AMLO desconoce el uso de testigos protegidos en la CFE | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

AMLO desconoce el uso de testigos protegidos en la CFE

Avala, sin embargo, el fomento de la denuncia contra la corrupción. En caso de cometer errores, se rectificará, advierte

AMLO desconoce el uso de testigos protegidos en la CFE  | La Crónica de Hoy

Aunque dijo desconocer los lineamientos aprobados en la Comisión Federal de Electricidad para perseguir corruptos —como el uso de testigos protegidos y acusaciones anónimas— el presidente Andrés Manuel López Obrador avaló el fomento de la denuncia, desde todos los frentes, para destapar negocios ilícitos.

Y en el caso, dijo, de cometerse errores, “se rectificará”.

Hace unos días Crónica difundió detalles del Plan Anticorrupción presentado por el titular de la CFE, Manuel Bartlett, en el cual se contempla un área especial para atender chivatazos, el empleo de denunciantes protegidos y la institucionalización de la sospecha.

“Todo el que sepa de un presunto delito, tiene la obligación moral de denunciarlo, que nos ayuden”, pidió ayer el mandatario. “Hay cosas que no se pueden ocultar: además los corruptos, por lo general, son muy fantoches, lo primero que hacen es comprarse residencias, carros de lujo, empiezan a gastar en ropa extravagante, se nota cómo vive el vecino, ya se mudó, ya no vive en la Doctores, se fue a Las Lomas, todo eso, que se denuncie”.

—¿Entonces aprueba la utilización de estas figuras? —se cuestionó al tabasqueño.

—No conozco estas normas, pero sí creo que todos debemos de contribuir para erradicar por completo la corrupción.

Respecto a lo que pasaría si se denuncia a un funcionario y la información resulta falsa, comentó:

“No será el caso, porque somos cuidadosos, pero si se cometiera un error y a una gente se le afectara en su dignidad, desde aquí ofreceremos disculpas, y lo haremos cuando sea necesario, pero es mejor denunciar con elementos de prueba y limpiar”.

Los pitazos son necesarios, “porque la Cuarta Transformación somos todos, que me ayuden a empujar al elefante reumático, mañoso, que todos ayudemos, y que no se esté nada más señalando el error”.

Recientemente, la diputada priista Dulce María Sauri propuso dos adiciones al artículo 108 de la Constitución, mediante las cuales el Presidente pueda ser acusado y juzgado por dar a conocer avances de investigaciones en proceso, y demandado ante la autoridad civil por daño moral.

Según la legisladora, “las conferencias matutinas del presidente López Obrador se han convertido en una especie de tribunal de la Santa Inquisición, en el cual, después del juicio sumarísimo emitido por él, prestigios y famas son enviados a la hoguera de la opinión pública, sin posibilidad alguna de defensa”.

Imprimir