Egresados de la UNAM crean alimentos inteligentes con productos de las milpas | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Egresados de la UNAM crean alimentos inteligentes con productos de las milpas

Son harinas en su mayoría, que se venden a través de internet y son ricas en proteínas, minerales y vitaminas. Hasta ahora, los hermanos Francisco y Fernando Guadarrama ofertan 11 productos diferentes.

Fernando (izq.) y Francisco lograron integrar los aportes nutrimentales de la chía, cacao y aguacate, entre otros. (Foto: Especial)

Francisco y Fernando Guadarrama Solomon, dos hermanos egresados de las carreras de Química y  Artes Visuales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) desarrollaron un proceso para deshidratar y combinar alimentos procedentes de milpas de Xochimilco y del Estado de México, así como de huertas de Chihuahua y Chiapas.

En sus procesos usan semillas y frutos como el maíz, chía, aguacate, nuez, cacao y frutos rojos, además de miel de abeja. Con estos insumos fabrican harinas con alto valor nutricional a las que llaman súper alimentos o alimentos inteligentes. Estos productos sólo se comercializan por internet, lo que aporta más ingresos a los productores del campo.

El proyecto se originó hace tres años y medio cuando ambos hermanos comenzaron a investigar sobre la existencia de diferentes alimentos saludables y los llamados alimentos inteligentes, que no provocan problemas de sobrepeso o alteraciones al estado de humor, como los que ellos habían experimentado en su juventud temprana.

Los alimentos que ahora producen son harinas, en su mayoría, y dos de ellos son líquidos. Todos se venden a través de internet, empaquetados y etiquetados. Se consumen como suplementos que aportan fuertes dosis de proteínas, minerales y vitaminas.

“Yo estudié en la Facultad de Química. Por cuestiones personales yo y mi hermano comenzamos a estudiar el tema de los súper alimentos. Por mi formación como químico entendí que muchos de éstos son alimentos ricos en nutrientes, pero que muchas veces son difíciles de consumir por cuestiones de saber, ya que pueden llegar a ser un poco fuertes y son desechados por muchas personas. Ése fue el primer reto que tuvimos que resolver, explicó en entrevista con Crónica Francisco Guadarrama.

Antes de arrancar, los dos hermanos leyeron diferentes estudios clínicos que les ayudaran a sustentar la idea de que este tipo de alimentos concentrados tienen un efecto positivo en el organismo humano y no se trata sólo de un efecto placebo.

Fernando, quien estudió Artes Visuales también había observado que la dieta que se asocia a la vida urbana contemporánea  desemboca fácilmente en problemas de obesidad o en dietas exageradamente exigentes y que generan trastornos de humor en quienes son disciplinados para mantener una dieta saludable.

“Nos pusimos a investigar mucho, leyendo artículos científicos, viendo documentales  y revisando toda la documentación posible de este tipo de productos que en inglés son llamados Super Foods. Luego entramos en la fase de realizar experimentos con los diferentes ingredientes que podíamos obtener en México”, detalla Fernando, quien trabajó con su hermano para convertir su idea en un proceso de producción y en una marca para poder vender sus productos de una manera mayor. Así nació la marca de los hermanos Guadarrama Solomon, llamada Epic Foods.

ELIMINAR LO AMARGO. Uno de los primeros problemas que tuvieron que resolver en laboratorio y en sus pruebas de producción fue eliminar el sabor amargo de estos súper alimentos.

“Lo que hemos obtenido es una mezcla de polvos extraídos de alimentos ricos en proteínas, carbohidratos, grasas y antioxidantes.  Tenemos productos diferentes como bebidas con sabores de frutos rojos, mango, coco, piña colada y sabor chocolate. La principal presentación son polvos, pero también vendemos frutos deshidratados, semillas y suplementos que vienen en forma de cápsulas y tabletas”, indica Francisco Guadarrama.

Fernando detalla que actualmente tienen más productos en fase de desarrollo.

“Llevamos hasta ahora once diferentes productos que tienen mezcla de varios alimentos e ingredientes. Uno de ellos tiene tres sabores diferentes y tenemos una nueva línea de productos en fase de desarrollo. Aunque la mayoría de estos productos son polvos, tenemos también algunos líquidos como cacao y una miel con vitamina C”, dice Fernando.

Los insumos para estos productos provienen de milpas y huertas que no usan o usan el mínimo de fertilizantes químicos. Muchos de ellos son alimentos de consumo tradicional en México, como la chía y el cacao. Cada uno de ellos ha sido estudiado por diferentes instituciones y tiene efectos documentados para alguna función específica, por ejemplo el aumentar la energía, la concentración o la fortaleza muscular.

“Trabajamos mucho con productores del sur de la Ciudad de México y del Estado de México, pero hay algunos productos, como las nueces, que obtenemos de huertos de Chihuahua, o el cacao, que traemos de Chiapas. Todo proviene de México. Tomamos un poquito de cada parte del país”, dice Francisco.

Para darse a conocer los hermanos Guadarrama usaron internet y su éxito ha llamado la atención de algunas cadenas de farmacias y tiendas de autoservicio, con las cuales negocian actualmente para ser distribuidos por un nuevo canal.

Ellos aclaran que estos súper alimentos no sustituyen a una dieta balanceada y saludable, pero sí solventan las carencias de nutrientes que tiene una dieta improvisada en una vida apresurada, como la que experimentan muchos mexicanos. 

“Nuestro proyecto fue surgiendo un poco sobre la marcha. Fuimos decidiendo conforme íbamos haciendo pruebas y diferentes procesos. Hoy tenemos alimentos que puede consumir un atleta de alto rendimiento, pero también un artista, un oficinista, un niño o un adulto mayor”, concluye Fernando Guadarrama Solomon.

Imprimir