Iniciativa de ley de ciencia no tiene consenso de la comunidad científica | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Iniciativa de ley de ciencia no tiene consenso de la comunidad científica

El documento se puede mejorar si se pide la opinión de quienes están dentro del sector: José Franco. Además, la iniciativa desestima hoja de ruta presentada por el rector Enrique Graue, producto de un consenso institucional

Iniciativa de ley de ciencia no tiene consenso de la comunidad científica | La Crónica de Hoy

El viernes pasado, la senadora tlaxcalteca de Morena, Ana Lilia Rivera, presentó la iniciativa de creación de la Ley de Humanidades, Ciencias y Tecnologías, que abrogaría la Ley vigente desde 2002, con sus reformas y adiciones. No obstante, este documento ha sido elaborado unilateralmente, sin la participación de la comunidad científica del país.

“Para que tenga sentido cualquier cambio a la ley, se requiere del consenso de aquellos grupos que serán afectados. Éste no es el caso, lo cual la convierte en una propuesta muy poco acabada”, señala en entrevista José Franco, exdirector del Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT).

El también expresidente de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) enfatiza la importancia de que las dos cámaras y comisiones unidas del Poder Legislativo tengan claro que “no hubo ningún consenso” en la iniciativa, por lo que sería deseable que en los próximos días se lleve a cabo una convocatoria junto con el Foro Consultivo para que la comunidad científica exprese su opinión.

Añadió que una ley que pretende regir todo el país debe tomar en cuenta a las instancias ya construidas en la federación, en tanto que la iniciativa busca desaparecer esa relación y se visualiza como un deseo centralista extremo para el sistema de ciencia y tecnología, contrario a la democracia.

Son puntos importantes, elementos fundamentales en cualquier ley que los autores del documento parecen desconocer. “Para dar cambios tan drásticos los argumentos de la iniciativa no se sostienen”.

El astrónomo añadió que con la opinión de la comunidad científica se puede reestructurar mejor la ley, que lo requiere, “pero los principios para ello deben ser muy diferentes. Ese trabajo se puede mejorar y hay mecanismos existentes de comunicación y para la búsqueda de consensos entre la comunidad, el trabajo del FCCyT es muy importante”.

Como parte de la iniciativa, el Consejo “asumiría el rol y propiciará el desarrollo o consolidación de otras entidades del sistema”, entre éstos, el Foro Consultivo Científico y Tecnológico y la Red Nacional de Grupos y Centros de Investigación, lo cual no especifica cuál sería el destino de estas instituciones.

DESDÉN A PROPUESTA CONSENSUADA. En agosto del año pasado, el entonces presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, asistió al Palacio de Minería a un encuentro con la comunidad científica, académica y empresarial vinculada con el sector.

De mano del rector de la UNAM, Enrique Graue, se le entregó el documento Hacia la consolidación y desarrollo de políticas públicas en ciencia, tecnología e innovación. Objetivo estratégico para una política de Estado 2018-2024, una hoja de ruta sobre el sector para los próximos años, propuesta en consenso por expertos de diferentes instituciones de todo el país.

Para la iniciativa propuesta por Ana Lilia Rivera, este documento es desestimado puesto que no cumple con las necesidades que requiere el país:

“Los impulsores de la iniciativa han insistido en la necesidad de pasar de una política gubernamental en la materia a una política auténticamente ‘Pública’, en realidad corporativa y privada (…)”.

“No obstante lo anterior, la legislación vigente y las iniciativas dictaminadas en el Senado de la República son inadecuadas e insuficientes para lograr que las Humanidades, las Ciencias y las Tecnologías concurran, coincidan y colaboren virtuosamente en el desarrollo integral de la Nación”.

Imprimir