Anales post-históricos - Eduardo Egea | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube
Anales post-históricos | La Crónica de Hoy

Anales post-históricos

Eduardo Egea

Gelitin Sincronizada Gelatin. Hasta junio 23. Sala de Arte Público Siqueiros, SAPS. http://saps-latallera.org/

 

Gelitin, colectivo austriaco formado por Wolfgang Gantner, Ali Janka, Florian Reither y Tobias Urban expusieron por primera vez en México en La Panadería (1994-2002) con !Que Guapo!, 1999. Ahora, regresan con una curaduría de Michele Fiedler después de proponer sus esculturas públicas Hermano Mayor, Hermana Menor, 2016 en el fraccionamiento Punto Sur de Guadalajara.

En la SAPS inauguraron con un performance musicalizado por Julián Lede donde junto al Young Boy Dancing Group se introdujeron brochas y pinceles en el ano y pintaron trazos gestuales sobre largas tiras de papel móviles que ascendían al siguiente piso donde un equipo las seccionaba y pegaron en paredes, —procesos que evocan las Industrial Paintings, 1958, de Pinot-Gallizio o la Vaginal Painting, 1965, de Shigeko Kubota—, tapiz sobre el que monitores o proyectores pasaban viejos video y una selección de las Ständerfotos, 2000, donde integrantes de Gelitin aparecen desnudos con el pene erecto en medio de paisajes bucólicos. Esta expo se completa con 28 vasijas moldeadas sobre los cuerpos de Gelatin cuyos glaseados cerámicos recuerdan fluidos como sangre, excremento o semen.

El fresco espíritu de desmadre adolescente de Gelitin, heredero del Accionismo Vienés o Carolee Schneemann, apunta a la des-racionalización del arte y reivindicación de cuerpo, sentidos e intuición. La acción Presidencola, 1996 de Vicente Razo, Teresa Margolles, Rocío Boliver La Congelada de Uva, la toma del Museo Experimental El Eco por los Hemocionales, la Bienal de la Pipa en Ladrón Galería o esta exposición de Gelitin que parodia la pintura comercial y con la que desacralizan la Sala Siqueiros, mantienen en México viva la tradición donde los artistas se atreven a transgredir límites, y donde el actual apocamiento y cobardía conservadora de las jóvenes generaciones de artistas marcan un cruce donde inicia la posthistoria del arte contemporáneo.

 

Twitter: @artgenetic

Imprimir

Comentarios