AMLO quita, pero la titular de Bienestar da más recursos a las ONG | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

AMLO quita, pero la titular de Bienestar da más recursos a las ONG

Ignora María Luisa Albores la instrucción del Presidente de frenar asignaciones a organizaciones civiles.

María Luisa Albores, titular de la Secretaría del Bienestar. (Foto: Cuartoscuro)

La instrucción presidencial de frenar el proceso de asignación de recursos a Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) fue boicoteada desde la Secretaría del Bienestar (Sebien).

El lunes 18 de marzo el mandatario Andrés Manuel López Obrador anunció la cancelación de cerca de 500 millones de pesos para el Programa Coinversión Social (PCS), manejado por el Instituto Nacional de Desarrollo Social —órgano desconcentrado de la Sebien—, mediante el cual se otorgan apoyos económicos a diversos proyectos de organizaciones sociales.

Horas después, la Secretaría del Bienestar envió a la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer, órgano encargado de revisar el marco regulatorio nacional) el anteproyecto de las reglas de operación del programa para el ejercicio fiscal 2019.

Crónica verificó en la página web de la Cofemer la remisión del documento, publicado ese mismo día a las 17:35 horas. Como responsable oficial se cita a Baldemar Hernández Márquez, titular de la Unidad de Administración y Finanzas de la Secretaría ya referida; y como editor del anteproyecto a Israel Rodríguez Romero, representante de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

El contacto en Indesol es Miguel Ortega Vela, a quien se identifica como el coordinador del programa, aunque también funge como director adjunto. Ayer, fue buscado por este diario, pero no hubo respuesta…

Además de iniciar el proceso de implementación del PCS, los gastos operativos fueron incrementados en relación con el año pasado, de acuerdo con las propias reglas difundidas.

En el apartado 4.3, etiquetado como Gastos de Operación, se señala: “Para el desarrollo de las diversas acciones asociadas con la planeación, operación, supervisión, seguimiento, contraloría social y evaluación externa del PCS, el Indesol y las Delegaciones de Programas para el Desarrollo podrán destinar recursos de hasta el 6.27% del presupuesto asignado”.

Según la Ley de Egresos, la partida presupuestal para este año es de 483 millones 179 mil 27 pesos, aunque AMLO adelantó el lunes pasado su cancelación.

“Existe un Instituto que maneja recursos con ese propósito. Ya no tendrá fondos. Era una manera de simular que se atendían los problemas de los grupos vulnerables, de la gente necesitada. El presupuesto se lo consumía el mismo gobierno con organismos de este tipo, era una pantalla. Por eso se termina y tiene razón (La Crónica de Hoy), ya no habrá esos recursos”.

El año pasado, se aprobó el 5.27 por ciento para gastos de operación, un aumento en el papel de un punto porcentual, aunque el presupuesto para 2018 había sido superior al de este año (más de 834 millones).

En las Reglas de Operación compartidas a Cofemer, la Sebien define como objetivo del programa el “contribuir al bienestar social e igualdad mediante el fortalecimiento de los actores sociales”, los cuales son descritos como “organizaciones de la sociedad civil e instituciones de educación superior y centros de investigación”.

Entre los requisitos para ser beneficiarios se les pide adjuntar una Constancia de Situación Fiscal emitida por el Servicio de Administración Tributaria (SAT), para verificar su domicilio fiscal y régimen como personas morales con fines no lucrativos.

Y se argumenta: “el PCS contribuye a dirigir los esfuerzos conjuntos para el acceso a derechos humanos de grupos de población que viven situaciones de vulnerabilidad o exclusión, tales como indígenas, afrodescendientes, personas LGBTI, personas adultas mayores, con discapacidad, niñas, niños, adolescentes y jóvenes, entre otros, propiciando su inclusión en el desarrollo social desde un enfoque de derechos”.

El monto máximo de recursos otorgado a las OSC se establece por medio de una convocatoria posterior. Sin embargo, en ningún caso podrá otorgarse más de un millón de pesos.

El porcentaje de coinversión de las organizaciones deberá ser cuando menos del 20 por ciento del costo total del proyecto, y podrá ser monetario o en especie.

Conforme al Registro Federal de organizaciones, (www.corresponsabilidad.gob.mx) más de 41 mil 330 organizaciones han recibido recursos en los últimos años.

Para 2019 se destinó presupuesto para temas como el de­sarrollo de pueblos indígenas (115 millones 28 mil 796 pesos), de­sarrollo rural (102 millones 100 mil), igualdad entre mujeres y hombres (136 millones 436 mil  16) y atención de grupos vulnerables (129 millones 614 mil 215).

La tarea de Cofemer es revisar las reglas, cotejar su legalidad y devolverlas a la dependencia de origen, para su publicación definitiva en el Diario Oficial de la Federación.

Apenas el 14 de febrero pasado, López Obrador emitió la Circular 1, enviada a miembros del gabinete legal y ampliado, en la cual instruye:

“Como es del conocimiento público, hemos tomado la decisión de no transferir recursos del Presupuesto a ninguna organización social, sindical, civil o del movimiento ciudadano, con el propósito de terminar en definitiva con la intermediación que ha originado discrecionalidad, opacidad y corrupción”.

Y añade: “Todos los apoyos para el bienestar del pueblo se entregarán de manera directa a los beneficiarios. Asimismo, se deberá cumplir con las disposiciones legales para que obras, adquisiciones y servicios se contraten mediante licitaciones y con absoluta transparencia”.

Al parecer, fue letra muerta para algunos funcionarios o grupos interesados en burlar esas disposiciones oficiales y continuar con el dispendio y oscuro manejo de recursos…

Imprimir