El Complot Mongol revive el thriller policiaco en el cine mexicano | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

El Complot Mongol revive el thriller policiaco en el cine mexicano

La historia está basada en el clásico de Rafael Bernal, y dirigida por Sebastián del Amo, se estrenó el pasado 18 de abril.

El Complot Mongol revive el thriller policiaco en el cine mexicano | La Crónica de Hoy
La trama cuenta la existencia de un grupo de matones que “pretenden” asesinar al presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy. (Foto: Especial)

El Complot Mongol de Rafael Bernal, es una de las novelas favoritas del cineasta Sebastián del Amo, motivo por el que decidió llevar la historia al séptimo arte y rendir un homenaje a este clásico de la literatura contemporánea mexicana, que hace 50 años se estrenó en su versión literaria.

Sebastián recordó que cuando tenía 13 años de edad tuvo su primer contacto con este tipo de lectura, era un thriller policiaco en el que el humor, la intriga y el sarcasmo atrajo su interés.

A través de los años, el cineasta mexicano ha tenido la oportunidad de releer la obra, incluso recordó que cuando tenía más de 20 años de edad, decidió realizar un cómic, “solamente por el gusto de hacer algo con ese texto”. Desde entonces ya rondaba en su cabeza la idea de realizar una cinta sobre El Complot Mongol.

Gracias a esos cómics obtuvo un estudio previo para realizar la película con estilo policiaco, con la que asegura “viene a cambiar la oferta del cine mexicano”.

“La única manera en abrir el abanico temático del cine nacional, es sin duda arriesgándonos y dando resultados en la taquilla en esos nuevos géneros”, afirmó Del Amo.

El director detalló que uno de los aspectos mágicos que tiene el filme es debido a su historia atemporal con gran similitud en la época actual. Una prueba de ello son las distintas adaptaciones que se han hecho a través de los años.

La primera adaptación cinematográfica fue en 1978, protagonizada por Pedro Armendariz, y hace dos años se realizó para una novela gráfica publicada por el Fondo de Cultura Económica.

El cineasta se enfrentó al reto de “ser fiel” a la novela, pues asegura que los adeptos al thriller son “de hueso colorado” y evidentemente tenía que intentar hacer una adaptación que estuviera  a la altura del mismo.

Mencionó que para el desarrollo de la historia, la familia de Rafael Bernal estuvo muy involucrada en todo el proceso “quedaron muy contentos cuando les mostré el primer guion y luego cuando vieron todo el proyecto”, aseguró.

El segundo reto fue encontrar a alguien que se interesara en apoyar la película y “aportara una lana”. Relató que cuando presentó la cinta Fantástico mundo de Juan Orol, en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara en el 2012, ya llevaba bajo el brazo el guion de El Complot Mongol.

“Lo escribí en el encuentro de coproducción de ese mismo festival, buscando un primer financiamiento. Después se me atravesó Cantinflas, que fue de encargo y me tomó un par de años. De un tiempo para acá retomé este proyecto, pero ya no sólo como guionista y director sino como productor. Es la primera película que produzco”, resaltó.

Prosiguió: “Así que cuando estaba distribuyendo Cantinflas puse mi mejor sonrisa y les presente también El Complot Mongol. Pero me dijeron ‘honestamente no nos interesa porque el cine negro en México no vende’”.

Sebastián del Amo tuvo que buscar a otra distribuidora y afortunadamente hubo quien sí creyó en el proyecto. “Hicimos un balance para ver cómo abordaría la novela porque el cine mexicano está orientado a un público más juvenil, de ahí el éxito y el boom de las comedias románticas”.

El creativo reconoció que invitó a actores estelares —con toda la intención— para protagonizar la película debido a su popularidad. El elenco está integrado por Damián Alcázar, Bárbara Mori, Lisa Owen, Xavier López Chabelo, Eugenio Derbez y Roberto Sosa.

Indicó que con la participación de los actores antes mencionados lograría atraer a un público que normalmente no iría a ver El Complot Mongol. “Es una película que les va a gustar, la gente quiere ir a entretenerse un rato, a pasarla bien y a ver a muchos de los actores populares de este país, en papeles que normalmente no hacen, tienen mi garantía de que se van a divertir”, aseguró.

LA HISTORIA. La trama cuenta la existencia de un grupo de matones que “pretenden” asesinar al presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy, en su próxima visita a México, donde se reflejan una serie de conflictos de intereses de la esfera del poder.

La película que se estrenó el 18 de abril, está ambientada en el año 1963. Aborda asuntos contemporáneos como la persecución, el tráfico, el poder y la violencia. 

“Hoy en día la situación no ha cambiado mucho. Si lees el periódico observarás la intriga entre los rusos, los chinos y los gringos. La manzana de la discordia ya no sería Cuba sino más bien Venezuela”, expresó.

Algunos guiños con la época actual, se observarán en el filme entre las líneas de la frase popular: “coperas o cuello”. Así como en ciertos diálogos, como el mencionado por el actor Roberto Sosa: “En México no importan las leyes, importan los cuates que tienes”.

Colorimetría. Para el cineasta era importante ambientar a los actores en la época y para realizar cine negro utilizó una colorimetría acorde a la paleta característica del Barrio Chino (negro, rojo, amarillo y verde).

Sebastián decidió asignarle un color a cada uno de los personajes. A partir de ello, toda la película es como un juego de colores. Si de pronto el vestuario es amarillo, la escenografía es roja y la luz verde. Eso provoca que la estética sea mucho más parecida a un cómic.

LOS ACTORES. Para el actor Roberto Sosa la película refleja “lo rancio de un sistema, la amargura de haber podido ser y no ser, y donde se debe tener claro cómo funcionan las relaciones laborales o de cuatismo, donde no importa lo que sepas, lo que hayas hecho o el conocimiento que tengas, lo que funciona son las relaciones”, dijo.

Mientras que para la actriz Barbara Mori su personaje implicó todo un reto. Tuvo que tomar clases de Tai Chi y estudiar el idioma.

Damián Alcázar expresó que la historia es una pieza extraordinaria “leer la novela se disfruta y al ver la película la van a re-disfrutar”.

Eugenio Derbez, por su parte, dijo estar feliz por su participación en la película mexicana, ya que desde hace cinco años sólo hacía producciones extranjeras.

LOCACIONES. La historia gira alrededor del Barrio Chino. Las zonas que se visualizan en el filme son la Alameda Central, las calles López, Luis Moya, Artículo 123.

Para ambientar el Barrio Chino utilizaron como sets algunas bodegas de Tepito, la finalidad era no afectar los comercios existentes en la localidad. También filmaron en la cantina El Tío Pepe, ubicada en la calle Dolores.

Imprimir