En riesgo, el proceso migratorio de la mariposa monarca: Francisco Botello | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

En riesgo, el proceso migratorio de la mariposa monarca: Francisco Botello

El investigador de la UNAM señala que los principales factores son la reducción de las plantas de las que se alimentan las orugas, los pesticidas, carreteras e industrias. Como especie, no está en peligro, añade.

En riesgo, el proceso migratorio de la mariposa monarca: Francisco Botello | La Crónica de Hoy
La mariposa monarca tiene una supervivencia de ocho meses para hacer el ciclo completo de migración.

La mariposa monarca como especie no está en peligro de extinción, pero sí el proceso migratorio de este lepidóptero que recorre cada año cuatro mil kilómetros desde Canadá hasta los bosques de oyameles de México, alertó el biólogo y ecologista Francisco Botello.

El especialista del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) dijo que varios factores amenazan esa migración y el principal es la reducción de densidad de las plantas asclepias o algodóncillo de las que se alimentan sus orugas.

El uso de herbicidas, pesticidas y mal manejo del ambiente provocaron la reducción de la superficie de estas plantas donde realizan la reproducción las mariposas monarca en Estados Unidos y Canadá, por lo que en esas naciones fomentan su siembra.

Sin embargo, no sólo es la disponibilidad de la planta para que las mariposas pongan sus huevos y las larvas puedan comer lo que ponen riesgo la migración, sino que la aplicación de pesticidas en monocultivos de lugares donde se reproducen y en las rutas migratorias, también las carreteras, industrias y parques eólicos.

“Si algunos vehículos circulan en carreteras a alta velocidad donde está pasando la migración, las mariposas no tienen la capacidad de evitar esos obstáculos y ahí hay grandes problemas de mortandad, pero los principales son la disponibilidad de esta planta, el uso de pesticidas y herbicidas”, destacó.

Añadió que el cambio climático puede afectar también la migración del lepidóptero, pues por ejemplo hace un par de años hubo una nevada entre febrero y marzo en zonas donde estaban hibernando y en 2018 en la migración de otoño hacia México hubo un frente frío atípico que las obligó a quedarse por más tiempo.

El especialista en biogeografía y ecología de la conservación indicó que si bien en algún momento la tala clandestina de árboles en México causó efecto dañino a la hibernación, en la actualidad es mínimo el problema de deforestación, gracias al trabajo de las comunidades, organizaciones, gobierno y academia.

Con sus característicos colores negro y naranja, las monarcas, una de las más de 23 mil 750 especies de mariposas que existen en el mundo, logran una supervivencia de ocho meses para hacer el ciclo completo de migración.

Salen de los bosques del sur de Canadá y norte de Estados Unidos alrededor de agosto y septiembre de cada año y atraviesn la geografía de tres países para hibernar en la Reserva de la Biosfera del Estado de México y Michoacán, así como en menor medida en otros sitios cercanos donde también hay oyameles.

A finales de febrero y principios de marzo comienzan su retorno y en el norte de México y sur de Estados Unidos, en Texas se reproducen y mueren, su descendencia vive allí un mes, realiza la migración al norte, se reproduce y muere hasta cubrir cuatro generaciones para completar el ciclo.

“Este patrón de reproducción es porque los grandes sitios que tienen mayor densidad de la planta de la que se alimentan las orugas, se encuentran en zonas de Estados Unidos y Canadá, las asclepias o también llamadas algodoncillos”, expuso el experto en biogeografía de la conservación.

Señaló que especialistas de diferentes disciplinas del Instituto de Biología trabajan junto con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, el Instituto Nacional de Ecología, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) México y otras instancias para evitar la problemática de deforestación de los ejidos donde hibernan las mariposas.

El doctor en Ciencias Biológicas explica su trabajo en el instituto, a partir del cual sigue la ruta migratoria de la mariposa y alerta al municipio que se trate sobre el paso de las mariposas a fin de que se restrinja el uso de insecticidas para frenar, por ejemplo, el dengue, y que  puede matar a éstas.

“En el instituto hacemos un análisis de todos los registros que se tienen de mariposa monarca en la ruta migratoria para definir cuáles son los sitios prioritarios de monitoreo y conservación, algunos municipios son prioritarios para la conservación y manejo en el mes de septiembre u octubre, cuando están pasando”, dijo.

Detalló que de esta manera se focaliza la conservación y no se aplican restricciones a un territorio mayor por ejemplo a todo el norte del país, lo que implicaría mayor costo y trabajo.

Imprimir