Mercedes de la Garza recibe doctorado honoris causa de la Universidad de Humanidades de Rusia | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Mercedes de la Garza recibe doctorado honoris causa de la Universidad de Humanidades de Rusia

Mercedes de la Garza recibe doctorado honoris causa de la Universidad de Humanidades de Rusia | La Crónica de Hoy

Por su trayectoria y valiosa contribución académica a través de su obra escrita sobre historia, religión, arte plástico y literatura maya, contenida en numerosos libros y artículos publicados en México y otros países, Mercedes de la Garza fue distinguida con el doctorado honoris causa por la Universidad Estatal de Humanidades de Rusia. La emérita del Instituto de Investigaciones Filológicas (IIFL) de la UNAM se dijo honrada de que la institución rusa, una de las más destacadas de ese país, la haya distinguido por una labor académica “cercana a la que proporcionó plenitud al científico ruso Yuri Knórosov: el conocimiento de la cultura maya. Él nos dio la clave para descifrar su escritura, con su asombro, dedicación e incomparable talento”.

Alberto Vital Díaz, coordinador de Humanidades, consideró un honor para esta casa de estudios que una de sus investigadoras distinguidas, humanista, y de trayectoria ejemplar y admirable, haya sido reconocida con el doctorado honoris causa por una universidad tan importante en el área de las humanidades.

Viktor Koronelli, embajador de Rusia en México, también acentuó la larga relación entre los dos países, “caracterizada por un espíritu de amistad y cooperación multifacética, de manera especial en el ámbito cultural y humanístico”.

En el Aula Magna del IIFL, De la Garza se refirió a aspectos de su propia vida académica, que tienen que ver con el especialista ruso y sus propios intereses de conocimiento.

“Una de las ciudades con más textos jeroglíficos, y que ha llamado la atención de muchos estudiosos de la cultura maya, es Palenque, Chiapas, la más significativa para mí desde que Alberto Ruz, mi maestro y descubridor de la tumba de Pakal, me la mostrara”.

Imprimir