Mundo

India vuelve a apostar por el nacionalista Modi

El dirigente se ha adjudicado la victoria y el opositor Partido del Congreso, de los ­Nehru-Gandhi, ha asumido la derrota, dando paso a otro mandato de cinco años de la formación azafrán, que en el último lustro ha hecho crecer la economía por encima del 7 por ciento.

Narendra Modi saluda con un namasté a sus seguidores, tras confirmarse su victoria. (Foto: EFE)

El primer ministro indio, Narendra Modi, y su partido nacionalista hindú BJP se han hecho por segunda vez consecutiva con una arrolladora mayoría en las elecciones generales de la India, a falta de que se den a conocer los resultados finales.

El dirigente se ha adjudicado la victoria y el opositor Partido del Congreso, de los ­Nehru-Gandhi, ha asumido la derrota, dando paso a otro mandato de cinco años de la formación azafrán, que en el último lustro ha hecho crecer la economía por encima del 7 por ciento.

Las felicitaciones de dirigentes extranjeros y opositores regionales comenzaron a llegar horas después del comienzo del recuento, mientras que a mediodía, pese al calor, partidarios de Modi se agolpaban ante la sede del partido en Nueva Delhi para celebrar la victoria.

En una intervención de 45 minutos, Modi dedicó el triunfo a los más de 1,250 millones de indios y 600 millones de electores que acudieron a las urnas entre el 11 de abril y el 19 de mayo.

Según los últimos datos de la Comisión Electoral, más de catorce horas después del inicio del recuento, el BJP ha cosechado 169 escaños y lidera en otros 134, tumbando de un brochazo las críticas de sus detractores por la retirada de billetes que en 2016 causó una grave crisis de liquidez en el país o por el creciente desempleo.

Por su parte, tras sufrir en 2014 el peor batacazo de su historia —con solo 44 asientos—, la formación de los Gandhi ha conseguido hasta el momento 31 de los 542 escaños en juego y se perfila como ganadora en otros 21, mejorando ligeramente su anterior marca.

Rahul Gandhi, el presidente de la formación opositora, finalmente compareció ante los medios por la tarde y asumió no sólo la derrota nacional, sino la pérdida incluso de su bastión familiar, Amethi, en el estado norteño de Uttar Pradesh.

Imprimir