¿Qué hacemos con Venezuela? El dilema de Cuba sobre su colonia en tierra firme | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

¿Qué hacemos con Venezuela? El dilema de Cuba sobre su colonia en tierra firme

¿Qué hacemos con Venezuela? El dilema de Cuba sobre su colonia en tierra firme | La Crónica de Hoy

Ahora que se habla tanto de una amenaza de invasión en Venezuela, convendría recordar que Venezuela lleva años invadida por Cuba. De todos es conocida la veneración que sentía Hugo Chávez por Fidel Castro y su deseo de convertir la rica nación petrolera en el primer experimento exitoso de implementación del castrismo en Sudamérica. Todo el mundo sabe que el régimen chavista abrió las puertas a miles de agentes cubanos que dirigen desde la sombra el país, en colaboración estrecha con los militares de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. Lo que no es tan conocido es que en el lecho de muerte de Chávez, algunos jerarcas del régimen, temiendo ya el desastre de poner al frente del país a un exconductor de autobús, intentaron imponer otro jefe de Estado más competente, pero La Habana se negó en rotundo, no tanto por fidelidad al deseo de Chávez de que fuese Maduro su heredero, sino precisamente porque esa ineptitud de Maduro lo convertía en la marioneta perfecta para seguir moviendo los hilos en Venezuela.

Los peores augurios de esos dirigentes chavistas se han cumplido con creces y Venezuela está al borde del colapso, con el peligro real de una intervención militar de Estados Unidos, si la situación se sale de control y estalla un conflicto civil. Hace tres días, el diario Granma sacó un artículo que refleja el nerviosismo creciente en Cuba sobre lo que pueda pasar en Venezuela, tan pronto como el próximo sábado, cuando se cumpla el plazo impuesto por Juan Guaidó para que entre la ayuda humanitaria que coordinan desde Colombia los militares estadunidenses.

El título y subtítulo del artículo lo dicen todo: “Declaración del Gobierno Revolucionario” con el objeto de “detener la aventura militar imperialista contra Venezuela”. En él se denuncian operaciones aéreas militares de EU desde varios países del Caribe para una inminente intervención en Venezuela “con el pretexto fabricado de la ayuda humanitaria”. Asegura, además, que el Departamento de Estado está realizando “presiones brutales” contra numerosos gobiernos para forzar su apoyo al llamado arbitrario a nuevas elecciones presidenciales venezolanas. Por todo ello, llama a la comunidad internacional a movilizarse para frenar la agresión.

Para completar esta ofensiva del castrismo, el noticiero estatal dio amplia cobertura este viernes y sábado de diferentes actos de apoyo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba a Maduro, acabando siempre con el consabido “¡Patria o Muerte, venceremos!”.

Ayer, el escritor y activista cubano, Carlos Alberto Montaner, quiso responder a esta ofensiva de La Habana con otro demoledor artículo en El Nuevo Herald.

En él destaca el nerviosismo y la preocupación que se ha instalado en el Comité Central del Partido Comunista de Cuba (o sea, en Raúl Castro), como se percibe leyendo el artículo del régimen castrista en Granma.

“Los operadores políticos cubanos radicados en Venezuela saben (y así se lo han hecho saber a La Habana) que Nicolás Maduro está liquidado sin remedio. No tienen forma de salvarlo”, asegura Montaner, tras destacar que las últimas encuestas dan a Guaidó un aplastante 87 por ciento de apoyo de los venezolanos. Señala por otro lado que no es cierto esa “presión brutal” de EU sobre los gobiernos del mundo que exigen elecciones libres inmediatas para salir de la crisis. De hecho, ninguna cancillería ha rebatido o denunciado esta presión, ni siquiera la mexicana.

Montaner se aventura incluso con la hipótesis de que este sábado 23 de febrero, cuando llegue la ayuda humanitaria a los venezolanos, “el mínimo respaldo que posee Maduro se desmoronará”. Y esto lo sabe, dijo, incluso el régimen cubano.

Llegado a este punto, advierte el activista, “la dictadura cubana podrá darle a su colonia la orden de utilizar la violencia”. Sin embargo, recuerda, que “Estados Unidos, Brasil, Colombia y otras naciones libres latinoamericanas entrarán en combate junto a los demócratas venezolanos e impedirán rápidamente un triunfo de los golpistas de Maduro”.

Ante el dilema de si intervenir en un posible conflicto armado, en ayuda de sus aliados venezolanos, “Raúl Castro no sabe qué hacer”, señala Montaner, y recuerda la invasión de EU en Granada, en 1983, y algo que se hace cada vez más evidente, que los rusos no pueden darle protección real a Maduro.

Así que “no habrá tal conflicto” entre EU y Rusia por Venezuela. “El acuerdo tácito entre Moscú y Washington es que los rusos actúan en Ucrania o en el Cáucaso y los americanos en su inmediata zona de influencia, es decir, en Venezuela y América Latina”.

Por tanto, se pregunta Montaner: ¿Se inmolarán Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel defendiendo la causa perdida de Nicolás Maduro? De momento no hay una respuesta firme, por mucho que en el artículo del Granma aseguren que lo harán. “Yo los creía más inteligentes”, concluye.

 

fransink@outlook.com

 

Imprimir