Cumbre Mundial del Medio Ambiente alerta sobre la tragedia del plástico | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Cumbre Mundial del Medio Ambiente alerta sobre la tragedia del plástico

Llamado de auxilio de la ONU a los gobiernos para que actúen ya contra la contaminación, que deja “millones de muertes prematuras” al año, baja fertilidad y resistencia a los antibióticos.

Niños intentan pescar en medio de un mar de plástico.

El planeta está gravemente enfermo, pero el mundo sigue derrochando y sin querer enterarse. Éste es, a grandes rasgos, el llamado de auxilio lanzado ayer por 250 científicos y expertos de 70 países en el arranque de la Cumbre Mundial de la ONU sobre el Medio Ambiente (UNEA-4), que ayer abrió sus puertas en Nairobi, Kenia, y que en esta ocasión hizo hincapié en la necesidad de declarar la guerra total al plástico.

“Urge un acuerdo global para reducir los 8 millones de toneladas de plástico arrojados cada año a los océanos”, señala uno de los cinco puntos de la cumbre, que alerta sobre la detección de microplásticos en todos los océanos del mundo e incluso en el hielo del Ártico. “Los desechos marinos, de los cuales los plásticos representan un 75%, son una amenaza importante para la biodiversidad”.

Muertes prematuras. El esperado Informe Mundial de Medio Ambiente (conocido en inglés como General Environment Outlook, GEO) advirtió en su apertura que, de no tomar los gobiernos medidas “radicales” para frenar la contaminación, la cifra de muertes prematuras seguirá aumentando hasta alcanzar en 2050 un pico de 7 millones.

Esta fecha podría ser especialmente fatídica para una región en concreto, el Ártico, donde la temperatura podría subir entre 3 y 5 grados centígrados, “devastando la zona y elevando el nivel de los océanos en todo el mundo”.

El informe alerta de que el deshielo podría despertar al “gigante dormido” que supone esta región y causar más gases de efecto invernadero, así como un incremento en la acidificación y polución de los océanos.

“Disruptores endocrinos”. Asimismo que los llamados “disruptores endocrinos”, presentes en muchos productos químicos en todos los ámbitos de la vida diaria y de la naturaleza, seguirán alterando la fertilidad tanto en hombres como en mujeres y el desarrollo neurológico de los menores.

Además, el incremento en la utilización de productos químicos provocará, entre otros impactos, una mayor resistencia a los antibióticos y antes de 2050 figurará como una de las primeras causas de muerte en el mundo.

Según el informe, la disminución del consumo de carne y del desperdicio alimentario en países desarrollados y emergentes reducirá en un 50 por ciento la necesidad de producir alimentos para los más de nueve mil millones de habitantes que se calcula habrá en 2050.

En la actualidad, el 33 por ciento de los alimentos va a la basura en los países desarrollados, de ahí la necesidad de un cambio de modelo de desarrollo porque, de lo contrario, no se conseguirán los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU en 2030 ni en 2050.

Imprimir