Tigres hunde más a Pumas | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Tigres hunde más a Pumas

Con doblete de Julián Quiñones el conjunto regio gana 2-0 a los Auriazules, que prácticamente están fuera de la liguilla

Tigres hunde más a Pumas | La Crónica de Hoy

Los Tigres pusieron a Pumas en una situación incómoda tras ganarle 2-0 en el Universitario. El cuadro auriazul está prácticamente fuera de acceder a la liguilla.

Los de Nuevo León tuvieron una tranquila victoria, gracias a un doblete de Julián Quiñones, quien se llevó el galardón como MVP del partido.

Los del Pedregal comenzaron con buen control de pelota y teniendo jugadas de peligro, cuando Kevin Escamilla puso en aprietos a Nahuel Guzmán, pero sin duda la más clara fue la del mediocampista chileno Martín Rodríguez, quien de forma increíble no pudo empujar el balón al arco cuando tenía forma cómoda.

A partir de entonces empezó el dominio de los locales, con una llegada muy peligrosa de Enner Valencia que logró atajar el portero de los capitalinos, Alfredo Pollo Saldívar; sin embargo, muy poco después fue Julián Quiñones quien, después de una serie de rebotes, logró mandar el balón al fondo de las redes.

Posteriormente el partido se hizo de ida y vuelta, con un mano a mano que falló Juan Manuel Iturbe y se quedó en los pies de Nahuel Guzmán, mientras que del otro lado el portero también fue importante al atajar un disparo de Julián Quiñones.

En la segunda parte apareció el error en la salida de los Pumas, misma que aprovechó Rafael Carioca para dar el balón a Julián Quiñones, quien se quitó de encima al Pollo Saldívar y anotó el segundo que parecía definitivo en el marcador y puso la fiesta de los locales a todo lo que daba.

Pumas intentó con disparos de Víctor Malcorra y Alan Mozo, mientras que los locales no dejaron de ser peligrosos gracias a Eduardo Vargas y Enner Valencia, pero el marcador no logró moverse más.

Tigres marcha en segundo lugar de la tabla con 29 unidades por 32 del líder León. Pumas se queda con 13 puntos, y en el sitio 15 ya no se juega nada.

Imprimir