Cultivo de hongos, alternativa para transformar el sargazo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Cultivo de hongos, alternativa para transformar el sargazo

Científicos del Colpos y del CICY comprobaron que el alga se puede emplear como sustrato para hacer crecer hongos comestibles. Por El Niño, se espera un arribo igual o mayor de sargazo en 2019

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

Investigadores del Colegio de Posgraduados (Colpos) y del Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY) han desarrollado un proceso para cultivar hongos comestibles en un sustrato donde no se había intentado antes, puesto que no generaba mayor interés: el sargazo.

Los especialistas han comprobado la factibilidad de utilizar estas algas como biomasa para hacer crecer los hongos, en vez de usar pajas de maíz o trigo, lo cual no sólo ayudaría a combatir el problema de su acumulación en las costas del Caribe mexicano, sino también propiciaría la producción de hongos comestibles en la región, puesto que si bien existe un consumo y mercado, se transporta desde otras regiones del país ya que no se produce en toda la península. Por si fuera poco, los residuos podrían aprovecharse para la regeneración de playa.

“Las investigaciones demostraron que los hongos comestibles del género Plaurotus (setas) pueden inocularse, crecer, desarrollarse y reproducirse sobre el sargazo utilizado como sustrato no convencional de cultivo. Esto significa que sus hifas son capaces de absorber los nutrientes necesarios para su desarrollo a partir de las paredes celulares del sargazo”, señala el artículo de divulgación “Los hongos comestibles, funcionales y medicinales: alternativa biotecnológica ante la problemática social, económica y ecológica del sargazo en el Caribe Mexicano”, difundido por los investigadores Daniel Martínez Carrera (Colpos) y Alfonso Larqué Saavedra (CICY).

“El objetivo de este tipo de proyectos es producir alimentos sin destruir el medio ambiente. La ciencia mexicana se responsabiliza de inmediato de una problemática latente y presentamos resultados de lo que ya logramos consolidar”, dijo Larqué en conferencia.

Ayer, en el Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT), los especialistas dieron detalles de esta investigación que en resumen consiste en “un modelo de bioconversión de sargazo en hongos comestibles y compuestos reactivos con impacto en la alimentación,  nutrición y salud, incluyendo su reciclaje a los sistemas costeros…”, explicó Martínez Carrera.

Dijo que si bien tendría un impacto económico tanto en la limpieza y mantenimiento del turismo en la región, como de la producción de hongos, también se pueden procesar sustancias llamadas basidocarpos, las cuales tienen un alto contenido de compuestos bioactivos benéficos en la alimentación y salud, por lo cual se pueden obtener productos de alto valor agregado, como fármacos. “Adicionalmente, se puede obtener abono orgánico para sistemas agroforestales, así como regenerador y estabilizador de dunas costeras, lo cual también es muy importante porque estamos perdiendo playa debido a los huracanes, cada vez más intensos”.

Refirió que México tiene algunas de las empresas de mayor producción de hongos en el mundo (produce el 80 por ciento en Latinoamérica), una de las cuales procesa diariamente más de 100 toneladas de sustrato para su cultivo. Si bien, enfatiza la viabilidad de esta alternativa biotecnológica para el aprovechamiento del sargazo, se requiere más investigación para montar una planta piloto que escale los procesos y funcione como módulo demostrativo para extrapolarlo a otras regiones o estados. Ésta requiere de una inversión de 100 millones de pesos.

OLEADA MARRÓN PARA 2019. El sargazo es un tipo de macroalgas marinas pardas o cafés que flotan y crecen en el océano, y se acumulan por montones en las playas del Caribe, afectando gravemente a ese ecosistema y sus especies, provocando mal olor y estragos al paisaje.

Aunque se tiene registro del arribo de sargazo al Caribe, es en la última década en la que se ha intensificado, si bien se han realizado vínculos con el aumento de la temperatura, una gran fuente es el aumento de nutrientes provenientes de actividades humanas. En este caso del proveniente de la desembocadura del Río Amazonas.

Para 2019, la llegada de sargazo al Caribe Mexicano será masiva, pronostica la Universidad de Florida, Estados Unidos; tal señaló Brigitta Ine van Tussenbroek, investigadora del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM.

“Si la situación es similar a la de 2018, los daños al ecosistema y a la industria turística serán severos”. En un comunicado de la universidad, la especialista refiere que los reportes mensuales de la Universidad de Florida, basados en masas flotantes en océano abierto, son a gran escala, por lo que sólo indican la probabilidad de que llegará a nuestras playas, sin especificar a dónde: Chetumal, Tulum o Cancún. Para obtener esa predicción se requiere un monitoreo más detallado y modelaje, que no se han implementado.

Por otra parte, el científico del Colpos recordó que pese a que no se puede hacer una previsión de la cantidad de sargazo que llegará este 2019; se espera que sea igual o mayor que el año pasado, catalizado por el fenómeno de El Niño.

Víctor Alcérreca, director del Consejo Quintanarroense de Ciencia y Tecnología dijo en el FCCyT que el año pasado la limpieza de sargazo de las playas mexicanas sumó los 200 millones de pesos y se calcula que superó las 100 mil toneladas.

“El sargazo debe contenerse y recuperar en el mar, puesto que una vez en la playa, cuando entra en proceso de descomposición (y emite un olor fétido), es inmanejable. Estamos ante un problema nacional e internacional, por lo que se necesitan acuerdos entre diferentes niveles de gobierno y con la industria hotelera”.

Para la investigadora de la UNAM, hay una desvinculación entre el sector privado y los diferentes niveles de gobierno, puesto que no existe un órgano coordinador que integre y oriente los esfuerzos que se realizan para dar solución. “Mi sugerencia es establecer un organismo coordinador, estatal o nacional, dedicado especialmente a la mitigación efectiva”.

Imprimir