Viaje musical a la Roma de Cuarón | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Sábado 12 de Enero, 2019

Viaje musical a la Roma de Cuarón

Repertorio. De Leo Dan a La Revolución de Emiliano Zapata, pasando por José José, Juan Gabriel, Lupita D’Alessio y Acapulco Tropical

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

"Te he prometido que te he de olvidar, cuanto has querido, yo te supe dar, solo y herido, así me dejas, sabiendo que mañana irás con otro al altar”, se escuchó la noche del pasado domingo en dos ocasiones, en Beverly Hills, cuando Alfonso Cuarón subió al escenario a recibir los premios de Mejor Director y Mejor Película de Habla no Inglesa, por Roma, durante la gala 76 de los Globos de Oro.

La comunidad latina expresó su emoción al escuchar el icónico tema de Leo Dan en el corazón de Hollywood, gracias a que aparece en el filme de Alfonso Cuarón: “Qué honor sentimos los latinos de ser parte de los ganadores de los Golden Globes, esta noche gracias a la obra maestra de Alfonso Cuarón y qué honor siento yo de ser partícipe con mi canción…”, expresó el mismo Leo Dan en su cuenta de Twitter.

Y es que en el arte del cineasta mexicano de materializar la memoria, la película ha sido hecha con finura, es una película que “sólo le falta oler”, afirmó Lynn Fainchtein (Hecho en MéxicoEl renacido), la productora musical, quien junto a Cuarón y al también productor musical Randall Poster (CarolUn reino bajo la luna), se encargaron de curar la música que forma parte del soundtrack de Roma.

“Hicimos una investigación muy grande, de mucho tiempo, que incluía música, por supuesto, pero también imagen de archivo, de qué es lo que estaba en la televisión en el canal 5 y 4, lo que en ese entonces salía en el canal 8. De qué sonaba en las estaciones de radio de música clásica, popular, juvenil”, dijo ­Fainchtein, en una entrevista a un medio mexicano.

“Dividimos la música en la casa. Había música para la cocina, música que sonaba en el cuarto de los papás, en la sala, en el cuarto de los niños, los radios que había en todas partes y lo que sonaba para cada quien”, agregó.

A propósito de esta recreación musical, y que el soundtrack de Roma está a la venta desde el pasado mes de diciembre, recordamos ese legado popular que forma parte de la memoria histórica, no sólo de una película, sino de un país.

La mencionada “Te he prometido” es simbólica porque es la primera que aparece en el filme, además cantada por Cleo (Yalitza Aparicio), quien es la nana y sirvienta de la casa que la escucha en su propio radio mientras hace sus deberes paseándose de habitación en habitación. Es un tema compuesto por Leo Dan cuando ya tenía una carrera consagrada, cuya letra comunica el pesar de un amante abandonado, aunque la mujer a quien se la canta y se casará con otro, aún lo sigue amando.

El cantante formó parte de una generación de baladistas románticos que hoy en día son recordados como ídolos, incluidas figuras femeninas como Rocío Durcal, quien suena con el tema “Más bonita que ninguna” (1965), cuando Adela (Nancy García), la otra nana de la casa, prepara la comida mientras habla con Cleo sobre su novio Fermín. La canción es el tema central de la película española del mismo nombre, que también protagoniza Durcal bajo la dirección de Luis César Amadori.

“…pero yo nací pobre, y es por eso que no me puedes querer”, canta simbólicamente Cleo, en la azotea de la casa mientras lava la ropa, y después trata de advertir a los niños sobre los peligros de jugar en las alturas. El fragmento forma parte de “No tengo dinero” (1971), primer sencillo y una de las canciones más emblemáticas en la carrera de Juan Gabriel, inspirada en todas sus vivencias que había tenido, afrontando la falta de vivienda, alimento y oportunidades para tocar.

“Cleo tiene un soundtrack, los papás tienen un soundtrack, los niños, el coche también. Por ejemplo, cuando entra el coche y se escucha la pieza de la Sinfonía Fantástica es porque viene oyendo la XLA, que es la estación de música clásica”, dijo Fainchtein, sobre otro tema que suena en el filme. Específicamente, al momento de la escena que explica, se muestra en el filme una división de clase, al mismo tiempo que le da a la figura paterna un peso aún mayor por el cuidado con que mete el auto y la manera en que lo recibe su familia.

Poco después de esa escena regresa la música popular, cuando la señora Sofía (Marina de Tavira) le pide a Cleo que le lleve un té a su marido. Al encontrarse en la cocina con Adela, se escucha “La nave del olvido”, en la voz del legendario José José (aunque fue escrita para el intérprete español Dyango, y cantada primero por la venezolana Mirtha Pérez y Los Panchos), que le regaló el compositor Dino Ramos.

Al terminar ese día, ya en su habitación, entre risitas, Cleo y Adela platican de sus novios y hacen sus ejercicios nocturnos, mientras suena “Gracias”, de Rigo Tovar, una licencia del director, pues el tema fue lanzado en 1972, y no en el 71, que es cuando se desarrolla la película. Fue uno de los grandes éxitos del intérprete de Matamoros (“querido”).

Cuando Adela y Cleo comen suena “Sombras”, de Javier Solís; también suena una parte de “Verónica”, de Víctor Iturbe en el radio del auto del chofer de la abuela, aunque curiosamente ese tema no forma parte del soundtrack oficial.

Escena memorable musical es el contraste entre clases, cuando en la celebración de Año Nuevo los patrones escuchan “I don’t know how to love him”, de Yvonne Elliman, para después ponerse festivos al ritmo de “Corazón de melón”, de la Orquesta Pérez Prado, cuya versión original es del quinteto cubano Las Hermanas Benitez, de los años 40. Mientras los patrones hacen filas con ese baile; en los subterráneos suena el tololoche en “Los ojos de Pancha”, del Trío Chicontepec, en la que Cleo es incapaz de brindar con pulque por su bebé.

En la escena de la calle, en la que Cleo persigue a los niños de la familia, se permite dar algunas melodías de la época entre “Those were the days” de Ray Conniff & The Singers; también retrata el momento del rock como símbolo naciente de la contracultura, a unos meses del Festival de Avándaro, como cuando Cleo busca a Fermín y unos amigos de este último ensayan el tema “La casa del sol naciente”, de Javier Bátiz y en su auto suena “Ciudad perdida”, de La Revolución de Emiliano Zapata.

Finalmente, el filme también toma otros temas pop de la época que aparecen en la radio, algunos siguen el corte romántico como “Vamos a platicar”, de Los Socios del Ritmo, cuando Cleo está en sus deberes; “Mi corazón es un gitano”, de Lupita D’Alessio, en el que dice “tal vez hallará un día y amor de verdad”, y que es simbólico porque es la escena en que la mamá de la familia mete el auto atropelladamente; más tarde suena “Cuando me enamoro”, en voz de Angélica María.

También suenan en el filme otros temas con ritmos tropicales como “Mar y espuma”, de Acapulco Tropical, en una escena en la playa y cierra “La suegra”, de Elbert Moguel y Los Strwck, también con ritmo guapachoso.

Roma es una película que carece de música original, todo lo que podemos escuchar dentro de este viaje a los recuerdos del pasado son los sonidos que nos remiten a ciertos lugares, como el sonido del afilador, el del camotero, o inclusive ruidos, como los gritos de comerciantes ambulantes o el tráfico. Y es aquí, que la música entra de forma circunstancial, apareciendo como guiño, constituyendo un elemento fundamental para transportarse a esa época.

Para cerrar este texto hay que decir que en uno de los trailers promocionales, suena “The great gig in the sky”, de Pink ­Floyd, sencillo que sacó en 1973 con el álbum The dark side of the moon; también Beck dijo en redes sociales que formó parte de la película y hace unos días la cantante adolescente Billie Eilish lanzó “When I was older”, inspirado en el filme de Cuarón.

Quizás esta noche, en la entrega de los Critics’ Choice Awards vuelva a sonar “Te he prometido”, o más tarde en los Premios Oscar.

Imprimir