La crisis de las estancias infantiles vista desde dentro | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 13 de Febrero, 2019

La crisis de las estancias infantiles vista desde dentro

La crisis de las estancias infantiles vista desde dentro   | La Crónica de Hoy

A raíz del recorte presupuestal y el cambio de las reglas para apoyos federales a infantes que asisten a estancias infantiles, la guardería Pasos Chiquitos redujo de 45 a 32 los niños que atiende en el fraccionamiento Parques del Castillo, en el municipio de El Salto, Jalisco. Ésta es una colonia popular, ubicada en las proximidades del aeropuerto de Guadalajara, y que se parece a infinidad de otras existentes a lo largo del país. ¿Quiénes recibían el apoyo federal que era transferido a la estancia infantil para que la familia pagara poco? En el caso de Pasos Chiquitos se trataba de mamás que trabajan limpiando casas, vendiendo dulces y obreras de las maquiladoras cercanas. Una veintena de madres que retiraron a sus hijos de la estancia antes que aceptar (o poder) pagar la cuota completa.

Michel Patricia Tejeda Juárez es quien dirige esta estancia infantil y señala que entre los niños atendidos hay algunos con discapacidad, quienes están al cuidado de maestras que han sido capacitadas para apoyar el desarrollo de estos infantes, “es algo que no puede hacer una tía o un abuelo”.

Sedesol federal (hoy Secretaría del Bienestar) otorgaba 950 pesos mensuales, así que las familias beneficiadas pagaban una cuota de 200 pesos. Los niños han dejado de ir y no es seguro quién los cuidará ahora, pero además la viabilidad de la estancia en sí está en duda: “Yo tengo capacidad para 45 niños, actualmente estoy atendiendo 32. Muchos niños que tenía, como no ha llegado el apoyo, las madres dejaron de traer a sus hijos”, refiere Tejeda.

Fue en enero cuando les dijeron a las estancias infantiles que no se les iba a pagar el subsidio. “Se prometió a los padres una cuota (de apoyo directo) de mil 600 bimestrales y no les ha llegado a ninguno. No saben a dónde pueden ir para que les den ese apoyo directo”, expresa.

El Programa de Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadoras es para muchos la única opción para cuidar a los hijos pequeños de quienes no cuentan con seguro social.

“Algunas mamás hacen limpieza de las casas, otra señora vende dulces afuera de las escuelas  y tiene que ir a surtir mercancía, por eso no puede estar al cuidado de sus dos hijas. Otra mamá trabaja en una rosticería de pollos, ahí está caliente, manejan aceite y no puede llevarse a su niña. Otra es obrera en las empresas de aquí de El Salto”, indica la directora de Pasos Chiquitos.

—¿A usted cómo le ha afectado que el presidente AMLO ya no quiera dar el subsidio a las estancias como la que dirige?

—Nos pega mucho a los que estamos aquí y a los que nos faltan. En estas primeras semanas del año se nos presentan muchos gastos, pagar el dictamen de Protección Civil, pagar capacitaciones de primeros auxilios, del manejo de extintores, de búsqueda y rescate, de combate contra incendios. Las maestras tienen que estar capacitadas en forma obligatoria. Una guardería no puede funcionar si no cumple esos requisitos.

—¿Usted puede aguantar así?

—Hay estancias infantiles que podemos aguantar porque tenemos otro ingreso. Mi esposo a mí me está apoyando de su sueldo, para poder sacar esos gastos.

—¿Qué le diría o le pediría al presidente López Obrador?

—Yo le diría: “Señor Presidente, lo vengo siguiendo desde que se lanzó como Jefe de Gobierno, porque yo vivía allá. He estado con usted desde entonces, nosotros no queremos pleitos, no queremos pelearnos, no queremos hablar mal. Consideramos que es injusto porque no se nos está dando la oportunidad de defendernos, queremos pedirle, simplemente escúchenos, usted personalmente escúchenos. Permítanos hacer en su programa matutino una presentación, que nos dé un espacio a varias estancias infantiles, llevar nuestras pruebas de todos los años que tenemos de trabajo. Hay registros de cómo hemos trabajado. Permita que la gente que desconoce el programa, nos escuche. Muchos no tienen idea de que es un maravilloso programa.

“No estamos enojados porque el dinero ahora vaya a recibir directamente la familia el apoyo, estamos enojadas porque no se le da prioridad a la seguridad y al bienestar de los niños”, comentó finalmente.

 

Imprimir