La OMS incluye al movimiento antivacunas entre las 10 amenazas más graves a la salud global | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

La OMS incluye al movimiento antivacunas entre las 10 amenazas más graves a la salud global

Sólo tres son infecciones: el VIH, el dengue y el ébola. Las restantes son problemas de salud que se generan por conductas humanas, problemas de infraestructura o meteorológicos.

El movimiento antivacunas es una de las causas del resurgimiento del sarampión en países donde había sido erradicado. (Foto: OMS)

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dio a conocer el jueves las diez amenazas más graves a la salud global para el año 2019 y sólo tres de ellas son infecciones, como el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), el dengue y el ébola. Las otras siete amenazas son problemas de salud que se generan por conductas humanas, problemas de infraestructura o meteorológicos. En este análisis, por primera vez se incluyó al movimiento antivacunas como una amenaza grave global, pero también aparecen las condiciones vulnerables de los migrantes, el cambio climático y la pobreza en los centros médicos de primer contacto.

“El mundo se enfrenta a múltiples problemas de salud. Éstos van desde brotes de enfermedades prevenibles, como el sarampión y la difteria; el aumento de agentes patógenos resistentes a los medicamentos; las crecientes tasas de obesidad e inactividad física; así como los efectos de la contaminación ambiental en la salud, los problemas sanitarios asociados al cambio climático y múltiples crisis humanitarias”, indica el documento de la OMS.

Para abordar éstas y otras amenazas a lo largo de 2019 la OMS considera necesario multiplicar esfuerzos para que mil millones de personas que actualmente no tienen acceso a sistemas de salud reciban la atención mínima básica indispensable. “Alcanzar esta meta requerirá abordar las amenazas a la salud de una variedad de ángulos”, dice el reporte.

MOVIMIENTO ANTIVACUNAS. La renuencia o negativa a vacunar a niños, a pesar de la disponibilidad de las vacunas, es una amenaza que puede revertir los avances en la lucha contra enfermedades prevenibles, indica el reporte de la OMS. La vacunación es una de las formas más rentables de evitar enfermedades; previene actualmente 2 millones de muertes al año y más de 1.5 millones de decesos podrían evitarse si mejora la cobertura mundial de vacunación.

Un ejemplo del efecto negativo del movimiento antivacunas es la evolución del sarampión, por ejemplo, en el que se ha visto un 30 por ciento de aumento en el número de casos a nivel mundial. Las razones de este aumento son complejas, y no en todos los casos se deben a la negativa a aplicar las vacunas. Sin embargo, algunos países que estaban cerca de eliminar la enfermedad han visto un resurgimiento.

“Las razones por las cuales la gente elige no vacunarse o no vacunar a sus hijos son complejas”, indica la OMS. “Un grupo asesor de vacunas de la OMS identificó entre las personas indiferencia, inconvenientes en el acceso a las vacunas y la falta de confianza. Ésas son algunas de las razones clave subyacentes en la duda o resistencia a vacunar. Los trabajadores de la salud, especialmente en las comunidades, siguen siendo las personas más confiables e influyentes en las decisiones sobre vacunación, por esto deben ser apoyadas para proporcionar información confiable y creíble en las vacunas”, dice el comunicado del organismo multinacional que reúne información de 196 países y estados independientes de todo el planeta.

En el año 2019, se intensificará en diferentes países el trabajo para eliminar el cáncer de cuello uterino, ya que se prevé un aumento de la cobertura de la vacuna contra el VPH, entre otras intervenciones.

2019 también puede ser el año en que se detenga la transmisión del virus de la polio en Afganistán y Pakistán, pues en 2018 menos de 30 casos fueron registrados en ambos países. La OMS y sus asociados afirman estar comprometidos en apoyar a estos países para vacunar a cada niño para erradicar los efectos discapacitantes de la enfermedad.

Hay otras amenazas que la OMS considera como prioritarias para la salud y que requieren nuevos enfoques, por ejemplo los efectos de la contaminación del aire. La OMS dice que es necesario poner más atención al hecho de que 9 de cada 10 personas del planeta respira actualmente aire contaminado y que esto tiene como efecto la muerte prematura de 7 millones de personas cada año.

Imprimir