“El turismo no sólo es visitar museos, también está en el barrio”: Carlos Mackinlay | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 12 de Febrero, 2019

“El turismo no sólo es visitar museos, también está en el barrio”: Carlos Mackinlay

En entrevista con Crónica, Carlos Mackinlay, secretario de Turismo de la Ciudad de México, nos cuenta su plan para transformar el oriente de la CDMX en un espacio atractivo para visitantes nacionales y extranjeros, de la mano de la cultura

“El turismo no sólo es visitar museos, también está en el barrio”:  Carlos Mackinlay | La Crónica de Hoy

Pese a lo que pueda parecer, hay razones para visitar y conocer el oriente de la Ciudad, o así lo creen muchos, pero en especial el encargado de Turismo de la capital del país.

Carlos Mackinlay es de los que piensa que el turismo social es la puerta para el desarrollo de una cultura turística… Y es que sostiene: “el turismo no sólo consiste en visitar museos, la experiencia también está en la calle… en el barrio”.

En entrevista con Crónica, el secretario nos cuenta su plan para transformar el oriente de la CDMX en un espacio atractivo para visitantes nacionales y extranjeros, de la mano de la cultura.

Eso es, confiesa, uno de sus principales retos.

Sentado en uno de los sillones de la terraza del Hotel Casa Blanca, enclavado en los alrededores del Monumento a la Revolución, Mackinlay acepta que el 2018 fue un buen año para el turismo de la CDMX, pero asegura que el 2019 será mejor.

Afirma que la capital del país es guerrera, que soportó el sismo del 19 de Septiembre, en especial el sector hotelero.

Se da tiempo para contarnos del futuro de la Fórmula 1, de la continuidad de la Ferias de las Culturas y de su relación con los 16 alcaldes, interesados en abrir espacios turísticos. 

—¿Cómo se encuentra el turismo de la Ciudad de México?—se le pregunta.

—Encontramos un turismo en buen estado, por suerte, encontramos un turismo que el año pasado registró una alza moderada en todos los indicadores: en cantidad de turistas nacionales, en cantidad de llegada de turistas extranjeros, en porcentaje de crecimiento de la ocupación y en el derrame económico; es decir que en todos los segmentos, todos los indicadores macroeconómicos indican que hay avances.

Nosotros pensamos que son avances moderados que habrían de crecer un poco más a lo largo del año, pero encontramos la ciudad en buen estado.

—¿No encontró irregularidades?

—La Secretaría de Turismo es muy pequeña con un presupuesto muy delimitado y no hemos encontrado alguna irregularidad digna de mencionar, probablemente algunas plazas que estaban ocupadas por compañeros que no eran del todo profesionales en la materia, pero nada más, en cuanto a irregularidades grandes no ha habido ninguna.

—¿Apostará al Turismo en el Barrio?

—Tengo la dicha de ser secretario (de Turismo) de una ciudad que tiene muchos atractivos turísticos, que tiene una dinámica muy importante y que la vamos a cubrir… pero tenemos un programa adicional, que tiene más quereres, con un tema de turismo social y sobre todo de extender los beneficios del turismo a poblaciones que no lo disfrutan.

Va a poblaciones que están al margen del desarrollo turístico, entonces decidimos este programa de turismo incluyente y de barrio, que busca detonar el turismo en las alcaldías del oriente que son: Gustavo A. Madero, Venustiano Carranza, Iztacalco, Iztapalapa, algunas zonas de Coyoacán oriente, Xochimilco y Tláhuac, principalmente.

Es un programa interesante que tiene que rendir frutos a mediano y a largo plazo. No estamos esperando resultados a corto plazo, es un programa que busca, en todas esas alcaldías, encontrar lo que llamamos experiencias turísticas, que pueden ser detonadas para hacer visitas nacionales y extranjeras y posiblemente, en un próximo periodo, buscar espacios de alojamiento, ya sea en espacios comunitarios en casas, instalaciones de pequeños hoteles y otros, que se destinen al hospedaje para el turismo que va a llegar. A muchos les interesa esta clase de experiencias.

—¿Estamos hablando del turismo religioso como el que tiene las alcaldías de Gustavo A. Madero, con la Basílica de Guadalupe, o en Iztapalapa, con la Pasión de Cristo, o de qué tipo de turismo estamos hablando?

—No, ése es un segmento de turismo que se maneja, que fomentamos; ahora estamos hablando de un turismo que tiene que ver con otros aspectos, por ejemplo si tú vas a ver los murales de la Central de Abastos, donde hay grafitis, pinturas o donde hay personajes como boxeadores luchadores, gastronomía de barrio, gastronomía local, en la que efectivamente hay experiencias que dan historiadores que residen en la zona, cronistas que viven en Tepito o en los alrededores, personas que se dedican al arte, a la cultura, a la música; es un concepto nuevo de turismo y que además atrae al turismo internacional, eso  es lo que nos interesa, que se redescubran las zonas del oriente de la Ciudad de México y que se dé otra clase de giro turístico.

La derrama económica que deja el turismo es alta, estamos hablando de cerca de 100 mil millones de pesos al año, pero actualmente está muy concentrado en el poniente de la capital y queremos que exista un beneficio directo a quienes viven en otras partes de la ciudad.

—El Oriente de la Ciudad es inseguro.

—Debemos ser cuidadosos con el tema, estamos hablando con la Secretaría de Seguridad Ciudadana para ver como orientar nuestra propuesta en materia de seguridad, pero no es un turismo que tienen que sufrir las personas que se trasportan en la madrugada o que viven en determinados espacios.

 

N

 

uestra propuesta está orientada a algunas personas o espacios que serán turísticos, y no estamos pensando en afectar en mayor o menor medida a la comunidad, pero sí debemos ser cuidadosos.

—En 2018 hubo un récord de asistencias a la Ciudad de México, es difícil conseguir o mantener ese récord...

—Estamos hablando del 2018, año en el que se registró 14 millones de llegadas a la Ciudad en hoteles y estamos contentos porque se superó esa barrera, pensamos que el 2019 será mejor y estamos haciendo campañas de promoción nacional e internacional.

Turismo nacional es el 77 por ciento del total del turista que llega y continuaremos trabajando intensamente para que así siga y el resto del internacional se va a trabajar en los principales mercados y tienen la ventaja que dejan una derrama económica de la que genera el turismo.

—¿Qué va a pasar con la Fórmula 1?

—Hay que esperar, son procesos largos que tardan y estamos contentos de que la Fórmula 1 se desarrolle normalmente en el 2019, son situaciones y eventos que requieren de muchos recursos que tanto el Gobierno Federal como el local tienen distintas prioridades en orientación del recurso y eso es un dato nuevo, nosotros en el gobierno de la doctora Sheinbaum, efectivamente, hay una orientación mucho más social y el tema de los Pilares y el tema de la rehabilitación de algunos espacios, el tema de la reconstrucción, hay muchos temas que son prioritarios para el Gobierno de la Ciudad y lo mismo pasa con el Gobierno Federal, pero esperemos con la situación del tema Fórmula 1 y hasta este momento no se decide nada.

—¿Conviene traer esta clase de eventos a la Ciudad?

—Sí conviene, son eventos que traen buena imagen, buena ocupación y que se convierten en espacios de entretenimiento que siempre son necesarios para la ciudadanía.

—¿La Feria de las Culturas continuará?

—La Feria de las Culturas continúa, es una feria que va a cumplir 10 años y es un éxito; ya hay anotados más de 70 países que van a participar, pero esta feria continúa y va a crecer.

—¿Cómo ha afectado el sismo del 19 de septiembre al turismo?

—Hubo desafortunadamente afectaciones, pero en el caso de la infraestructura hotelera fueron pocos daños y no ha afectado el flujo de turistas en la ciudad, es una ciudad guerrera, combativa, que ha sabido remontar rápidamente esas afectaciones y del frente internacional o las reservaciones, entre otros aspectos, no tenemos alerta para que la gente no venga a la Ciudad de México.

—¿El trato con los alcaldes?, sabemos que hay más trabajo con ellos.

—Es un trato magnífico, en este momento están reunidos los representantes de turismo de todas las alcaldías porque queremos hacer una promoción de la capital de manera conjunta y que cada quien ponga sus propios medios  y estamos haciendo una red de descubrimiento de valor turístico que hay en muchas alcaldías y vamos a poner mucho énfasis en todas las propuestas que tengan que ver, con las experiencias, con información turística. Se está haciendo un trabajo novedoso con las alcaldías y qué bueno que lo preguntas, porque las alcaldías están ávidas de trabajar junto con la secretaria.

—¿Habrá programas para personas de bajos recursos?

— Sí, el turismo social inició con el ingeniero Cárdenas, con unas 12 mil personas que se benefician de un programa social hace muchos años; el año pasado se llegó a 400 mil personas y esperamos este año beneficiar a 500 mil personas, pero  hablamos de un turismo social con servicios de primera categoría, con transporte de primera, con estancias de primera y con un sector de la sociedad que va a poder conocer el Museo de Antropología, Centros de entretenimiento como Six Flags, La Feria…

Tener recorridos dramatizados donde se van a encontrar con personajes históricos en el Castillo de Chapultepec, en el Centro Histórico, en la Calle de Madero (del Centro Histórico), entre otros.

Para nosotros este programa de turismo social es la puerta para el ­desarrollo de una cultura turística y debemos tener en cuenta otro dato, un gran porcentaje, alrededor del 30 por ciento de la población de la capital, no conoce el Zócalo, entonces queremos hacer un llamado a la población para que conozca su ciudad, para que se sienta orgullosa, para que sienta que el turismo es parte de él, y lo trabajaremos con la población que más lo requiera.

—¿Habrá programas de la anterior administración que desaparezcan?

—Mira, el turismo social sigue, la promoción a nivel nacional y extranjera sigue y el turismo de barrios es algo nuevo, los temas de equipamiento urbano y turístico se están trabajando de manera novedosa, o más bien en la administración pasada ningún gran proyecto se desarrolló en equipamiento turístico de toda la ciudad, lo único nuevo fue el Parque La Mexicana y nada más…

Aquí la doctora Sheinbaum ya anunció diferentes programas, renovación de espacios en el Centro Histórico y habrá otros anuncios importantes que dará y que involucran mucho al turismo, ahí está la gran diferencia entre ésta administración y la pasada.

—¿En qué se debe trabajar?

—Tenemos que trabajar en un tema muy profundo, se ha reconfigurado todo el esquema turístico a nivel nacional específicamente con el Consejo de Promoción Turística de México, ahora los estados y la Ciudad de México debemos encontrar nuevas formas de promoción, nuevas formas de obtención de recursos y ése es el reto para todos nosotros, todo el día estamos hablando con los secretarios de turismo de todo el país, con  los que llevamos una buena relación a través de la Organización de Secretarios de Turismo, en la que tenemos un mecanismo de apoyo, en apoyarnos para tianguis turísticos, para la publicidad y la promoción; ahí tenemos un reto importante que deriva de una situación conocida, pues el Consejo de Promoción Turística dejará de recibir recursos que ahora se destinarán al Tren Maya, pero lamentablemente, el Consejo de Promoción se opacó por las grandes deficiencias e irregularidades que hubo en la administración pasada.

—¿El reto para este primer año?

—Tenemos que consolidar estos programas, el turismo de oriente con los barrios, mejorar las estadísticas, y tenemos otro reto: armonizar la relación entre lo que llamamos el turismo tradicional y el turismo derivado de las nuevas plataformas, que son cada vez más.

AIRBNB (aplicación) es una de ellas, pero están surgiendo más plataformas de alojamiento no tradicional como los hoteles, moteles y casas de huéspedes y tenemos que hacer un trabajo muy importante que tiene que ver con la regularización y ahí hemos estado trabajando.

No podemos dejar de lado a estas plataformas, tan sólo AIRBNB reporta que el año pasado 620 mil turistas hospedados en las casas que ponen a disposición para los visitantes, es muchísimo, es una barbaridad este número por lo menos ya forma el 5  o 6 por ciento del total de turistas hospedados en la capital y ése es un reto.

Hay zonas que tras una remodelación no fueron las mismas, como la Zona Rosa, ¿hay planes para rescatarlas o modificarlas?

—Y en otros casos fue al revés, en la administración anterior, al remodelar el Monumento a la Revolución o la Alameda, se convirtieron en impactos turísticos muy elevados. La Zona Rosa, no se remodeló, se actualizó, se hicieron labores de mantenimiento en la zona que merecen todavía una respuesta integral para devolverle el impacto turístico.

Hay otros espacios como la Glorieta de los Insurgentes o Coyoacán,  que son temas que debemos seguir trabajando.

—En la pasada administración se hablaba de un corredor en Insurgentes en el que habría zonas con Internet, eso no se consiguió.

—No se va a trabajar especialmente con inversión externa, pero sí se van hacer proyectos que se van a someter a la decisión de la doctora Sheinbaum para su aprobación, no se puede hacer todo en el primer año en materia de obras, porque las obras siempre generan tráfico, molestias y debemos dosificar y desregular muy bien ese tipo de situaciones.

Imprimir