Mariguana medicinal, sus alcances | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Mariguana medicinal, sus alcances

Salud pública, Dentro del sector farmacéutico se desarrolla una potencial industria relacionada con los productos derivados de la mariguana, los cuales se utilizan como tratamientos complementarios y paliativos

Mariguana medicinal, sus alcances | La Crónica de Hoy

Los medicamentos elaborados con mariguana no curan enfermedad alguna ni tampoco sustituyen tratamientos, ya que en la mayoría de los casos, son utilizados cuando los recursos terapéuticos carecen de efectividad y las opciones farmacológicas se agotan.

Sin embargo, a decir de profesionales de la salud y pacientes, los derivados de cannabis brindan calidad de vida ante problemas de salud de la época moderna, los cuales además son de incidencia creciente: dolor crónico asociado a cáncer, fibromialgia y reumatismos, así como fatiga crónica e insomnio, entre otros.

Para el suministro de los derivados del cáñamo, el usuario lo puede ingerir en forma inhalada, cremas, comestibles y supositorios, los cuales al absorber las sustancias activas de la mariguana comienzan e mejorar el cuadro de signos y síntomas de los pacientes, por lo que se pueden atender trastornos neurológicos como la epilepsia.

Por usos, costumbres y tradición, desde siempre se ha empleado la mariguana con fines medicinales, y aunque esto ha sucedido de manera clandestina, la voz popular refiere alivio temporal y mejorías ante malestares como reumas y crisis nerviosas.

Es aquí donde la industria creciente de cannabis pone en tela de juicio la continuidad de estas prácticas, pues argumenta que además de que existen diferentes variedades de la planta, y que cada una genera diferentes efectos, el usuario final está en riesgo, al desconocer los procesos de cultivo y la calidad de la fabricación de los productos.

Mariguana para la salud. La planta cannabis posee dos principales componentes químicos: Tetrahidrocannabinol (THC) y los Cannábicos (CBD), sustancias que dependiendo de cómo sean empleadas pueden generar adicción y daño cerebral, o lo contrario, mejorar la condición y calidad de vida.

Esta semana se realizó un simposio de cannabis medicinal en el que participaron una empresa de la industria de la mariguana, médicos de México y América Latina, la Academia Mexicana de Neurología, el Colegio de Medicina Interna de México y el Centro Fox.

En este encuentro, la doctora María Fernanda Arboleda, directora médica de la empresa Khiron, señaló que es necesario eliminar el estigma que se tiene en relación con esta planta, ya que por ejemplo: el THC puede ayudar a mejorar el apetito en pacientes con cáncer y a controlar el dolor crónico. “Se ha observado que el CBD es un antiinflamatorio, que también ofrece protección a las neuronas y es un antioxidante”, sostuvo Arboleda.

“Par lograr los beneficios que puede aportar la cannabis medicinal es necesario garantizarle al paciente que la materia prima es de la mejor calidad, ya que de lo contrario pueden presentarse casos como el de un paciente que tuvo aspergilosis asociada al consumo de mariguana. No es el que el paciente hubiera enfermado por fumarla, sino que utilizando un derivado de la planta, ésta era de procedencia dudosa y dañó a la persona”, explicó la doctora Arboleda.

Recordando pasajes de la historia, apuntó que la medicina china utilizaba la mariguana para atender el estreñimiento, la malaria y ayudar a las mujeres durante el parto. Asimismo señaló que por sus propiedades terapéuticas, en 1851 era parte de la farmacopea de Estados Unidos y que fue hasta 1942 cuando fue retirada a causa de que se le asoció con actos delictivos.

Por otra parte, para que un producto derivado del cáñamo no genere efectos psicóticos, es necesario que la concentración de THC no exceda 1%, explicado de manera coloquial, es como si del volumen total, apenas se le adhirieran algunas moléculas de esta sustancia.

María Fernanda Arboleda advirtió que ningún producto hecho con base en mariguana puede ser considerado como un tratamiento de primera línea, ya que sólo se ha observado mejorías cuando se prescribe junto con otros tratamientos.

Al respecto, la doctora Ericka Stahl Atonaidan, miembro de la AsocaciónCanábica de Panama y quien aplica medicina integrativa, expresó que en su país aún no es legal el ejercicio profesional con el apoyo de cannabis. Sin embargo, ha observado que por lo general se obtienen resultados satisfactorios en dolor crónico y  artritis, así como ayuda a tolerar de mejor manera las náuseas de los pacientes con cáncer. “Cuando hay dolor y se aplican los derivados del cáñamo, no se retiran los analgésicos, de igual forma, cuando ya se trata de niveles más altos y se requiere la participación de opioides, he observado que se hace sinergia y se obtienen mejores resultados”, apuntó la doctora Stahl. En cuanto al costo-beneficio del tratamiento con mariguana medicinal, Stahl Atonaidan comentó que en promedio el paciente necesitaría invertir hasta 300 dólares adicionales al costo del tratamiento mensual, lo que le representa al paciente un impacto considerable a su bolsillo.

Acorde con los especialistas que participaron en el simposio, la cannabis medicinal también puede tener aplicaciones en estrés postraumático, Parkison y Glaucoma, entre otros. Indicaron que el problema es la regulación de cada país, ya que no podrían llevarse a cabo estudios formales con semillas y plantas ilegales. Al menos aquí en México, fue apenas en 2015 cuando se comenzaron a promover los amparos para el cultivo de la semilla, posteriormente y en fechas recientes, el uso medicinal ha sido aprobado.

Imprimir