Catorce años después, Tiger vuelve a rugir en Augusta | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Catorce años después, Tiger vuelve a rugir en Augusta

Después de problemas personales y lesiones en la espalda, Woods volvió a ganar un Major en Augusta, con lo que llegó a cinco y se puso a uno de Jack Nicklaus, que es el máximo ganador con seis

Catorce años después, Tiger vuelve a rugir en Augusta | La Crónica de Hoy

La leyenda continúa… Tiger Woods luego de someterse a cirugías por problemas en la espalda y batallar con problemas personales,  sin la certeza de que volvería a jugar golf, 14 años después volvió a ganar en el Masters de Augusta, el torneo Major número 15 que conquista en su carrera.

El legendario golfista estadunidense se sobrepuso a las lesiones, principalmente en la espalda baja que limitaron su actividad en la temporada golfística, pero ayer volvió a ponerse la chaqueta verde que reconoce al ganador de este histórico torneo en un domingo inolvidable para los amantes del golf.

Al borde del llanto en el green del hoyo 18 y último de la trepidante última ronda, Tiger Woods rugió al llegar con dos golpes de ventaja sobre el segundo lugar, acertó un putt corto de menos de medio metro, para sacar la bola, alzar los brazos y fundirse en un abrazo con su caddie, lo que desató la locura en el campo de Augusta, que nació como vivero floral el siglo pasado.

Entre el público estaban sus hijos, que por primera ocasión lo vieron ganar en Augusta, además de su mamá y su novia, que festejaron en grande el quinto Masters del golfista estadunidense, 11 años después de que ganó el US Open en 2008, con lo que se pone a uno del máximo ganador, Jack Nicklaus, que suma seis.

La paciencia fue uno de los factores que encaminaron el triunfo de Woods, ya que el jueves, aunque se ubicó en el Top 15 del certamen con una tarjeta de 70 (-2), todavía estaba lejos de los líderes, aunque en sus cuatro victorias previas en Masters, ese había sido su score tras la primera jornada.

Para el viernes, al culminar la segunda ronda en el Augusta National Golf Club, Tiger ascendió para ponerse a un golpe del coliderato y el sábado se colocó a solamente dos golpes del italiano Francesco Molinari, que encabezaba la tabla.

La jornada dominical fue clave para Tiger Woods, ya que recortó a un impacto la desventaja con el italiano en los primeros nueve hoyos y con un máximo nivel de concentración completó la hazaña para llevarse la victoria, en la segunda parte de la ronda, no sin antes tener que superar a otros jugadores que le pelearon el liderato.

En el hoyo 13, Xander Schauffele se colocaba en la punta con un birdie, después apareció Patrick Cantlay en el primer sitio, fue cuando Woods en el agujero 15 se adelantó a Dustin Johnson, Shauffele, Brooks Koepka y Molinari.

En el par 3 de la bandera 16 metió otro birdie para sumar en ese momento -14 ( y -3 en la ronda). Sólo tenía que cerrar con par en el 17, lo que realizó sin problemas y aunque cometió un bogey en el 18, la corona ya era suya con un total de 275 golpes (-13) con ventaja de un stoke sobre Brooks Koepka.

Woods logró su quinto saco verde en Augusta, Georgia, y en el total de Majors ganados, Woods está a tres del mismo Nicklaus (15 por 18).

La última vez que Woods vistió la chaqueta verde fue en 2005 y se la puso Phil Mickelson, ya lo había logrado en 1997, 2001 y 2002. Hace poco más de un año estaba fuera de los primeros mil lugares del Ranking PGA y parecía imposible volverlo a ver en los primeros planos, pero Tiger Woods volvió a rugir en Augusta.

El mexicano Álvaro Ortiz, segundo mejor amateur del certamen. Por su parte, el mexicano Álvaro Ortiz firmó tarjeta de 69 (-3) y finalizó en una histórica posición 36°, quedando a un tiro del mejor amateur del Masters, tras arrancar su recorrido y cerrar los 9 hoyos con un score de -3, producto de cuatro birdies entre los hoyos 13 y 17 y un bogey en el 14.

En los primeros 9 agujeros, el tapatío pegó dos birdies en los hoyos 3 y 8 y la misma cantidad de bogeys en las banderas 5 y 9. Ortiz llegó a su último hoyo empatado con el noruego Viktor Hovland como los mejores amateurs del certamen y con un putt de 9 pies aseguraba el trofeo, pero su tiro fue largo y quedó a tres pies del objetivo.

Al final, el tricolor finalizó su experiencia en el Masters Tournament como el primer campeón del Latin America Amateur Championship que pasa el corte, con un score de 286 (-2) y con la mejor tarjeta final de un mexicano en el primero de los cuatro Majors que componen el calendario golfístico, como amateur (que es el caso de Álvaro) o como profesional.

Imprimir