“Fragmentos de hojalata decapitaron a gente”: El drama en Mozambique | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

“Fragmentos de hojalata decapitaron a gente”: El drama en Mozambique

Esperan un rescate 500 mil personas aisladas por el tifón Idai en la ciudad de Beira. El número de muertos asciende a 200, pero la devastación hace temer que será mucho mayor

“Fragmentos de hojalata decapitaron a gente”: El drama en Mozambique | La Crónica de Hoy

El número de muertos causados por el ciclón Idai en Mozambique asciende ya a más de 200, informó ayer el presidente del país, Filipe Nyusi, quien declaró una “emergencia nacional” y tres días de luto en todo el país por ese desastre, que ha devastado pueblos y ciudades.
Nyusi declaró la emergencia tras una reunión extraordinaria del gobierno celebrada en la ciudad portuaria de Beira, en el centro del país, la cuarta del país y que está devastada en un 90 por ciento por el ciclón, que tocó tierra cerca de la urbe el jueves.
El presidente señaló que, además, “también hay 350 mil ciudadanos que se encuentran en situación de riesgo”. Una cifra que algunas fuentes elevan a más de medio millón de personas, incomunicadas y aisladas tras el paso del ciclón.
El Ejecutivo se reunió en Beira para sentir de cerca el drama que se vive desde hace seis días en una ciudad casi fantasma, donde las casas están destruidas, no hay agua potable ni energía eléctrica y no funcionan los establecimientos comerciales e instituciones públicas.
Entre tanto, en los distritos vecinos de Búzi, Chibabava, Muanza, Mossurize y Sussundenga miles de mozambiqueños siguen en los techos de las pocas viviendas que quedan en pie y en las copas de los árboles que resistieron a la fuerza del agua de los ríos Búzi y Pungué que, desde el sábado, se desbordaron originando inundaciones.
La ONG Save the Children afirmó hoy que teme por la vida de 100 mil personas debido a la llegada del ciclón Idai a Mozambique, donde los ríos se están desbordando e inundando grandes extensiones de tierra.
DECAPITADOS. La agencia AFP reportó ayer que vecinos de Beira relataron cómo el tifón hizo volar los humildes tejados de muchas casas, hechos de holata, y varias de las piezas terminaron hiriendo a personas.
De hecho, Raijno Paulino, un superviviente, contó que “pedazos voladores de metal han decapitado a gente. La gente está en muy malas condiciones, en el hospital, no tenemos ninguna ayuda y se está poniendo feo”.
Las víctimas de Idai, que ha devastado pueblos y ciudades en el sureste de África, han provocado también 82 muertos en Zimbabue y 56 en Malaui, aunque la cifra podría aumentar.

Imprimir