Rebel Cats llegará con Puro Cañazo al Marvín | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Rebel Cats llegará con Puro Cañazo al Marvín

El grupo de rockabilly se prepara para su tercera participación en el Festival Marvin, con temas como “Calaveras y Diablitos” o “La Dosis Perfecta”.

Rebel Cats llegará con Puro Cañazo al Marvín | La Crónica de Hoy
Esperan contar con la participación de músicos invitados durante su presentación.

Una de las agrupaciones de rockabilly más sobresalientes dentro de la escena local, llegará al Festival Marvin – que se llevará a cabo del 16 al 18 de mayo en varios foros y espacios del circuito Roma-Condesa– con Puro Cañonazo, su álbum tributo a los éxitos noventeros del rock pop comercial. El material fue producido por Jay de la Cueva (Fobia y Moderatto), ayudado por su padre, Javier de la Cueva.

“El primer Marvín que hicimos fue en el Caradura, nos tocó compartir con Carla Morrison, el segundo ya fue en el Parque España, pudieron entrar niños, entonces estuvo muy padre; ahora, si no me equivoco, nos toca cerrar en el Bizarro, nunca había tocado en este foro nuevo que se acaba de unir al festival, entonces estará bueno”, mencionó Vince a Crónica.

Aunque no descartan la posibilidad de contar con la participación de músicos invitados durante su presentación, tampoco quisieron confirmar ningún nombre, apelando a los imperfectos que en ocasiones pueden presentarse durante las colaboraciones en vivo.

“Muchas veces también nos hemos llevado sorpresas. Alguna vez vimos a un amigo tocando a lado de nosotros y le dijimos ‘¡hey, súbete a tocar!’ En realidad eso nos ha pasado varias veces. De repente en Zacatecas aparece Luis Humberto de Enjambre y se pone chido, o de repente el Abulón se sube; una vez ya teníamos confirmada la participación de Denisse Gutiérrez (Hello Seahorse) y se súper enfermó de la garganta, se quedó afónica y, pues nada”, explicó.

A propósito del reciente material, Rebel Cats salió de su zona de confort y experimentó con otros ritmos que los llevaron a crear un sonido nuevo, más pulido, pero sin perder la esencia de la banda: “Estamos sonando como queríamos después de 14 años”, dijo Vince.

“Lo que platicábamos con Jay es que los discos sonaban sobre producidos, tienen trombón y piano al mismo tiempo, un chorro de voces, y en vivo no está pasando. Necesitábamos un pianista de verdad, necesitábamos algo que se mostrara; estamos muy influenciados por el doop-wow, el género de las boy bands de los años 50, eran puras armonías de voces”, admitió a la vez que habló sobre el espectáculo que tienen preparado para el Marvin.

“Todo el tiempo queremos mejorar el sonido, los años 50 dieron diferentes ritmos, el calipso es otro ritmo, el hoonki es otro. A lo largo del camino hemos querido hacer muchos de estos sonidos y ahora lo estamos logrando”, concluyó.

Imprimir