El canto de la rebelión combina imaginación con sentimientos | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

El canto de la rebelión combina imaginación con sentimientos

El canto de la rebelión combina imaginación con sentimientos | La Crónica de Hoy

Los animales en forma de títeres se apoderaron del público infantil a partir de este 9 de febrero con la puesta en escena El Canto de la Rebelión, que se presenta en el Teatro Helénico.
“Es una obra familiar que contiene mucha música y que además tiene que ver con una de mis fábulas favoritas”, compartió Adrián Ladrón (director) en entrevista con Crónica, referente a la historia que habla de El Podrido, un diminuto pueblo donde vive una comunidad de insectos.
Este lugar está en el paso de las vacas, un lugar donde tiembla frecuentemente. El Gobernador, don Escarabajo Estercolero, no quiere mudarse de ahí porque la caca le da mucho poder, pero la música de la Cigarra inspira a la Luciérnaga y a las Hormigas para convencer a los habitantes de El Podrido de buscar otro lugar donde vivirán mejor. La unión de los habitantes parece ser la única solución para cambiar y mejorar sus vidas.
“Se trata de un lugar mejor para vivir y pues tiene un mensaje muy claro, en donde alrededor de ocho actores en escena hacen la fusión con los títeres, que son representados en forma de insectos. Hay músicos en vivo y eso le da un resultado diferente a la historia, la gente puede combinar la imaginación con los sentimientos”, platicó.
Inspirada en la fábula El canto de la cigarra, de Onelio Jorge, pensada para que los niños reconozcan valores como el respeto, la libertad y la solidaridad, “la obra toca temas que tienen que ver con lo social y lo político, con el abuso de poder y la libertad de expresión, eso puede generar polémica, pero las reacciones han sido bastante asertivas”, dijo.

Imprimir