Opa Popa Dupa: Contenido infantil con conciencia para Latinoamérica | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Opa Popa Dupa: Contenido infantil con conciencia para Latinoamérica

La nueva programación infantil llega con marionetas para explicar la importancia del cuidado del medio ambiente.

Incluye sesiones con invitados especiales, entre los que destacan músicos como Juanes, entre otros artistas. (Foto: Cortesía)

La curva de existencia de los títeres en la televisión alcanzó su punto más elevado gracias a Jim Henson, la mente detrás de Los Muppets y Plaza Sésamo. Fue así como las marionetas pasaron de los teatros a la televisión y luego a su evolución, gracias a la innovación tecnológica realizada para la serie Dinosaurios —siendo la más costosa de su tipo —. Sin embargo, la esencia simple del títere volvió con series como Bear en la gran casa azul; y bajo ese mismo perfil, hoy se estrena Opa Popa Dupa.

A propósito de ello, Crónica conversó con parte de la producción de la serie: la titiritera Xareny Orzal, quién da voz y vida al personaje Flower Power, el director de titiriteros Santiago Alonso y el productor Fernando Semenzato.

En plena era tecnológica, en la que la programación digital ha cambiado la perspectiva de chicos y grandes, National Geographic Latinoamérica se arriesga con una producción que regresa a las marionetas a la pantalla chica con un mensaje educativo y humano para los niños. “Los valores que se transmiten en general son los de National Geographic, pero en este caso dirigido a los niños”, comenta Santiago Alonso.

Además, por tratarse de un programa que será transmitido a varios países de Latinoamérica, la producción decidió uniformar el lenguaje a un estilo de español mexicano, para que fuera más claro en todas las localidades.

“Nat Geo LATAM no está acostumbrado a contenidos tan regionales, salvo ciertas excepciones, cuando se trabaja con alguna producción específicamente para una localidad, pero en este caso, sabiendo que países como Argentina, Colombia o Chile, están expuestos a un doblaje más neutro, decidimos que desde los guiones hasta los titiriteros —quienes realizan las voces— fueran mexicanos. Encontramos que el talento en México es espectacular, esta serie es un producto 80% mexicano”, destacó Fernando Semezanto.

“En cuanto a los títeres, buscamos dar una animación mucho más viva que el 3D, que es lo que potencia al títere. Los títeres incluso están recogidos en los estatutos de la UNESCO, en la Unión Internacional de la Marioneta, considerados como patrimonio infantil de la humanidad”, menciona Alonso.

“Esto es precisamente porque cuando un actor maneja a un títere, le está dando una animación diferente de la que se puede dar con técnicas digitales, porque es teatral y tiene alma, no pasa por un proceso frío o tecnológico, es artesanal y análogo. Esto es muy potente tanto en teatro como en televisión, así que lo que buscamos en este programa es tener la animación de la más alta calidad y corazón”, indica.

Es así como este lunes llega la serie Opa Popa Dupa, a través del canal Nat Geo Kids,  la cual pretende crear conciencia en los más pequeños, explicándoles diversos aspectos sobre ecología y el medio ambiente: “Lo primero que hicimos fue trabajar con sociólogos y psicólogos para estar seguros que lo que estábamos tratando de explicar fuera factible para los chicos de nuestra audiencia. Tratamos de abordar pequeñas cosas que fueran de lo simple a lo complejo, pero con un lenguaje adecuado”, afirmó Fernando Semenzato.

“Los títeres, a partir de la construcción propia, son elementos atractivos visualmente para los niños, que se convierten en alegorías de la naturaleza y las personas, tienen que ver con cómo están constituidos, los colores que tiene cada uno, así como sus formas. Generando así una comunicación más sencilla y directa que rompe la barrera de lo real y lo imaginario”, explica Xareny Orzal.

La serie aborda distintas temáticas que van desde el medio ambiente, la ciencia, la tecnología, el espacio, la física, la química, entre otras. Sin embargo, el desarrollo de cada una se ve reflejada en la vida de 15 personajes principales, los cuales las van explicando en su día a día, permitiendo que los niños aprendan de forma natural y dinámica.

“Creo que también tiene que ver con que la tecnología va avanzando, pero lo tangible que da una persona a un objeto, que en este caso es un títere, hace que se imprima mucho de la persona en él, la manera en que se mueve, cómo habla, lo que dice y su cadencia, lo convierte en un arte completamente diferente”, argumenta la titiritera.

Continúa: “A diferencia de las caricaturas, en las que los niños están acostumbrados a una pantalla y a la separación existente entre ellos en un plano real, los títeres materializan las historias en un mundo real fantástico y eso hace que para los pequeños se convierta en una experiencia única”.

El programa cuenta con varias secciones durante los treinta minutos que dura cada episodio, las cuales son presentadas por cada personaje y tienen roles específicos que cubren distintas disciplinas y expresiones, como un famoso león actor, un gorila youtuber, o hasta una flor amante de la música llamada Flower Power.

“Como la serie está alrededor de animales, no podía faltar un ser vegetal, quien además está unido al bosque de Opa, donde viven los personajes, y Flower Power es el personaje que conecta al resto con esa parte de la naturaleza, dando oportunidad a que comparta una visión distinta a de los demás personajes, respecto al lugar que habitan. Creo que era necesario un personaje así para poder crear conciencia sobre la importancia ecológica para la vida de cualquier ser”, reflexiona Orzal.

Entre las secciones se encuentra un apartado en el que participan invitados especiales: “Tuvimos una recepción increíble. Cada uno de los artistas estuvo alrededor de dos horas grabando con los títeres, cantando con ellos; es el caso de Juanes, por ejemplo”, comenta el productor.

Más de 100 celebridades latinoamericanas han aparecido en los episodios, desde Bronco, Carlos Vives, Ha*Ash, Benjamín Vicuña, Mario Bautista, hasta Juanes, Moderatto o Poncho Herrera, por mencionar algunos.

 

► “El títere es un gran aliado en el lenguaje para los niños desde que existe, la cuestión es ponerlo en los medios adecuados”: Santiago Alonso, director de titiriteros de Opa Popa Dupa.

Imprimir