencia y tecnología nacional, refiere que éste fue un buen periodo para el Foro, puesto que logró generar puentes de comunicación entre los sectores social, empresarial, académico y gubernamental, mediante los proyectos mencionados.

“La falta de comunicación entre éstos es dañino porque en el sector académico hay mucho conocimiento y en los sectores gubernamentales, sociales y productivos tienen necesidades que pueden ser resueltas mediante éste. En estos cuatro años se han generado esos puentes y espero que en los años por venir se mantengan y se vuelvan más fuertes y grandes”.

Existen condiciones para que este “FCCyT 2.0” tenga continuidad, señala Franco. “Julia Tagüeña conoce muy bien la labor del Foro, como directora adjunta del Conacyt siguió de cerca nuestro trabajo, es decir, le ha seguido el pulso durante estos cuatro años. Conoce sus proyectos y los considera importantes para el desarrollo del país; tiene una trayectoria destacada y además de estas líneas seguramente emprenderá muchas más con esta visión”.

Esa visión, explica, es generar puentes entre las diferentes comunidades y apoyar las iniciativas de los tomadores de decisión con información, así como apoyar mediante el conocimiento el desarrollo de las comunidades, principalmente las más desamparadas.

José Franco, quien regresará al Instituto de Astronomía de la UNAM, puntualiza que al frente del Foro buscó potenciar las posibilidades de la institución, cuya riqueza está representada en su mesa directiva, la cual es única en el país. “No hay otra que tenga las visiones de ciencia básica —con las academias—, las de educación superior —con las universidades—, y las de los sectores productivos y sociales con el resto de las instituciones representadas. Las posibilidades del Foro parten de su riqueza y lo que hemos hecho es volverlas acciones. Iniciamos una etapa para que el Foro desarrolle su potencial y espero que se incremente con el paso del tiempo”.

Imprimir