Los meridianos estéticos de Brassaï llegan a Bellas Artes | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Los meridianos estéticos de Brassaï llegan a Bellas Artes

La primera exposición retrospectiva del fotógrafo húngaro ofrece más de 200 imágenes, que narran la vida cotidiana en París, desde sus bajos fondos hasta su opulencia.

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

La exposición Brassaï. El ojo de París es un periplo por los meridianos artísticos del fotógrafo húngaro Gyula Halász (1899-1984), en los cuales se encuentra la historia gráfica de la vida cotidiana francesa del siglo XX: sus placeres, vicios, oficios, bajos fondos, la pobreza de las mayorías o la opulencia de las minorías, sus ladrones, y la vida intelectual y artística mediante una serie de retratos a Genet, Dalí, Picasso y Matisse, entre otros.

Son más de 200 imágenes, tomadas durante la década de 1930, que conforman la exposición y, de la cual dice Miguel Fernández Félix, director del Museo del Palacio de Bellas Artes, es la retrospectiva más completa que se presenta en México del artista húngaro, después de haberse presentado en Madrid y Barcelona, España, y San Francisco, Estados Unidos.

La muestra, que se inaugura el 15 de marzo y permancerá hasta el 16 de junio en el Palacio de Bellas Artes, es presentada de manera conjunta por la SCF, el INBA y la Fundación Mapfre.

Y en esta muestra se podrán conocer los meridianos artísticos de Brassaï, que están conformados por esa visión para encontrar  una mirada innovadora en la fotografía y la cual emerge de sus actividades creativas como lo fueron el dibujo, la escultura, la música o la escritura, e incluso la construcción de tapices.

“Gyula Halász fue un artista multidisciplinar y una persona de agradable trato”,  explica su sobrino y representante Philippe Ribeyrolles. “Tenía muchos talentos y al encontrar su camino artístico, la fotografía, la definió como una construcción poética inmediata”.

Explicó que  la exposición no está curada de manera cronológica, sino que es una visión alternada de sus trabajos en el tiempo y espacios distintos, con personajes opuestos, pero “en cada una de sus fotos podemos observar esa innovación estética que lo hizo ser un referente en su tiempo y ser parte del selecto grupo de artistas e intelectuales.

Gyula tenía un ojo fantástico para ver lo diferente, lo estético en la vida cotidiana de la ciudad luz, “por esto el escritor  Henry le asignó el sobrenombre de El ojo de París”, agregó Philippe Ribeyrolles.

Por su parte, Nadia Arroyo, directora de Cultura de la Fundación Mapfre, dijo que la exposición está dedicada a uno de los faros del siglo XX en la fotografía y además uno de los artistas más influyentes de su tiempo y para generaciones futuras.

LA MUESTRA. Son 12 ejes los que conforman la exposición de Gyula  Halász y comienzan con el núcleo “Personajes” y no es casual que la exposición se cierre con el tema de “Retratos”, porque en ambos el hilo conductor son las personas que de alguna manera están cercanas al artista o a su quehacer estético.

En esta sala, son gente común que con la visión artística de Gyula, sus imágenes o retratos toman otro sentido, más allá de del registro del momento, para convertirse en el eje de un mundo que está ahí, pero que se olvida al ser cotidiano.

La segunda sala alberga “París de día”, una selección fotográfica de cómo la ciudad está llena de elementos comunes que son esenciales como las calles, el Metro, los oficios como la foto del vendedor de camarones o incluso un accidente que provoca la muerte de un transeúnte.

El tercer eje es son las imágenes tomadas a graffitis y en la cual está una de sus fotos icónicas: El rey sol, considerada una de las 100 mejores imágenes del siglo XX. En esta sala hay ejemplares de la revista Minotaure, en la cual Brassaï colaboró junto a Dalí, Bretón y Matisse.

Después vienen “Lugares y Cosas”, “París de noche”, “Placeres”, “Sociedad”, “Sueño”. Pero se destaca después la serie “Cuerpo de mujer”, con desnudos, dibujos y una escultura. Unos pasos más adelante está el núcleo titulado “la calle”, donde están los circos, las fiestas de barrio, niños, ancianos y de ahí salir a “Retratos”, donde están los artistas e intelectuales que Brassaï fotografió. Una sala donde se conocen sus correspondencias estéticas e intelectuales.

La exposición también tendrá una  serie de pláticas sobre el artista y París, además de la presentación del catálogo de la exposición. Para conocer días y horarios de las actividades complementarias, ingresar a www.museopalaciodebellasartes.gob.mx

Imprimir