El Tren Maya amenaza el patrimonio paleontológico | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

El Tren Maya amenaza el patrimonio paleontológico

Resguardo. ¿Cuántas evidencias fósiles ha registrado el INAH en el área por donde se construirá el Tren Maya? Es una respuesta que aún no puede responder la dependencia, ya que no se han reunido el Instituto y el Gobierno de la República para hablar sobre la preservación del patrimonio paleontológico

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

Existen cuatro sitios paleontológicos registrados en el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) al sur del país, esto es en Chiapas, Quintana Roo y Yucatán. Ahí se reportan registros fósiles que van desde los 10 mil años de antigüedad hasta los 300 millones de años de antigüedad en áreas que alcanzan una extensión de 5 mil metros cuadrados.

De acuerdo con la Dirección de Registro Público de Monumentos y Zonas Arqueológicos e Históricos del INAH (oficio 401.3S.10-2019/0423) dos de estos sitios se ubican en Chiapas, uno en Quintana Roo y otro en Yucatán, entidades por donde está planeado el paso del Tren Maya.

¿Cuántas evidencias fósiles ha registrado el INAH en el área por donde se construirá el Tren Maya? Es una respuesta que aún no puede responder la dependencia ya que no se han reunido el Instituto y el Gobierno de la República para hablar sobre la preservación del patrimonio paleontológico.

En Yucatán el sitio registrado es Oxcal-San Fernando, ubicado en el municipio de Sucilá, con una extensión de 2 mil metros cuadrados y en donde sus rocas resguardan restos de animales vertebrados de la era geológica del Cenozoico, del periodo Cuaternario y de la época del Pleistoceno. Esto es, de hace 2 millones de años cuando existieron grandes mamíferos como el perezoso o el tigre dientes de sable.

Sucilá que se ubica a una hora de los municipios de Chichen Itzá, Izamal, Valldo­lid y Tulum —localidades donde se tienen proyectadas las estaciones del Tren Maya—, de los cuales, en el último (Tulum, Quintana Roo) también existe un sitio paleontológico registrado por el INAH: Caracoles y camellos, de 80 metros cuadrados, y con evidencias de restos de animales vertebrados del Cenozoico.

Los otros dos sitios prehistóricos se localizan en Ocozocoautla de Espinoza y Aguacatenango, Chiapas. El primero tiene mil metros cuadrados de extensión y evidencias de invertebrados de hace 70 millones de años, y el segundo, 5 mil metros cuadrados, con presencia de fósiles de megafauna de hace 10 mil años.

Aunque en Chiapas el Tren Maya sólo pasará por Palenque, en esa ciudad también se han encontrado especies prehistóricas, es el caso del pez Pycnodontidae perteneciente al Paleoceno de México (de 65 a 56 millones de años).

Crónica solicitó al INAH la relación de las reuniones que el instituto ha sostenido con la Secretaría de Turismo, Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y con la Oficina de la Presidencia para hablar sobre el proyecto del Tren Maya, y la respuesta (oficio 401.12C.5-2019/0514) fue que no ha habido un acercamiento.

“En mi calidad de Coordinador Nacional no he asistido en representación del Instituto Nacional de Antropología e Historia a ninguna reunión de trabajo con representantes de la Secretaría de Turismo, Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y la Oficina de la Presidencia para tratar las cuestiones que involucran al INAH en torno al patrimonio arqueológico y paleontológico que pudiera ubicarse en la obra de infraestructura del Tren Multifuncional para Fortalecer la Conectividad Turística en el Mundo Maya, el denominado Tren Maya”, respondió Pedro Sánchez Nava, coordinador nacional de arqueología.

UN EJEMPLO DE PREHISTORIA. No sólo el norte del país es un área con alta presencia de restos fósiles, el sur de México también conserva el registro de peces prehistóricos, mamuts y dinosaurios. Una entidad ejemplo de ello es Chiapas, que aunque el INAH tiene registrados dos sitios, existen más en todo el estado.

“La riqueza de Chiapas se debe a que tenemos representadas las tres grandes eras: Paleozoica, Mesozoica y Cenozoica, se reflejan en estratos con evidencias de fósiles, siendo la era Mesozoica la más presente en el estado”, comenta en entrevista Marco Antonio Coutiño José, director de paleontología de la Secretaría de Medio Ambiente e Historia Natural (SEMANH) de Chiapas.

Los fósiles de la era Paleozoica datan de 300 millones de años de antigüedad y los fósiles de la era Mesozoica son de 70 millones de años, 90 millones de años y 200 millones de años. De la era más reciente, Cenozoico, Chiapas registra fósiles de 10 mil años, 23 millones de años, 40 millones de años y 50 millones de años.

“De lo más reciente, de hace 10 mil años, encontramos megafauna: mamut, armadillos gigantes, caballos, mastodontes, rinocerontes. Si nos vamos a 23 millones de años estamos hablando de la resina del ámbar que es muy conocida a nivel mundial por la claridad que presentan las incrustaciones,  que nos facilitan la investigación para determinar los organismos que presentan”, indica.

De hace 40 millones de años en Chiapas se encuentran organismos de ambientes marinos: cangrejos, caracoles, conchas y peces. Hace 60 millones de años la entidad estaba sumergida en un mar de poca profundidad por ello las evidencias son cangrejos, caracoles y estrellas de mar.

“Hemos encontrado peces que son especies únicas de 90 millones de años, langostas de esa misma temporalidad y si nos vamos a lo más antiguo, 300 millones de años, encontramos organismos que vivían adheridos a un sustrato del lecho marino”, señala el biólogo.

— ¿En todos los municipios hay fósiles?

— Las rocas del Paleozoico están hacia la frontera con Guatemala, por ejemplo, en el municipio de Frontera Comalapa. Otra localidad más hacia el centro del estado es el municipio de Ocozocoautla donde tenemos mucha evidencia. Los registros de 40 millones de años los encontramos en la parte sur de la capital. La megafauna está en Villaflores, Villa Corzo, Chiapa de Corzo y Suchiapa.

— ¿Existen sitios paleontológicos establecidos?

—Estamos trabajando en tener localidades establecidas donde el público pueda conocer los registros. Estamos apoyándonos por los proyectos de crear geoparques en Chiapas, eso será importante porque las localidades estarán más protegidas.

Sobre los geoparques proyectados, indica Coutiño José, existirá uno entre el Cañón del Sumidero y el Cañón Rio La Venta, área que comprende Berriozábal y Ocozocoautla. Los otros se ubicarán en los municipios de San Cristóbal de las Casas y Comitán.

— ¿Han encontrado evidencias de dinosaurios?

— Nuestros resultados han sido pocos, hace tiempo encontramos en Ocozocoautla el primer diente de dinosaurio registrado para Chiapas. Aunque tenemos la certeza de que sí existieron más, estamos trabajando en realizar las prospecciones.

El biólogo señala que parte del acervo paleontológico chiapaneco se puede conocer en el Museo de Paleontología donde resguardan la colección científica de la SEMANH: 5 mil 800 piezas, de las cuales, 250 son piezas únicas para la ciencia.

 

 

Imprimir